Empresas & Mercados

Paul Smith, sobre ética financiera: "El problema con nuestra industria es que nos servimos a nosotros primero y a los clientes después"

Paulina Breschi 01/06/2016

Explica que el rol del sector financiero se ha visto truncado "porque algunos no se comportan éticamente". Además, apunta al vacío que tienen los órganos reguladores a nivel global, por fuga de talentos.

Con la explosión de diversos casos de presunta estafa piramidal y escándalos de corrupción a nivel global, hoy el sector financiero tanto a nivel local como internacional está viviendo una crisis de credibilidad. En el marco de su visita a Chile para promover la certificación CFA, Paul Smith, CEO del CFA Institute, destacó la importancia de promover altos estándares profesionales y éticos para el correcto funcionamiento de la profesión de los negocios financieros. “Es esencial para un país que el sector financiero funcione de forma correcta y ética porque somos responsables del crecimiento del país”, destaca. 

Hoy la industria financiera vive una crisis de credibilidad…

-Desde el comienzo de la crisis financiera la ocupación de la CFA ha sido velar por la ética del negocio financiero. Siempre hemos sentido que la CFA muestra los mayores estándares de profesionalismo y ética. Sin embargo, el resto del mercado no lo ha hecho y el resultado de eso son dos cosas: primero que los inversionistas y, en cierta medida, los inversionistas institucionales, se han desilusionado de las finanzas y están cada vez menos interesados en usar intermediarios financieros para ayudarlos con sus temas financieros. Esto no es bueno porque es malo para los negocios y, más importante aún, es malo para los inversionistas, porque ahora se están “auto medicando”. Y en segundo lugar, como industria hoy existe cada vez más regulación que hace que aumenten los costos y que sea difícil hacer negocios. Eso es malo para los consumidores porque eso significa que no hay mucha innovación. Estas dos cosas, falta de confianza por parte de los inversionistas y más regulación, significan que nuestra industria está viviendo una crisis. 

¿Cuáles son los desafíos que la CFA tiene hoy en medio de esta crisis?

-Somos una voz neutral hablando de mejorar la integridad del mercado. Es esencial para un país que el sector financiero funcione de forma correcta y ética, porque somos responsables del crecimiento del país. Debiésemos ser visto como doctores (héroes), pero no lo somos, porque algunos de nosotros no se comportan éticamente.

Lo que tenemos que hacer es aumentar los estándares de la industria. No sólo en términos de credenciales, pero también en la forma en que el negocio está operando. Entonces, lo que hacemos es conversar con diferentes actores del sector de cómo mejorar los estándares, pero también cómo mejorar el modelo de negocios, cosas como: cargos por comisión, transparencia, productos aptos para los clientes, etc.

Pero ¿cuáles son los estándares básicos?

-Lo más fácil es saber si tienen algún tipo de certificación, como la CFA. Si eres una firma de inversiones en Santiago, cuánta gente calificada está manejando el dinero de los clientes. Y si es cero, ¿por qué? Qué otras calificaciones tienen. Por otro lado, tenemos el código de asset management, que es una pieza de infraestructura para asset management para autocertificarse que todos sus procedimientos están de acuerdo con los estándares éticos. Estas son dos cosas básicas que miraríamos en un negocio aquí en Santiago. ¿Tienen charterholders en posiciones de alta responsabilidad, y han adoptado un código de conducta de asset management?

¿Y la responsabilidad de los reguladores?

-Usualmente los reguladores tienen problemas porque no se puede exigir que cada compañía tenga un charterholder, porque es un estándar elevado. Creemos que es el correcto, pero no puedes alcanzarlo de la noche a la mañana. Tiene que hacerse con tiempo y en etapas, entonces discutimos con los reguladores qué es lo que están haciendo para mejorar los estándares para entrar a la profesión y con la gente que están trabajando.

En Chile explotaron recientemente casos de presuntas estafas piramidales que no eran reguladas ¿por qué cree que falta regulación?

-Lo que pasa normalmente es que el regulador tiene un problema al haber tantas personas trabajando en el sector, entonces si regulas mucha gente puede perder sus trabajos. El regulador tiene que tratar de equilibrar entre aumentar la regulación y dejar personas sin trabajo. Eso siempre se puede llamar un conflicto de interés, pero es algo que tiene que ser manejado con tiempo. También hay un desafío en el mercado: exceso de regulación. El regulador en un mercado desarrollado tiene dos roles: uno controlar y el otro es ayudar a que se desarrolle el mercado. No quieres tener un regulador que sea poco amigable con los negocios, que haga que los mercados no se desarrollen en lo absoluto. Entonces, el regulador tiene un trabajo muy difícil en términos de equilibrar esos intereses. Y muchas veces no lo hacen bien, y obviamente en este caso no lo hicieron bien y estoy seguro que se arrepienten de eso. Lo último es que los reguladores a nivel mundial tienen un problema con entrenar y educar a las personas que trabajan dentro del órgano regulador. Los reguladores tienen un  problema en tratar de mantener a sus mejores empleados y una de las cosas que tratamos de hacer en la CFA es entregar becas a los reguladores para ayudarlos a entrenar mejor a sus personas, normalmente la gente más talentosa se va a la industria y no a los reguladores. Es una industria donde hay demasiado dinero, y  naturalmente atrae a gente muy inteligente. Es por esto que es importante que haya códigos éticos implantados en la industria, porque siempre vas a ser levemente más inteligente que tu regulador, y si te comportas mal haces fácil burlar al regulador. 

Pero, ¿cómo se regula la ética en los negocios?

-Es difícil, porque siempre digo que si tu madre no te enseñó como comportarte, cuando tengas 21 va a ser un poco tarde. En nuestra propia industria tenemos que hablar más sobre profesionalismo. Si piensas en profesionales como doctores lo que distingue éticamente a esos profesionales es que sirven a otras personas. El problema con nuestra industria es que nos servimos a nosotros primero y a nuestros clientes después. Para regular hay que empezar por la base de a quién contratas: ¿estás contratando a un grupo de jóvenes agresivos que solo están en esta industria para hacerse ricos? 

Pero ¿qué pasa cuando la principal cabeza de una compañía es la que está involucrada en un escándalo? 

-Algo que últimamente está pasando en EEUU es que si te comportas mal recibes una multa, pero nadie va a la cárcel. En Inglaterra cambiaron la ley, los ejecutivos de instituciones financieras serán responsables por el comportamiento de su organización, si se demuestra que han sido negligentes. Si haces que el CEO de la compañía sea responsable por el comportamiento de la organización, te puedo prometer que el comportamiento ético cambiará, porque ningún CEO quiere ser responsable absoluto. En 1980 el negocio funcionaba poniendo primero al cliente y funcionaban como partnership, no compañías, y si algo pasaba tú eras personalmente responsable y cuando se cambió y se hizo corporativo, se pudo esconder detrás de las compañías y tener un mal comportamiento personal que no castigaba a los CEO, y eso es algo que los reguladores están finalmente tratando de solucionar.