2311688_500.jpg

Melandri: "No les pregunten a los bancos ahora por qué no prestan plata"

Ximena Celedón 07/07/2016

El country head de Banco Santander Chile apunta a los efectos que ha tenido la mayor regulación en el sector.

Madrid.-Para Claudio Melandri, gerente general y country head de Banco Santander Chile, cuando los temas técnicos se deciden según criterios que no son técnicos, se corre el riesgo de generar malas políticas públicas. Y su punto de vista crítico apunta a las decisiones de regulación sobre la banca que se han adoptado en los últimos años, algunas de las cuales están dejando fuera del sistema financiero formal a una parte de la ciudadanía.

Reunido con periodistas chilenos en una pausa del XV Encuentro Santander América Latina, que finaliza hoy en Madrid (al cual PULSO fue invitado), el ejecutivo señaló que le anticipó a las autoridades lo que iba a suceder con las políticas públicas cuando se fijaran los precios (con el término del consentimiento tácito en los contratos) y con el acceso al crédito (ante la rebaja de la Tasa Máxima Convencional). “Y eso es lo que está pasando ahora. No les pregunten a los bancos ahora por qué no prestamos plata”, afirmó. “Con estas medidas que ha habido de fijación de tasas, a la gente que está debajo de la máxima legal no se le puede prestar. Por ello, hoy día han proliferado las financieras informales”, comentó, refiriéndose al efecto que ha tenido la baja de la TMC.

Y es justamente esto último el ejemplo que usa para señalar que “cuando en temas técnicos se actúa en forma no técnica, se corre el riesgo de generar malas políticas públicas”. Para Melandri era evidente que la TMC era cara, pero faltó análisis técnico. “La pregunta que había que hacerse era por qué a algunas personas yo les podía cobrar el 10% o 12% anual y a otras persona el 50%”. La tasa se bajó al 30% y ¿qué pasó en dos años? “Ha quedado gente fuera del sistema financiero y esa gente entra a un sistema informal, donde hay usura, donde no hay sistema de protección al consumidor. ¿Qué era mejor? ¿Tratar de mejorar la políticas públicas y la información financiera para poder inferir comportamientos de pago o fijar los precios?”, se preguntó. Estimó en unas 300 mil la cifra de personas que habrían salido del sistema financiero como consecuencia de dicha rebaja.

El punto, destacó, es que cuando se rebajó la TMC no había -y todavía no lo hay, añadió-, un sistema de deuda común en Chile. “Cuando tú prestas dinero, tienes que saber cuánto gana una persona, si paga al día o no, pero también tienes que saber cuánto debe y ¡no sabes cuánto debe! (…) Y eso no se ha arreglado nunca”, precisó, añadiendo que “la gente se sigue sobreendeudando y a tasas más caras y en empresas que están al margen de la ley y abusan de la gente. Las reglas del juego para los oferentes de crédito en Chile todavía no son parejas”.

Melandri señaló que lo que ocurre hoy es posible verlo en los flujos; sin embargo, “cuando veamos las cifras agregadas y veamos que el país se está desbancarizando, hay que preguntarse si fue efectivo fijar los precios o era mejor tener una política, donde, por ejemplo, tengamos un buró compartido de deuda para poder inferir los comportamientos de pago y poder fijar los precios en función del riesgo esperado de determinado sector”.

No en el mismo saco. Claudio Melandri también tiene una opinión clara para otros hechos que ocurren en la sociedad chilena. “Cuando veo que nos olvidamos de las políticas de los consensos y de saber escuchar a otra persona me da rabia. Cuando veo que hay financiamiento ilegal a la política a costa de los impuestos de los chilenos, me da rabia y cuando veo que hay colusión también me da rabia y eso nos tiene a todos enojados”, afirmó. 

No obstante, se apuró en señalar que “a mí no me vengan con que todas las empresas son ladrones y todos los empresarios son ladrones. En Chile la mayoría de los empresarios y los ejecutivos somos personas que nos hemos ganado las cosas en forma honesta”.