2248431_500.jpg

Empresas & Mercados

Mayor salmonera del mundo interviene su filial en Chile tras fuerte deterioro de sus cifras

Leonardo Cárdenas 01/02/2016

Marine Harvest puso a un ejecutivo noruego a cargo del área productiva, en respuesta al complejo escenario que enfrenta en Chile por el alza de costos.

En medio de la “tormenta perfecta” que asola desde hace meses a la industria salmonera, que enfrenta magras cifras de rentabilidad, Marine Harvest, la mayor salmonera del mundo puso en marcha un plan para levantar su operación chilena.

Hace unas semanas la compañía, -controlada por el magnate noruego John Fredriksen- decidió meter mano en la compañía, debido al complejo escenario de alza creciente en sus pérdidas operacionales.

A mediados de enero, Marine Harvest nombró a Per Roar Gjerde como subgerente general de la unidad de negocios. Si bien la compañía asegura que no viene a ser un interventor, sí admiten que el cargo antes no existía y que el foco del ejecutivo noruego estará puesto en el área productiva de la filial chilena.

El arribo del ejecutivo noruego se produce en el marco del permanente intercambio de conocimientos y experiencias entre Chile y Noruega. Tanto así que Marine Harvest Chile ha exportado ejecutivos a Canadá y Noruega. 

De hecho, el jefe del área de Medio Ambiente de Marine Harvest Chile se encuentra desempeñando funciones en Noruega. En tanto, el encargado de Salud Animal se encuentra en Canadá. 

Per Roar tiene 48 años, es economista de la Norwegian School of Economics (NHH) y cuenta con una amplia experiencia y trayectoria en el sector. Los últimos ocho años se desempeñó como gerente general de la región oeste de Marine Harvest Noruega. 

El plan que dispuso la compañía es que su permanencia en Chile se extienda por 12 meses. “Se centrará principalmente en el intercambio de buenas prácticas entre Noruega y Chile y en el trabajo diario de las operaciones”, confirmó Marine Harvest Chile a PULSO. 

La matriz igualmente decidió mantener el organigrama actual, liderado por el actual gerente general de Marine Harvest Chile, Roberto Riethmüller. Sin embargo, creó el cargo del nuevo ejecutivo noruego.

Pérdidas

En su último reporte financiero, hecho público la semana pasada, la empresa reveló que su margen operacional en Noruega llegó en el cuarto trimestre a 12.1 coronas noruegas por kilo de salmón (US$1,38), mientras que en Chile es al revés: 12.3 coronas noruegas (US$1,4) de pérdida operacional por la misma unidad. 

Esta cifra es 80% mayor que los US$0,77 que reportó la empresa como pérdida por kilo al tercer trimestre del año pasado, reflejo de la profundización de la crisis.

Archivos relacionados