Empresas & Mercados

Intervención de gobierno chino en sus mercados serán la tónica durante este año

Leonardo Ruiz 06/01/2016

Las acciones de China subieron tras el desplome del lunes por la intervención de su banco central y los reguladores.

La tónica de China durante 2016 será reactiva, interviniendo el sistema financiero cada vez que sea necesario, aseguran los expertos, después de que el banco central chino llevara a cabo ayer las mayores operaciones de recompra inversa desde septiembre, un día después de que las acciones se desplomaran 7%. Los ojos ahora están puestos en las próximas publicaciones de datos económicos.

El Banco Popular de China, el central, ofreció 130.000 millones de yuanes (US$19.900 millones) en operaciones de recompra inversa a siete días a un interés de 2,25%. Esto ocurrió después de que la autoridad suspendiera la última subasta el 31 de diciembre, terminando seis meses de inyecciones que redujeron los costos de endeudamiento en el país.

“La intervención del gobierno será la norma en China durante 2016, para manejar períodos de alta volatilidad del mercado y controlar la implementación de riesgos en torno a la ambiciosa agenda de reformas estructurales”, dijo a PULSO la economista internacional senior de Scotiabank, Tuuli McCully. 

Según la experta, la economía china enfrenta grandes fuerzas de desaceleración por los cambios estructurales que se están llevando a cabo, como que el país esté cambiando a las primeras etapas de desarrollo económico a una fase más avanzada impulsada por los servicios y los consumidores. En este contexto, subrayó, la industria de servicios de la economía está mucho mejor y seguirá siendo la mayor industria, así como el motor del crecimiento económico.

Por su parte, el experto del centro de estudios Brookings, David Dollar, señaló que las valorizaciones del mercado bursátil chino todavía son altas y muchos inversionistas están buscando una oportunidad para vender, por lo que apenas puedan contar con una noticia un poco mala lo harán, como sucedió el lunes con la caída de las acciones.

“El mercado de valores chino no está tan conectado a la economía real, por lo que es probable que no haya un efecto en la economía real. Seguimos esperando datos de producción industrial, importaciones y exportaciones”, acotó.

Las cifras de importaciones y exportaciones se darán a conocer entre el 12 y el 13 de enero, mientras que las de producción industrial verán la luz el 18 de enero.

El lunes 11, en tanto, expirará el bloqueo a la venta de un total estimado de 1,2 billones (millones de millones) de acciones en manos de grandes instituciones, impuesto en agosto como una medida de estabilidad durante el colapso del mercado.

Archivos relacionados