Jorge Salvatierra

Empresas & Mercados

Jorge Salvatierra: “A fines de este año estaremos en condiciones de empezar a conversar con actores globales”

Sandra Burgos 22/04/2018

El presidente de Canal 13 cree que el canal tiene una desventaja al no formar parte de un grupo de medios internacional, por esta razón busca explorar opciones de alianzas o incluso algo más profundo, como un socio. Para ello, reconoce que primero necesitan tener una operación equilibrada.

El 2017 fue el año en que la situación financiera de Canal 13 tocó fondo. En tan solo seis meses se habían consumido los recursos aportados en un aumento de capital materializado en diciembre de 2016, y lejos de mejorar la situación había empeorado.

Fue en ese momento que Andrónico Luksic, controlador de la estación televisiva, decidió hacer una cirugía mayor. Nombró a Javier Urrutia director ejecutivo y sumó al directorio a un hombre de negocios, de gestión, Jorge Salvatierra.

No eran desconocidos. Salvatierra lo había acompañado a un road show de la colocación de ADR de Quiñenco años antes, cuando era el ejecutivo máximo de VTR. Compartieron 10 días intensos, con presentaciones y viajes, que dejaron una grata impresión en el empresario y una buena química entre ambos.

En enero del año pasado, un asesor muy cercano a Luksic llamó a Salvatierra para decirle que quería hablar con él de Canal 13. Se juntaron, durante dos horas fue interrogado sobre cómo veía el canal y sobre lo que haría para cambiar su alicaída situación financiera.

Pasaron seis meses sin novedades. En julio volvió a sonar el celular de Salvatierra. Esta vez era Andrónico Luksic, quien, ya sabiendo de su interés por colaborar en el canal, le manifestó directamente que quería que se incorporara de inmediato al nuevo directorio de Canal 13.

Ese mismo día, Javier Urrutia dejó el directorio para pasar a la dirección ejecutiva. Durante cuatro meses Salvatierra estudió a fondo las cifras, mientras en el directorio se comenzaba a configurar un nuevo plan estratégico que implicó un ajuste de costos y la salida de un contingente importante de personas, a la par que se redefinía la parrilla programática.

Llegó noviembre y los cambios radicales. La Universidad Católica dejó el canal asumiendo el control total Luksic. Se hizo un nuevo aumento de capital por US$ 30 millones, pero también se dejó en claro que sería la última oportunidad para el canal. Se empoderó a Javier Urrutia y se nombró a Jorge Salvatierra presidente de un directorio de solo tres miembros, y se les encomendó a ambos una clara misión: estabilizar la situación financiera y mantener la relevancia del canal. “Esa fue una conversación bien directa que tuve desde el principio con Andrónico, porque si bien hay una necesidad de bajar costos, no queremos que sea a expensas de nuestra relevancia, y ese es un balance sensible de mantener, sobre todo en televisión”, explica Salvatierra.

El nuevo plan estratégico, en el que se empezó a trabajar en julio de 2017, comienza a dar algunos resultados. En estos meses, Canal 13 se estabilizó en materia de rating, consolidando el segundo lugar tras Mega. En paralelo, se hicieron ajustes importantes en los costos y equipos, se tercerizaron servicios, se renovó la parrilla programática y se bajó el número de programas envasados. Asimismo, se creó la dirección de administración y finanzas, la cual fue asumida por Pablo Jerez, MBA de Harvard, ex Boston Consulting Group, ex gerente corporativo de planificación y desarrollo de CorpBanca y ex gerente corporativo de planificación estratégica y control de gestión en Ripley.

Pero en pocos meses no se hacen milagros. Las cifras del canal siguen en rojo, aunque con una mejoría en términos operacionales y de caja. Al parecer, la sangría ha disminuido y Salvatierra se muestra confiado en que saldrán adelante.

A fines de 2016 se hizo un aporte de capital importante al canal que en seis meses se consumió. El año pasado se hizo un nuevo aporte de US$ 30 millones. ¿Será necesario volver a capitalizar?

-Esos recursos se han destinado principalmente a fortalecer el capital de trabajo, incluyendo una reducción en los financiamientos de corto plazo. Hay un saldo importante en caja, lo que nos permite enfrentar con tranquilidad los meses venideros. Una nueva capitalización dependerá de los nuevos proyectos y de los objetivos.

¿El Festival de Viña no requerirá nuevos aportes?

-El Festival de Viña fue algo que no estaba en nuestro horizonte y que en algún momento apareció como una opción real; nuestra participación está financiada, pero si aparecen proyectos nuevos, que no estaban en el plan, ellos podrían requerir de un financiamiento ad hoc.

La competencia ha dicho que el Festival de Viña no es un buen negocio. ¿Cuál es la ganancia entonces?

-Nosotros estamos tranquilos, porque pensamos que esta vez, con todo lo que se ha aprendido del Festival, lo hemos estructurado de una manera que creemos va a ser rentable, y además con riesgos muy controlados.

