Empresas & Mercados

Menor aversión global al riesgo afecta a mercado local: dólar sube $8,1 en primera sesión del año

B. Sifón y X. Celedón 05/01/2016

La divisa cerró en su mayor nivel desde el 15 de abril de 2003, mientras que el cobre retrocedió un 1,21%. El IPSA de la Bolsa de Comercio, pese a que abrió al alza, no demoró en acoplarse a la tendencia bajista de sus pares internacionales.

Fue un día de aversión al riesgo a nivel global y así quedó claro sobre todo al mirar lo que pasó en el mercado cambiario chileno: el primer día hábil de 2016 comenzó con el dólar subiendo nada menos que $8,1, su mayor alza desde el 16 de noviembre del año pasado y su precio más elevado desde el 15 de abril de 2003.

El elemento común que explicó las aprensiones de los inversionistas no sólo en el mercado cambiario sino que también en la bolsa santiaguina, fue China con sus débiles cifras de actividad fabril, que se contrajeron una vez más en diciembre.

La cifra impactó de lleno en el mercado del cobre, debido al efecto que ello podría tener en la demanda del metal  y que llevó a que en su primera jornada del año retrocediera un 1,21% en la Bolsa de Metales de Londres cerrando en US$2,1069 la libra. El futuro a tres meses cedió un 1,30%.

“En general, los mercados financieros respondieron a la baja ante una nueva caída en el mercado bursátil de China. Nuevas dudas respecto a su desempeño económico de corto plazo han hecho retroceder a los precios de metales, entre ellos el del cobre. Con ello, las monedas regionales también muestran una importante depreciación”, puntualiza Felipe Ruiz, economista de BCI.

Adicionalmente, un débil dato de actividad manufacturera en Estados Unidos y cifras que reforzaron la ausencia de presiones inflacionarias desde Europa motivaron importantes caídas en las bolsas y en los rendimientos soberanos en el mundo desarrollado, en un contexto donde los precios del petróleo se ven afectados por nuevos conflictos políticos en Medio Oriente. “Con todo, los indicadores de volatilidad se incrementan y la evolución en precios de materias primas será el principal determinante para el mercado cambiario en el corto plazo”, añade Ruiz.

El metal rojo “no ha sido capaz de recuperar terreno y los datos de la economía china, que es el principal consumidor, siguen siendo débiles y entregan más dudas que certezas”, señala José Raúl Godoy, analista de Mercados de xDirect, quien añade que “técnicamente vemos caídas en el precio del cobre hacia los US$2,0 la libra nuevamente”.

Todo este escenario llevó a que ayer el peso se ubicara entre las monedas que más se depreciaron contra el dólar estadounidense, antecedido por los descensos que anotaron el peso argentino (-1,94%), el real (-1,84%) y el dólar australiano (-1,68%).

Dado ello, Samuel Levy, jefe del departamento de estudios de ForexChile, destaca que “si el dólar logra superar los $718, los próximos objetivos se ubican en torno a los $725”.

El peor inicio de año desde 2008

A nivel del mercado bursátil local, no era mucho lo que se podía esperar para la bolsa en una jornada marcada por los malos antecedentes desde China.

Dado ello, no llamó la atención entre los inversionistas que la Bolsa de Santiago tuviera su peor comienzo de año desde 2008 y pese a que la primera jornada hábil de 2016 se inició con una leve alza de 0,19%, en menos de media hora cambió el panorama para teñirse de rojo y sumarse a la tónica que se veía a nivel internacional. El panorama externo fue la principal razón para explicar el retroceso de 1,57% con que cerró finalmente la sesión.

De todas maneras, y en línea con lo ocurrido al cierre de 2015, el IPSA tuvo una de las menores caídas en dólares (2,72%) respecto a sus pares regionales: el S&P de la Bolsa de Valores de Lima retrocedió un 0,12%, mientras que el IPC de México otro 2,54%. Todo mientras que entre los operadores se asegura que, una vez más, la volatilidad será la tónica del mercado local.

Archivos relacionados