Empresas & Mercados

Los desafíos de la Comisión para el Mercado Financiero, según sus consejeros

M. Villena / M. Marusic 24/07/2017

El 12 de julio fue la primera vez que los integrantes de la CMF hablaron públicamente sobre el rol que jugará la entidad y sus desafíos en la nueva institucionalidad.

Rosario Celedón apunta a una agenda para profundizar el mercado de capitales

Fue una de las personas que justamente participó en el diseño y elaboración en el proyecto de ley que creó la Comisión para el Mercado Financiero: Rosario Celedón Förster primero colaboró con este objetivo desde la SVS, y luego desde el Ministerio de Hacienda.

Así, el pasado 12 de julio, antes de ser confirmada por el Parlamento como comisionada, planteó frente al Senado una serie de desafíos que enfrentará la CMF: “Desarrollar mecanismos eficaces para velar por la transparencia y eficiencia de los mercados y entidades supervisadas, promover en éstas una cultura de adecuada gestión de riesgos y contribuir a una amplia y oportuna difusión de información pública y estadísticas que contribuyan al análisis y toma de decisiones”, detalló.

Asimismo, cree que uno de los roles de la Comisión será promover “en forma proactiva una agenda regulatoria que contribuya al desarrollo y profundización de nuestro mercado de capitales, sustentado en un sistema integrado de evaluación de impacto regulatorio y de coordinación e intercambio de información con otros reguladores sectoriales”.

También tuvo palabras para la eventual incorporación de la SBIF a la CMF: “Presentaría un desafío en sí mismo, en tanto implicaría avanzar en la dirección de un modelo integrado de supervisión”, puntualizó.

Por otro lado, se refirió al supuesto básico que debe tener el regulador para lograr un buen desempeño. Para esto, debería “contar con un gobierno corporativo y una estructura interna sólida, que le permita ejercer sus funciones y atribuciones actuando en forma objetiva, técnica, imparcial y consistente, sin conflictos de interés o influencia indebida, ponderando adecuadamente las herramientas con que cuenta y la eficacia relativa de las medidas que adopta, ya sea en su rol de catalizador de iniciativas de mercado, como regulador e intérprete de la normativa sectorial, o bien al hacer efectivo el cumplimiento de la ley a través de la fiscalización y sanción de incumplimientos, en su caso”.

Christian Larraín destaca la ausencia de supervisión en conglomerados financieros

Con el foco en el mercado de capitales, Christian Larraín Pizarro señaló en su discurso ante el Senado que actualmente a nivel local “la capitalización de mercado es comparativamente grande, pero, en general, poco líquido. Esto incrementa el costo accionario, incentiva la deuda corporativa y dificulta el ajuste de los precios de los instrumentos financieros a sus valores”. En esa línea, adelantó que uno de los focos que debe tener el regulador radica en la internacionalización creciente del mercado de capitales y la exportación de servicios financieros, tanto de lo agentes locales hacia el exterior, como de la llegada de actores extranjeros.

El experto en banca y consultor fue más allá y ejemplificó con el pasaporte para fondos mutuos extranjeros. Asimismo, planteó que estudios hechos por el FMI “han identificado la protección de los accionistas minoritarios y el fortalecimiento de la transparencia, como elementos relevantes para el mejoramiento de la liquidez”.

Por otro lado, advirtió que uno de los mayores retos actuales es la ausencia de supervisión de conglomerados financieros. “Esto plantea desafíos de diversa índole, algunos de los cuales dicen relación con garantizar una adecuación de capital a nivel de los conglomerados, como la existencia de buenos estándares de transparencia corporativa que se dificultan por la existencia de estructuras piramidales”, detalló.

En esa línea, explicó que el proyecto que modifica la Ley General de Bancos (LGB) “puede ser una contribución a este desafío. Al estar las distintas partes del conglomerado bajo la mirada de un único organismo supervisor que sería la CMF, se facilita la evaluación de riesgos y la toma de decisiones coordinadas que afecten a distintas partes del conglomerado”.