¿Cómo ve a su competencia?

-Todos miramos con atención lo que ocurre en la industria, y es posible verificar algunos cambios de estrategia de algunos partícipes, pero sinceramente hoy estamos mucho más preocupados de nuestro propio accionar que de los competidores; yo de verdad espero que pronto todos los canales hayamos resuelto nuestros problemas estructurales, y esta sea una industria sana y con operadores exitosos.

Las esquivas cifras azules

Me imagino que cuando llegó al directorio analizó la historia. ¿En qué parte se genera esta tendencia a perder dinero?

-Exactamente, hicimos ese análisis junto al nuevo directorio. Y es bien claro que cuando a un canal le empieza a ir muy bien, se viene una especie de euforia por gastar y contratar más, después ya no estás tan arriba, el rating se cae, y te quedas con esa estructura de costos que venía desde la época en que te estaba yendo muy bien. Es parte de la historia de prácticamente todos los canales.

¿Cuándo se produce esa mayor euforia en Canal 13?

-Cuando ingresó Luksic a la propiedad de Canal 13 le fue muy bien, hubo dos o tres años muy buenos y ahí vino el momento de euforia. Se pensaba que todo iba bien, que todo funcionaba y que se iba a vivir así para siempre, pero en la TV tienes aciertos y desaciertos, y los competidores también tienen sus propios ciclos exitosos. Agrégale a eso que la industria cambió, antes había dos canales que se llevaban gran parte de los ingresos por auspicios y los otros canales eran comparativamente bastante pequeños, pero eso cambió, se emparejó todo y la lucha por los ingresos publicitarios se hizo más dura.

¿Es una lección aprendida?

-Vamos a tratar de ser más disciplinados cuando llegue nuestro próximo momento de gloria, que estamos seguros va a llegar.

¿Cuánto finalmente perdió Canal 13 en 2017?

-Aún se está trabajando en afinar algunas cifras. Hemos querido ser muy cuidadosos en sincerar nuestra posición financiera y en particular el valor de nuestros activos. Las normas IFRS nos exigen un alto estándar y son muy claras respecto de la forma de reflejar los potenciales deterioros de activos. En ese sentido, hay algunos elementos que no influyen en la posición de caja de la empresa, pero que de todas formas deben ser registrados contablemente.

¿Cuándo estarán los resultados?

-Tenemos directorio a fines de abril y está programado hacer la revisión final en esa sesión.

¿Será el peor año de la era Luksic?

-No será el peor año en el resultado anual directo, pero como te señalaba, estamos haciendo la revisión de deterioro de activos y eso tendrá un impacto separado a lo que es el resultado operativo del 2017, que de todas formas es muy negativo. Pero es un tema más bien contable, no hay un efecto en caja de lo que reflejemos finalmente por ese concepto.

En la industria se habla que Canal 13 tendrá pérdidas cercanas a los $ 20 mil millones.

-Lo vamos a saber con mayor certeza a fines de mes.

¿Cuál es la meta para 2018 en términos de resultados?

-Esperamos acercarnos hacia fines de año a una operación equilibrada, tanto en resultados operacionales como en caja.

¿Aún con pérdidas?

-Esperamos tener resultados operacionales levemente positivos en el último trimestre, con un Ebitda positivo para ese periodo.

¿Se terminaron los ajustes?

-Toda la industria, en Chile y el mundo, está en búsqueda de modelos más eficientes de operación, y ese es un proceso todavía en evolución. Esperamos estar a la vanguardia en cuanto a las formas de ir encontrando esos nuevos modelos y ser de los primeros en alcanzar ese objetivo que ha sido tan esquivo para la mayoría en los últimos años.

Al 30 de septiembre la planilla era de 933 personas, ¿cuánto es hoy y cuál es la planilla que sostiene esta operación?

-Con las salidas ya conocidas, ese número se ha reducido a cerca de 840 personas. Estamos buscando el modelo de operación ideal. Todavía estamos en estudio y evaluación de diversas opciones para ese modelo y vamos a seguir en ello, porque aún nos faltan datos para el análisis.

¿Cuándo estará definido?

-Hacia fines del primer semestre. Ahí tendremos definido el modelo de estructura de costos que sea más sustentable en el tiempo. Javier Urrutia y su nuevo equipo están haciendo un muy buen trabajo en ese sentido. Pero también apuntamos a diversificar y crecer en ingresos, sin esa componente ninguna reducción en costos será suficiente para tener éxito en el largo plazo.

Un futuro socio global

Dentro de la misión que le encargó Andrónico Luksic, ¿está encontrar un socio internacional?

-Es una opción siempre interesante, personalmente creo mucho en ese camino, sobre todo en industrias en que las fronteras geográficas son ampliamente superadas por las herramientas tecnológicas, las audiencias son progresivamente más globalizadas en sus diversas preferencias, y las culturas son cada vez más asimilables desde un punto de vista sociológico.

Desde que apareció Netflix, la forma de ver TV cambió. ¿Cómo ven el futuro del canal?

