Empresas & Mercados

Norma fue aprobada en 2012 con amplio respaldo

Katherina Maraza 21/01/2016

Si bien el proyecto fue apoyado por una gran mayoría en ambas cámaras, aún existen cuestionamientos y dudas respecto a parlamentarios que no se marginaron.

El 19 de diciembre de 2012 fue el día clave en que, no sin detractores y polémicas de por medio, se aprobó la Ley de Pesca y fue despachada por el Congreso Nacional. Ley que finalmente promulgó el ex presidente Sebastián Piñera el 9 de febrero de 2013.

El debate comenzó a cerrarse el día anterior, ya que el 18 de diciembre la Cámara de Diputados realizó la votación decisiva respecto del informe de la Comisión Mixta, que fue aprobado con 71 votos a favor, 30 en contra y 12 abstenciones, dando paso a su evaluación en el Senado.

Al día siguiente el mismo informe fue votado en la Cámara Alta, donde 23 de los 34 senadores presentes votaron a favor, 7 en contra y 4 abstenciones.

Con este resultado, la normativa quedó en condiciones de ser despachada por la Cámara Baja para su posterior promulgación, previo control del Tribunal Constitucional.

Durante el debate, fueron relevantes los cuestionamientos a algunos parlamentarios por un eventual conflicto de interés en su participación en el proceso. Incluso tras la admisibilidad del proyecto que busca anular la Ley de Pesca reflotaron en el debate público.

La diputada Marta Isasi (Partido Acción Regionalista) fue criticada por no inhabilitarse del proceso pese a haber recibido fondos para el financiamiento de su campaña de parte de Corpesca.

Otro caso es el del también diputado Jorge Ulloa (UDI) quien fue acusado por una supuesta relación con Cargo Services Limitada, firma que prestaba servicios de transporte a grandes pesqueras de la Octava Región, entre las que figuraba Blumar.

Ambos parlamentarios participaron de la votación decisiva sobre este proyecto. La diputada Isasi lo hizo en contra de la aprobación del informe de la comisión mixta, mientras Ulloa optó por aprobarlo.

En tanto, en el caso los senadores aparecen Carlos Larraín (RN), cuestionado por ser accionista de la sociedad pesquera Coloso; Alejandro García-Huidobro (UDI) por su supuesta participación en Navarino mediante un fondo de inversión; Andrés Zaldívar (DC), quién tendría un hermano accionista de una pesquera; Jovino Novoa (UDI), por su supuesta participación en una empresa exportadora de productos del mar, y finalmente Jaime Orpis (en ese entonces UDI), también por recibir fondos de Corpesca.

Larraín fue el único que se marginó, mientras que García-Huidobro, Novoa, Orpis  y Zaldívar votaron a favor.

Archivos relacionados