2242407_500.jpg

Empresas & Mercados

Irán podría hacer caer el petróleo a US$20 pero tendencia a largo plazo apunta al alza

Francisca Guerrero 19/01/2016

Ayer el Brent perforó la barrera de los US$28, cerrando en US$27,12, pero analistas y la OPEP apuntan a un reequilibrio en la oferta de crudo que permitiría un alza en su valor incluso hasta US$45 el barril para fines de 2016 y US$60 para 2017.

Ya es la tercera semana de 2016 y la tendencia bajista en los mercados internacionales no cesa. El petróleo volvió a ser crucial en las caídas, ante los temores de que el exceso de oferta lejos de reducirse en reacción al descenso en el valor de crudo, aumente tras la irrupción de Irán en el mercado y la creciente producción de Arabia Saudita. 

El barril de Brent fue el más golpeado, con un retroceso de 5,04%  hasta los US$24,74. El WTI cerró en US$28,99, al descender 1,73%. 

Después de que el sábado Estados Unidos y la Unión Europea revocaron las sanciones que habían reducido las exportaciones de crudo de Irán, a cambio de una drástica reducción de su programa nuclear, ayer el gobierno de ese país emitió una orden para aumentar su producción petrolera. 

“Irán es capaz de incrementar su producción de petróleo en 500.000 barriles por día y día después del levantamiento de sanciones y la orden de elevar la producción fue emitida hoy”, dijo el viceministro del Petróleo y jefe de la Empresa Petrolera Nacional Iraní, Rokneddin Javadi, citado por la agencia de noticias iraní Shana.

También en la jornada de ayer, Arabia Saudita informó que aumentó en 355.000 barriles por día sus envíos de crudo en noviembre frente al mes previo, lo que da cuenta de su insistencia en la estrategia de altos suministros para defender su participación de mercado y expulsar a los productores fuera de la OPEP. 

El mayor exportador mundial de petróleo exportó 7,719 millones de barriles por día en noviembre, un aumento frente a los 7,364 millones de octubre y su mayor nivel de envíos desde abril.

Frente a este panorama, Mohammad bin Hamad al-Rumhy, ministro de Petróleo de Omán, uno de los grandes productores fuera de la OPEP, indicó que el país “está dispuesto a hacer cualquier cosa que pudiera estabilizar el mercado petrolero”,  precisando que el “5% o 10% es lo que creo que tenemos que cortar y todo el mundo tiene que hacer lo mismo”. 

Esta idea ha rondado también al interior de la OPEP, donde países como Venezuela han pedido una reducción en la producción del cártel y han solicitado que otros se unan a ellos en el esfuerzo, con la esperanza de que los recortes impulses los precios. En tanto, los sauditas, líderes de facto del organismo, han dicho que no habrá recortes a menos que otros países también lo hagan.

Hacia una estabilidad en los precios

Por otra parte, en la OPEP pronosticaron que la oferta de crudo de países fuera del cártel caerá más de lo previsto este año debido al colapso en los precios, lo que elevará la necesidad de petróleo del grupo.

El organismo dijo en un reporte mensual que la oferta fuera del grupo bajará en 660.000 barriles por día en 2016, principalmente la producción estadounidense. El mes pasado, la entidad proyectó una caída de 380.000.

“El análisis indica que 2016 será un mercado impulsado por la oferta. También será el año en que comenzará el proceso de mayor equilibrio”, afirmó la OPEP. “La producción marginal de barriles fuera de la OPEP en los próximos seis meses será sensible a precios del crudo persistentemente bajos”, agregó.

El informe del cártel va en línea con las estimación de Wood Mackenzie, que cifraron ayer en US$380 millones los proyectos de petróleo y gas que han sido cancelados desde  2014.

“El impacto de los precios del petróleo sobre los planes de las compañías ha sido brutal. Lo que comenzó a finales de 2014 como un ‘corte de pelo’ al gasto discrecional en proyectos de exploración y pre-desarrollo se ha convertido en una ‘operación quirúrgica’ completa para cortar todos los gastos operativos y de capital no esenciales”, indicó el analista principal de Wood Mackenzie, Angus Rodger.

Adicionalmente, el reporte de la OPEP afirmó que sus miembros extrajeron menos petróleo en diciembre. La producción, que incluye al nuevo miembro, Indonesia, bajó en 210.000 barriles diarios, a 32,18 millones en diciembre. 

Así, desde Capital Economics sostienen que si bien “los riesgos a corto plazo están sesgados a la baja y que declives adicionales – tal vez hasta por debajo de los US$20, son plausibles”, afirman que “es poco probable que los precios “permanezcan tan baratos por mucho tiempo”, al tiempo que mantienen su pronóstico de US$45 el barril para fines de 2016 y US$60 para 2017. 

En la misma línea, Mohamed El-Erian, economista y ex director ejecutivo de Pimco, dijo a Bloomberg TV que “si miramos la oferta de petróleo nos damos cuenta de que no hay fundamentos para que el precio del barril esté por debajo de los US$30”. 

“Los precios deberían estar más altos del nivel al que están ahora y lo estarán en el largo plazo. Veremos una destrucción masiva de la oferta, porque las empresas han hecho lo posible por sobrevivir a los bajos precios pero en algún momento ya no podrán hacerlo. Además, veremos cierto aumento de la demanda, todo lo cual conducirá a precios más altos”, aseguró El-Erian.

Archivos relacionados