-Es cierto que tenemos una desventaja en este mundo multimedial menos lineal y mucho más interactivo, TVN también la tiene. Hoy, si miras afuera, la mayoría de los canales de televisión abierta son parte de un grupo de medios, en los cuales hay algo de streaming, televisión pagada y otras plataformas, hay mucha sinergia e intercambio de contenido, se transmiten contenidos en todas las plataformas con un único costo inicial. Y en eso Canal 13 pierde algunas oportunidades, porque no es parte de un grupo de medios global. Tenemos nuestras radios, plataformas digitales bien encaminadas, como nuestra plataforma de streaming Loop, pero no es suficiente, CHV tiene la ventaja de que es parte de Turner y ahí tiene sinergias, por ejemplo, hace cosas en conjunto con CNN, y eso a nosotros nos falta.

Lo aplicamos bien con las radios, que están siendo muy exitosas, donde los mismos talentos de pantalla son talentos de voz, y aprovechamos bien las sinergias.

¿Necesitan un socio internacional?

-Creo que efectivamente para tener acceso a esas ventajas y sinergias a futuro tenemos que ser parte o estar aliados con un grupo de medios.

La alianza que tienen con Fox para la transmisión del Festival de Viña, ¿puede abrir una puerta para explorar una alianza mayor?

-Hoy día no hay nada, hemos estado con otras prioridades. Pero una vez que tengamos todo un poco más alineado con lo que queremos, es posible que iniciemos conversaciones con alguien.

Para mí, en la siguiente etapa de consolidación, esta es una de las cosas que deberíamos buscar estratégicamente.

¿Y eso cuándo será?

-Va a depender del éxito que tengamos en la transformación que estamos haciendo ahora, pero yo estimo que a fines de este año estaremos en condiciones de empezar a conversar con actores globales.

¿Le hace sentido a Andrónico Luksic ser socio minoritario en un conglomerado internacional mayor?

-No lo hemos conversado, pero pienso que en la medida en que haya un acuerdo de accionistas sano, equilibrado y razonable, no debería ser un tabú. Al menos para mí no lo sería, siempre que haya un acuerdo que refleje un trato entre iguales y donde haya ciertos mecanismos para dirimir los desacuerdos.

¿Y qué se busca específicamente de ese socio?

-Para mí sería tener acceso a contenidos globales con exclusividad, y aportar nosotros contenido local, idealmente con potencial de transformarse también en global.

Entonces, después de que se logren estabilizar las cifras, la estructura y estrategia, Canal 13 estará en buen pie para buscar socio?

-Sí, posiblemente para explorar opciones que pueden partir con una alianza y después buscar algo más profundo, incluso eventualmente una relación societaria.

¿La alianza con el grupo Secuoya en qué consiste? ¿Podrían ellos ingresar a la propiedad del canal?

-Eso es algo completamente diferente, y las versiones que han trascendido no son muy certeras, desde luego no tiene nada que ver con un tema societario. Secuoya es uno de los operadores globales en el creciente mercado de la tercerización de algunos servicios de producción de contenido y elementos asociados. Hoy opera en varios lugares del mundo, y tiene, por ejemplo, a Antena 3 como uno de sus clientes importantes. Se han acercado a nosotros con una propuesta interesante, la que hemos analizado en su mérito y hemos estado evaluando cada vez con mayor profundidad y con mejores ojos, acercándonos a un posible acuerdo. Es un modelo en que la creación y propiedad intelectual de los contenidos se mantiene claramente en el canal, no en el proveedor de servicios.

Hace un par de años el grupo español Atresmedia (controlador de Antena 3) estuvo buscando alianzas y tocó varias puertas en Chile, en Canal 13, Mega… ¿No se han acercado ahora?

-Yo al menos no he tenido conversaciones con nadie de ese grupo. Prefiero iniciar conversaciones una vez que estemos estabilizados, con los costos más controlados, con un poco más de fortaleza negociadora. A veces el timing no lo maneja uno y aparecen oportunidades, pero nuestro momento ideal para algo así sería una vez que estemos más consolidados.

¿La intención de Luksic es permanecer en el canal?

-Sí.

¿No esperará a que las cifras mejoren para salir en una mejor posición y recuperar algo de la inversión?

-Su motivación principal es permanecer.

¿No le produce vértigo que en la era Luksic en Canal 13 hayan pasado tantos presidentes y directores ejecutivos en tan pocos años?

-Efectivamente, Canal 13 ha tenido una alta dinámica de cambios de presidentes y directores ejecutivos. A mí no me produce ansiedad, estamos tranquilos con lo que estamos haciendo, trabajando motivados. Siento un respaldo muy importante de Andrónico, cada vez que conversamos quedamos bien alineados. He sido siempre de pensar en positivo, y de alguna manera lo veo en sentido inverso, pienso que está tan claro que tanto cambio no ha ayudado, que creo que ahora viene una etapa de mayor estabilidad directiva.