Empresas & Mercados

¿Llegó el momento de invertir en Brasil? Los inversionistas globales elevan su exposición

L. Ruiz Y Agencias 13/05/2016

BlackRock, el gestor de activos más grande del mundo, hizo un enorme cambio desde infraponderar a Brasil en marzo a sobreponderar, ya que se espera que el nuevo gobierno de Temer sea mucho más amigable con los mercados.

El nuevo gobierno de Brasil deberá convencer a los actores internacionales de su credibilidad, pero importantes gestores de fondos globales, como BlackRock, ya incrementaron su exposición al país incluso antes de que la presidenta Dilma Rousseff fuera suspendida de su cargo ayer. No obstante, los inversionistas siguen recelosos sobre las perspectivas de recuperación de la mayor economía latinoamericana.

La sola posibilidad de que Temer, un político de centro considerado más cercano a los empresarios, se convirtiera en presidente logró impulsar el índice de acciones brasileñas Bovespa 22,82% y al real un 13,89% frente al dólar, en lo que va del año. El alza del real es la mayor entre todas las monedas del mundo.

En tanto, los seguros contra riesgo de impago de deudas (CDS a 5 años), retrocedieron 0,17% ayer, mientras que en lo que va del año han caído 34,01%, reflejando mayor confianza de los mercados ante la anticipada salida de la ahora suspendida mandataria.

Temer, que asumió el mando ayer después de que el Senado se pronunció en favor de un juicio político contra Rousseff, anunció su nuevo gabinete de 21 ministros, incluyendo al ex-presidente del Banco Central, Henrique Meirelles, como nuevo ministro de Hacienda.

Rousseff fue suspendida para enfrentar un juicio por cargos de manipulación de cuentas públicas. Su popularidad se vio duramente golpeada por un extensa investigación de un esquema de sobornos en la estatal Petrobras, desplegado cuando ella se desempeñaba como presidenta de la compañía.

En su fondo latinoamericano, BlackRock -el gestor de activos más grande del mundo- hizo lo que el administrador de carteras William Landers llamó “un enorme cambio” desde infraponderar a Brasil en marzo a sobreponderar.

“Mi expectativa es que tendremos un gobierno mucho más amigable con los mercados llegando a Brasilia, con un gabinete fuerte, un banco central sólido y que realmente volveremos a la fórmula que funcionó en Brasil”, dijo Landers a la agencia Reuters.

En tanto Michael Reynal, gestor de cartera de RS Emerging Markets Equity Fund, una unidad de Guardian Life Insurance, incrementó recientemente sus tenencias del fondo de US$198 millones en Brasil.

El fondo añadió posiciones en acciones de la aseguradora BB Seguridade, el operador de autopistas Ecorodovias, la productora de mineral de hierro Vale y de la firma Sabesp.

“Fuimos cautelosamente constructivos (en marzo), preocupados sobre el proceso político, pero esperanzados de que las cosas avanzarán”, dijo Reynal a Reuters.

El amplio déficit fiscal en Brasil, sin embargo, será una lucha importante para el Gobierno interino, lo mismo que los esfuerzos por sacar al país de su peor recesión desde la década de 1930.

“Los problemas de Brasil están realmente mucho más arraigados que Dilma”, dijo Peter Marber, jefe de inversiones para mercados emergentes de Loomis Sayles en Boston.

Atul Lele, jefe de estrategia de inversiones de Deltec International, está entre quienes están poniendo una gran nota de cautela sobre cualquier movimiento relativo a Brasil.

Pero aunque la economía brasileña en general está estancada, analistas aseguran que un real débil (3,40 reales por dólar) podría ayudar a los exportadores. Además, el ambiente para los commodities ha mejorado en los últimos meses, lo que podría ayudar a Brasil, un gran exportador de mineral de hierro y sede de la minera Vale.