Empresas & Mercados

Ley General de Bancos y Comisión de Valores quedan definitivamente para marzo

Maximiliano Villena 27/01/2016

La Comisión de Constitución del Senado no alcanzó a analizar las facultades intrusivas del proyecto que reemplaza a la actual SVS, mientras que Hacienda se quedó sin espacios para ingresar al congreso la reforma a los bancos.

Definitivamente quedaron para marzo. Mientras el proyecto que reemplaza la actual Superintendencia de Valores por una Comisión de Valores deberá cumplir los últimos trámites en marzo, el ingreso al congreso de la reforma a la Ley General de Bancos (LGB) se pospuso para marzo, ambos debido a la apretada agenda legislativa.

Así, los dos proyectos emblema para el mercado de capitales deberán esperar, esto en medio de la agenda priorizada de leyes que involucraba el fortalecimiento y transparencia de la Democracia; así como el de partidos políticos; Reforma Laboral; cambios a la recientemente aprobada Reforma Tributaria; la iniciativa que repone la pena de cárcel en casos de colusión; Carrera Docente y agenda corta anti delincuencia.

A pesar de las sesiones extraordinarias, se estima que pocas de las mencionadas iniciativas verán la luz de aquí al receso de vacaciones, incluido el proyecto que potenciaba la ley de libre competencia y aumentaba las multas.

Por una parte, el proyecto de Comisión de Valores -que se esperaba estuviera listo en enero- debía ser revisado en la Comisión de Constitución del Senado en lo relativo a sus facultades intrusivas, las que incluyen el procedimiento sancionatorio y la delación compensada contempladas; sin embargo la agenda de la instancia no tuvo espacios para discutir el proyecto. Con esto, se espera que en marzo se retome la discusión, y de no tener indicaciones volvería a la sala para ser votado y luego promulgado.

El retraso de esta ley también implicará el atraso de la modificación a la Ley General de Seguros, cuyas propuestas de cambio serán revisadas por la Comisión de Valores.

Sin espacios

Para fines de diciembre se esperaba que el Ministerio de Hacienda ingresara la reforma a Ley General de Bancos (LGB); sin embargo, a fines del ejercicio lo retrasó para los primeros días de enero. Hoy, ya no existen espacios para que el esperado proyecto ingrese al congreso, por lo que definitivamente quedó relegado para el inicio del año legislativo, en marzo.

Fuentes de la industria indican que un proyecto de estas características es complejo y, por tanto, su redacción toma tiempo.

El proyecto se enfocará, en principio, en requerimientos de capital, la gobernanza de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) y temas de resolución bancaria a analizar; sin embargo, tras el informe entregado por el Grupo de Trabajo para el análisis de una nueva LGB, el mismo ministro de Hacienda señaló que analizaría su contenido para afinar la iniciativa, pues el texto proponía abordar temas de supervisión consolidada y shadow banking (banco en la sombra), además de dar mayor independencia institucional a la SBIF a través del nombramiento de un cuerpo colegiado, reemplazando así la figura del superintendente único.

Hasta la semana pasada el equipo conformado entre la Superintendencia de Bancos y el Ministerio Hacienda seguía afinando la redacción del documento, justamente centrados en los tres ejes definidos por la cartera liderada por Rodrigo Valdés. 

Según estimaciones de la SBIF, la implementación de Basilea III tendría un costo para la industria de US$2.800 millones por concepto de mayores requerimientos de capital, pero si se considera la tasa de impuesto efectiva de BancoEstado, la brecha de capital base sube de US$2.800 millones a US$4.000 millones.

Archivos relacionados