2310948_500.jpg

Martín Pérez, líder empresarial de Perú: "Poco a poco va a haber un mayor flujo de capitales con Chile"

Constanza Valenzuela 05/07/2016

El líder del empresariado del vecino país proyecta la futura llegada de más compañías de capital peruano a Chile. Respecto al recambio político asegura: "PPK tiene que generar confianza pronto, en los primeros 100 días".

Mayores intercambios comerciales en el horizonte ve el presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (Confiep) – organización que agrupa al empresariado peruano- y director de Credicorp, Martín Pérez.

El empresario -que participó la semana pasada de la cumbre de la Alianza del Pacífico en Puerto Varas- expondrá hoy en Foro Perú organizado por Icare sobre los desafíos del país vecino tras la pronta llegada del presidente electo Pedro Pablo Kuczynski. “Tenemos tres grandes desafíos: combatir la informalidad, reafirmar la institucionalidad -dentro de eso, la lucha contra la corrupción-, y el tercero, y quizás el más importante, cómo tenemos presente los empresarios la agenda social”, advierte.

Pérez también se refiere a la relación comercial entre ambos países, y aunque observa una lenta llegada de las empresas peruanas al escenario nacional, proyecta una mayor integración en el futuro. 

¿Hay interés de las empresas peruanas por llegar a Chile?

-Diría que sí. El proceso de internacionalización de las empresas peruanas es más lento que el chileno. En lo primero que se ha avanzado es en el tema gastronómico. También hay inversiones del grupo Brescia, sé que Graña y Montero y Cosapi también están presentes. Creo que poco a poco va a haber un mayor flujo entre capitales del Perú y Chile. 

¿En qué área podrían entrar?

-En el sector de alimentos. Puede entrar Alicorp… Lo que pasa es que todavía hay tanto por hacer en el Perú, el mercado no está totalmente maduro en una serie de categorías y la necesidad de inversión en el Perú son enormes; hay brechas de infraestructura en salud, educación, energía, vial y vivienda. Entonces, todavía el mercado de Perú no ha llegado a un nivel de maduración como sí ha llegado el de Chile. Las empresas peruanas van a seguir invirtiendo de manera orgánica en el Perú. Las que han dado un salto son aquellas que se han ido internacionalizando hace unos años, como Graña y Montero, o los grupos grandes como Brescia. Ahora, quizás si se presentan más oportunidades en energía, en el caso de Perú, más empresas chilenas van a ir a invertir. Ya hay presencia importante en energía y creo que va a darse una asociación entre algunas empresas peruanas con algunas chilenas.

En la cumbre de la Alianza del Pacífico se habló mucho de integración ¿Cómo ven este proceso?

-Una de las características que hace a la Alianza del Pacífico muy rica es la participación empresarial activa, junto con los ministros y presidentes. Sería muy complicado hablar de la homologación de muchas normas, pero sí creo que podemos hablar de que las consecuencias de determinadas normas sean similares, por ejemplo, el tema en industrias específicas. En el tema de ganancias de capital, lo que se dio en Perú fue una norma que recoge lo que la norma chilena prevé para el tratamiento del tema en la Bolsa de Valores, pero también recoge la de Colombia. Entonces, dadas las condiciones creo que sí se pueden dar estas interconexiones. En el tema más comercial todos los temas fitosanitarios, de cara a que Chile y Perú pueda hacer un esfuerzo de marketing para venderle a terceros mucho más grandes que nosotros, va a llevar a que tengamos estándares muy parecido y que podamos incorporar dentro de nuestros territorios tratamientos fitosanitarios iguales. Pero no solo debemos preocuparnos de los productos sino también del flujo de personas, cómo hacemos que los ciudadanos chilenos trabajen en Perú y viceversa.

¿Para Perú es interesante intensificar el comercio bilateral considerando que Chile tiene menores perspectivas y crece a menor ritmo?

-Las relaciones entre países no las tenemos que ver en el hoy (…) Hay momentos en que Perú podrá estar mejor y momentos en que Chile estará mejor, pero ambos países tienen sus potencialidades y capacidades. Por ejemplo, puede ser que Chile no tenga un buen momento de crecimiento pero el conocimiento agroexportador que tiene en determinados cultivos es realmente importante para Perú. 

Respecto a la situación actual de Perú, ¿Cuáles son los desafíos en los tres ejes que señalaba?

-En el tema de la informalidad, evidentemente tenemos que hacer algo avezado, importante, porque con un 74% de informalidad laboral es muy difícil que podamos avanzar de manera sostenible hacia el futuro. En el tema de la informalidad, evidentemente en el caso de Perú tenemos que enfrentar con rapidez, ya el Perú es un país de ingresos medios donde todos los economistas coinciden que no hay una medida económica que te va a ayudar a crecer de manera sostenida. Hemos hecho muchas cosas bien en el pasado, hemos sacado 9 millones de peruanos de pobreza, por lo que tenemos que buscar todos los elementos que conformen un clima favorable a la inversión y la institucionalidad lo es. Y finalmente, la agenda social lo que significa es pongamos al ciudadano en el centro del debate, en el centro de las necesidades de la sociedad. Hablar de agenda social es hablar de competitividad, de hablar de bienestar, de cómo preocuparnos por nosotros mismos. Ya el crecimiento por sí solo no es suficiente para las clases medias.

¿Cómo está viendo el empresariado la llegada de Pedro Pablo Kuczynski?

-Creo que Pedro Pablo tiene que generar confianza pronto, en los primeros 100 días, en los ciudadanos y en los empresarios. Los ciudadanos porque la gran inversión viene de pequeñas y medianas empresas, que explican el 70% de la inversión, entonces necesita pronto generar confianzas. Por supuesto que tiene que destrabar decenas de miles de millones de dólares de proyectos que están entrampados por excesiva burocracia, excesiva tramitología, pero a su vez creo si se confirma que Fernando Zavala es el próximo primer ministro va a ser muy convocante, y Zavala es garantía de concertación.