Empresas & Mercados

JPMorgan prevé repunte de ventas de bonos de Brasil en 2016

Bloomberg 16/01/2016

Después de que el mercado de bonos extranjeros de Brasil sufriera una caída sin precedentes en 2015, no es de sorprender que los banqueros sean menos optimistas respecto de las perspectivas de este año.

Banco Santander SA y Grupo BTG Pactual, por ejemplo, dicen que las ventas de deuda sufrirán pocos cambios con relación al total del año pasado en tanto Brasil atraviesa la peor recesión desde 1901. En 2015, las ventas se desplomaron un 83% al nivel más bajo en siete años de US$7.800 millones.

Pero no todos los bancos sucumben al pesimismo. JPMorgan Chase & Co., el segundo mayor colocador de ofertas internacionales de bonos de Brasil el año pasado, dice que las ventas en realidad podría repuntar en 2016 conforme las compañías recurran al mercado para refinanciar las deudas próximas a vencer. El banco con sede en Nueva York pronostica un aumento de hasta 50% a casi US$11.000 millones.

“Tan pronto como veamos una mejora externa y cierta recuperación del mercado secundario, podríamos tener algo de emisión primaria”, dijo Ricardo Leoni, responsable de mercados brasileños de crédito a largo plazo de JPMorgan. “Podríamos ver que las compañías emiten deuda si se abre una ventana en el mercado cuando comencemos a acercarnos a los vencimientos de 2017”.

Las empresas brasileñas tienen unos US$16.000 millones de bonos que vencerán en 2017.

Ninguna compañía brasileña ha vendido bonos en el extranjero desde junio –el período más largo desde por lo menos 1999-, en tanto el mayor escándalo de corrupción de la historia del país, una crisis política y la caída del precio de las materias primas llevó el costo del endeudamiento al nivel más alto en siete años.

“Los mercados de deuda seguirán muy deprimidos este año, con diferenciales más grandes y plazos de vencimiento más cortos”, señaló Cristina Schulman, directora ejecutiva de mercados de crédito a largo plazo de Santander Brasil. “Esta tendencia a reducir el volumen total emitido podría continuar este año”. El banco con sede en Madrid es el sexto mayor colocador de ventas de bonos extranjeros de Brasil.

Después de contraerse 3,73% el año pasado, la economía más grande de América Latina lo hará un 2,99% en 2016, de acuerdo con una encuesta del banco central dada a conocer el lunes.

El aumento de las tasas de interés de los EE.UU. y una caída mundial de los bonos con calificación de basura también harán que para las compañías sea más difícil vender deuda, según Guilherme Paes, responsable de banca de inversión de BTG Pactual.

“Este va a ser un año difícil para la emisión internacional de deuda”, dijo. “El aumento de las tasas de interés y el hecho de que la deuda estadounidense de alta rentabilidad tendrá más dificultades para acceder al mercado harán que el costo del financiamiento sea más alto y que las empresas sigan siendo cautelosas en su salida al mercado. Será similar al año pasado”.

Sin embargo, Leoni de JPMorgan es optimista.

“En 2016, la expectativa para la región es que veremos alguna recuperación, es de esperar que también en Brasil”, dijo. “Probablemente hayamos ido demasiado lejos en lo que respecta al deterioro”.