Respecto a la blanca y los seguros, planteó que otro de los desafíos de la CMF será definir el modelo de estructura organizacional para abordar los objetivos relacionados con problemas de solvencia.

Mauricio Larraín resalta los espacios para mejorar la regulación

“La primera comisión enfrentará diversos desafíos, incluyendo aspectos de coordinación, trabajo en equipo y cambios en cultura organizacional. Me comprometo desde ya a entregar todo mi esfuerzo y dedicación al desafío de implementar este nuevo marco regulatorio en Chile”. Con esas palabras Mauricio Larraín Errázuriz resumió los desafíos que plantea, según su visión, la CMF para los comisionados.

Sobre la regulación financiera, el economista de la Universidad Católica destacó que el país tiene “un esquema sólido de regulación del mercado financiero, con reconocimiento a nivel internacional. Pero en un mundo dinámico que cambia constantemente, siempre hay espacio para hacer mejoras”. De este modo, comentó que con la Comisión que fusiona a la SVS y la SBIF, se concretaron cuatro grandes cambios para mejorar la regulación financiera:

1 El tránsito de un organismo unipersonal a uno colegiado. “Estoy persuadido que el trabajo en equipo y el intercambio de visiones dentro de la Comisión se traducirá en un aporte significativo al proceso regulatorio”, señaló.

2 La duración del cargo de los comisionados. En el caso de Cowan y Mauricio Larraín, durarán seis años en el puesto, mientras que serán tres años para Celedón y Larraín Pizarro. En ese sentido, el socio de la consultora Larraín y Larraín adelantó que los seis años permiten “trabajar con una visión de mediano y largo plazo”.

3 El paso de un sistema de regulación por industria, a uno de regulación integral. Esto da “una visión más global del mercado financiero”, sostuvo.

4 El avance en el proceso sancionatorio. Esto, detalló, porque “al separar las funciones de investigación y sanción se le entrega mayores garantías de un debido proceso al investigado”.

Kevin Cowan llama a modernizar ley de compañías de seguros y LGB

Dejando entrever su expertise en la banca, Kevin Cowan Logan señaló que hay dos desafíos importantes: en primer lugar, llamó a avanzar en la actualización de la Ley General de Bancos (LGB), y destacó en esa línea el proyecto ingresado al Congreso. “Si bien la banca en Chile se ha mostrado resiliente a una serie de eventos en años recientes, se ha ido abriendo una brecha importante entre las mejores prácticas de regulación globales y la normativa chilena. El proyecto de ley que se ha ingresado recientemente al Congreso, cierra estas brechas e introduce la flexibilidad para que el regulador introduzca cambios adicionales en la medida que sean necesarios”, indicó.

Como segundo punto, dijo que es preciso reactivar la discusión sobre la modernización de la legislación de las compañías de seguros. “Si bien la SVS ha hecho avances importantes dentro del marco legal existente en supervisión basada en riesgos y en ejercicios de capital basado en riesgo, hay espacios para mejorar la legislación y acercarla a las mejores prácticas internacionales, en línea con el proyecto de ley ya ingresado al Congreso. Esta discusión es relevante dado el crecimiento del sector y la importancia de las compañías de seguros de vida en el sistema de pensiones chileno”, apuntó.

Al respecto, el senador UDI, Juan Antonio Coloma, comentó que el Gobierno se ha preocupado de actualizar la legislación bancaria, pero no han tenido novedades sobre la modernización de la legislación de seguros. Así, pidió a Cowan entregar más detalles sobre la importancia de ésta.

El ingeniero comercial de la Universidad Católica destacó que las compañías de seguros de vida han tomado relevancia en el sistema de pensiones. Por este motivo, advirtió que se requieren nuevas regulaciones para aumentar las exigencias de capital y dar mayor flexibilidad que les permita hacer inversiones más rentables.