Empresas & Mercados

Los US$577 millones que podrían quedar fuera del fideicomiso de Sebastián Piñera

Maximiliano Villena 20/03/2017

Los fondos administrados por Odisea -a través de la cual Bancard participa en Exalmar- quedarían fuera, ya que en ella participan sus familiares y no él directamente como exige la ley.

Con una fortuna estimada en US$2.500 millones, la candidatura presidencial que mañana anunciará Sebastián Piñera está en la polémica. Las críticas surgidas tras las compras de acciones de la pesquera peruana Exalmar en medio del litigio limítrofe con Perú, y las visitas a La Moneda de Nicolás Noguera, gerente general de su family office, han llevado las miradas del mundo político sobre la fórmula que el ex mandatario utilizará para volver a armar un fideicomiso, tal como ocurrió en 2009, pero esta vez uno que le permita limitar aún más los eventuales conflictos de interés.

La fórmula anterior entregó a LarrainVial, Celfin (hoy BTG Pactual), Moneda y Bice bajo fideicomiso activos por cerca de US$400 millones, pero quedaron fuera de éstos las inversiones en el exterior y los recursos recaudados con las ventas de Lan, Chilevisión y Colo Colo, valorados en unos US$1.700 millones. Del total que a la fecha administra Bancard, en torno a US$1.800 millones están fuera del país, inversiones que justamente son las que han generado la polémica, pero que no forman parte del patrimonio de Sebastián Piñera.

En Bancard existen dos líneas patrimoniales. Por una parte, están las sociedades controladas por el ex mandatario y, por otro, las pertenecientes a su familia, con una serie de firmas mixtas en medio. Aquellas a través de las cuales participa en la pesquera peruana son de propiedad de su familia.

Bancard International Investmen Inc., domiciliada en las Islas Vírgenes Británicas, cuenta con un capital de US$102 millones y su control radica en Inversiones Odisea, la que en septiembre de 2014 recibió un aporte de capital que le permitió pasar de $37.201 millones a $382.633 millones (US$577 millones), recursos aportados por una sociedad aguas arriba: Inversiones La Iliada, en la cual figuran como socios sus hijos Sebastián y Cristóbal, y sus nietos Juan de Dios, Esperanza, León y Magdalena Rossel Piñera, y Tomás Levy Piñera.

Odisea (en la que además de Iliada están los hijos del matrimonio Piñera Morel), de hecho, configura una especie de holding de inversiones de la familia. Esta compañía posee el 99,9% de las cuotas de Mediterráneo Fondo de Inversión Privado, controla Administradora Bancorp e Inversiones Eneida S.à r.l. SPF, sociedad domiciliada en Luxemburgo que cuenta con un capital de US$32 millones.

¿En qué sociedad participa el ex Presidente? A 2008, Bancard Inversiones Limitada contaba con un capital de $90.224 millones, según el registro del Conservador de Santiago, de los cuales el 66,8% fue aportado por Sebastián Piñera Echenique.

Este es justamente uno de los problemas que se encuentran analizando en Bancard. Por una parte, la ley deja fuera de obligaciones de fideicomiso las inversiones de los familiares de quienes tienen un cargo público, lo que ya excluye los $382 mil millones de Odisea y sus inversiones en Exalmar. Pero, también, podrían quedar fuera casi todas las inversiones del ex mandatario.

El artículo 26 de la Ley 20.880, promulgada en 2016, establece que autoridades como el presidente, ministros, subsecretarios, diputados y senadores, entre otros, “que sean titulares” de acciones de sociedades anónimas abiertas o instrumentos de oferta pública de entidades chilenas inscritas en la SVS o SBIF y que superen las UF25.000, deberán constituir un fideicomiso ciego. Esta definición, por una parte, implica que sólo quienes, en su calidad de persona natural, tengan estos tipos de instrumentos deben establecer un fideicomiso, pero también significaría que las sociedades cerradas quedarían fuera.

Con esto, Bancard, y las sociedades que de ella cuelgan- como Santa Cecilia y las inmobiliarias- no tendrían que quedar al alero de un fideicomiso ciego.

Bajo la redacción de la ley, ya lo realizado por Piñera en 2009 excede lo exigido, sin embargo mañana se espera que anuncie un fideicomiso que abarque mucho más.