Pago de royalty cae 27% a septiembre, pero expertos proyectan repunte el cuarto trimestre

Constanza Valenzuela 30/12/2016

En los primeros nueve meses del año el impuesto sobre la actividad minera sumó unos US$83,55 millones, cifra 27% más baja que la registrada en 2015. Las ganancias y las ventas también mostraron una contracción durante el período.

Un efecto latente ha tenido en las mineras la baja del precio del cobre y el menor valor del dólar. Esto, porque de acuerdo a información de las mineras privadas al tercer trimestre, tanto las utilidades y las ventas como su aporte al Estado, a través del royalty, mostraron un descenso frente a igual período del año anterior.

Pese a ello, la situación podría repuntar de cara a los últimos meses del ejercicio como consecuencia de una mejor cotización de la moneda estadounidense. Entre enero y septiembre cayó $52,6.

De acuerdo con información dada a conocer por las 28 mineras privadas que reportan sus resultados a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), el impuesto sobre la actividad minera -el llamado royalty- sumó, los primeros nueve meses del año, unos US$83,55 millones, cifra 27% más baja que la registrada en 2015.

En tanto, las utilidades totalizaron cerca de US$701 millones, lo que representó una baja de 56,03% en relación con el mismo lapso del año pasado.

En el desglose destacan los resultados de Collahuasi, que elevó en 22% sus utilidades en relación con igual período de 2015. Esto, según el presidente ejecutivo de la minera, Jorge Gómez, por una mayor producción de cobre fino, lo que permitió “mitigar” el precio del metal. Cabe destacar que la producción de la segunda minera privada a nivel nacional totalizó 373 mil toneladas, 18% más que el año pasado.

La mayor minera privada, Escondida -operada por BHP Billiton-, también presentó números azules, aunque redujo sus resultados en 42% en comparación con el ejercicio anterior.

En cuanto al royalty, el mayor aportante fue este último con unos US$28,9 millones, seguido de Pelambres -de AMSA- y en tercer lugar Collahuasi. 

“El royalty de las mineras está vinculado a los resultados de las mineras. Y ahí tienes que considerar el efecto precio, en primer lugar, luego el precio de los subproductos y el efecto del tiempo de cambio, que en algunos períodos de este año no se dio en el sentido habitual, que es inverso al movimiento del precio del cobre. En algunas partes de este año las dos variables se movieron en la misma dirección, por lo que no hubo un efecto compensatorio tan importante como en ocasiones anteriores”, explicó Juan Carlos Guajardo, director ejecutivo de Plusmining.

Y es que este año el metal rojo promedió, en los primeros nueve meses de este año, niveles cercanos a los registrados en medio de la crisis subprime, en 2009,  ubicándose en torno a US$2,14/libra, 17% por debajo de lo promediado el año pasado y 49% menor alo reportado en igual período de 2011, cuando encontró su peak. 

Pese a ello, expertos proyectan mejores cifras, tanto en los resultados como en el dinero que recaudará el Estado de cara a fin de año, dado que en los últimos tres meses el precio ha despegado de los US$2,20/libra, promediando unos US$2,39/libra.

“Los resultados de todo el año 2016 me parece que van a tender a mejorar, porque el precio del último periodo de este año ha sido alto. En noviembre y diciembre ha habido precios más altos de lo que venían y eso creo que será una sorpresa, comparado con los datos disponibles a septiembre. Habrá un cambio importante en los resultados”, estimó Guajardo.

Asimismo, para 2017 también hay perspectivas positivas, ya que el consenso ubica al metal rojo entorno a los US$2,40/libra, mientras que el cobre a futuro se está vendiendo en torno a los US$2,50/libra.