Empresas & Mercados

Henry Comber, de EuroAmerica: “La bolsa ya tiene incluida la expectativa de que Piñera va a ganar”

B. Sifon y M. Villena 17/07/2017

El gerente general corporativo de Euroamerica aclara que hasta ahora la bolsa ha sido movida por nacionales. También señala que la migración de aportantes desde el fondo E de las AFP ha implicado la salida de unos US$2.000 millones, de los cuales cerca de US$200 millones debieran ir a parar al IPSA.

Un país estancado, pero con mejores expectativas para el próximo año. Los agentes económicos tienen internalizado un cambio en el ciclo político y el IPSA, en función de ello, renta un 20,11% en lo que va de 2017. La visión de Henry Comber, gerente general corporativo de EuroAmerica, apunta a que la bolsa podría seguir trepando de la mano de un gobierno pro mercado que sea capaz de reducir las incertidumbres de las reformas laboral y tributaria, pero suma a eso un clima internacional que apunta hacia una recuperación global. Pero ¿qué efectos podría tener la rebaja en la clasificación de Chile? Según el ejecutivo, “es una noticia negativa, pero bastante esperada hace ya varios meses, por lo cual los mercados ya lo habían internalizado. El efecto que tiene es un costo de deuda mayor para los emisores, pero dado lo esperado de la noticia el impacto será acotado”.

A pesar de la baja en la clasificación, ¿cómo está viendo el país?

-Se ve con una situación súper estancada. Crecimiento bajísimo, desempleo relativamente alto, actividad muy decaída, presiones inflacionarias no existen. Es una pena verlo así.

Ahora, si miramos hacia fin de año y 2018, hay razones para estar más optimistas. Se ve en las expectativas económicas tanto de los empresarios como de los consumidores, se ve algo en las importaciones de capital y también por el lado de las encuestas, que están indicando un probable cambio en el ciclo hacia políticas más pro mercados. Es esperable pensar en crecimientos más cercanos al 3% hacia fin de año o principios de próximo año.

Pero el próximo gobierno no tiene mucho espacio fiscal y la bolsa ha subido sólo por expectativas más que por anuncios concretos.

-Hay posibilidades de que la economía crezca al doble de lo que avanza hoy, siempre y cuando las políticas sean pro mercados. Hay un escenario también donde podría volver a un crecimiento de 1,5%. Pero si crecemos al 3% y el mercado incluye ese dato en las valorizaciones, la bolsa  podría estar 10% o 12% arriba de lo que está hoy.

Se dice que parte importante del alza de la bolsa se ha producido por inversionistas extranjeros. ¿Los notan preocupados?

-A los extranjeros siempre les importa un poco menos los temas que estén en la coyuntura diaria. Ven todo con un prisma de más largo plazo. Pero es importante entender que lo que estamos viendo ahora en la bolsa, y lo que esperamos ver de aquí a fin de año, no está tan motivado por ellos. La migración de aportantes desde el fondo E ha implicado la salida de cerca de US$2.000 millones en los últimos tres meses , eso significa que si 10% o 12% de esos recursos van a la bolsa chilena, como debiera ocurrir, han entrado unos US$240 millones. Pero en realidad ha ingresado poco, todavía a hay mucho para que crezca sólo por ese factor. Los FFMM también está creciendo en renta variable. En este caso la rentabilidad estará más motivada por locales en los próximos seis meses.

Si no sale Piñera, pero con Brasil bien y un precio del cobre recuperándose ¿igual el país seguiría estancado?

-El país crecería probablemente muy poco, debajo del potencial.  Sería una lástima. La bolsa ya tiene incluido en un porcentaje la expectativa de que Piñera va a ganar. Si no sale traería un impacto en la bolsa, un 10% probablemente.

¿Qué espera de un gobierno pro mercado?

-La primera medida es no fustigar a los empresarios. Creo que sería una medida interesante, pero más que todo simplificar el tema tributario, revisar dentro de lo posible la reforma laboral, no en sí misma sino en adecuaciones. El tema de los reemplazos está produciendo mucho ruido y hace que el día a día sea difícil de proyectar. Hacer también que las tramitaciones de proyectos no sean infinitamente largas, estamos llegando a un nivel exagerado. Eso ciertamente ahuyenta al empresario. Estas medidas  no significan regalar cosas al mercado, sino permitir operar a los empresarios de manera que puedan generar empleo y actividad económica. El crecimiento es lo único que permite hacer políticas sociales sustentables.

Mencionó la reforma laboral, ustedes tienen una aseguradora de vida. ¿Han conversado el tema de los servicios mínimos?

-Hemos visto la discusión en la banca, pero creo que el mercado requiere más claridad. Está bien que haya derecho a huelga y sindicatos, pero no a costa de paralizar absolutamente cosas esenciales y claves en las empresas que son además de servicio público. En los bancos está la cadena de pagos, nosotros entregamos pensiones, la gente que tiene inversiones puede necesitar sacarlas, la gente que tiene seguro médico y está en la clínica necesita que se desembolse ese seguro. Son cosas que creemos que son muy relevantes a la hora de definir qué son los servicios mínimos y ojalá no hubiera duda de qué es un servicio mínimo.

¿Lo han conversado como industria?

-Efectivamente hay preocupación por ver cuáles son los servicios mínimos, hay discusiones sobre cuáles podrían ser, pero no tenemos una definición como industria. Creemos sí, que las pensiones debieran ser parte de eso, gente que retira inversiones y dinero cuando tiene un tema médico.

Ambiente internacional

¿Cómo están viendo lo que ocurre a nivel internacional, con crecimientos y eventuales retiros de estímulos?

-Todas las zonas geográficas están con crecimiento económico, con sus bolsas en buen nivel yen general con políticas razonablemente pro mercados. Una sincronía perfecta que no veía desde hace muchos años, quizás en 2009 se dio algo especial cuando los mercados empezaron a subir, pero fue un rebote tras la crisis. Esto es muy bueno para la apreciación de los activos.

¿Más que todo para la renta variable?

-Sí, esa sincronía es interesante de destacar, hace décadas que no la veía. El único riesgo relevante que podría cambiarla es que EEUU se largara a corregir la tasa de una manera distinta a la esperada. Hoy la tasa larga quizás tiene espacio para llegar a 2,6% o 2,65%, creo que sobre eso, y sólo si lo hace EEUU y no lo sigue el resto del mundo, puede provocar un problema y volver muy cara a la economía americana;  por creo que no lo hará, sería auto infringirse una herida.

¿Y el eje pacífico, con Perú, Colombia, Chile y Argentina desde el otro océano pero con un gobierno pro mercado?

-En general vemos que en Brasil, Argentina, Perú y Colombia hay gobiernos pro mercados que están impulsando reformas interesantes, o promoviendo cosas que son pro empleo y mercado, y eso hace pensar que esta región andará bien. Si sumamos los commodities, con un cobre a US$2,6 por libra, veo a la región positiva. El único tema sería que las tasas se volvieran locas en mercados desarrollados, y con ello se produjera un retiro de flujos de la región, que nos podría poner en problemas.

Perú: “Podemos llevar nuestro conocimiento en seguros colectivos”

¿Cuáles son los planes de EuroAmerica?

-Estamos en una carrera de largo plazo por ser uno de los principales y mejores administradores de activos del país, tanto para clientes individuales como corporativos e institucionales. En los último años  hemos dado más fuerza a la AGF, completado una serie de productos nuevos en fondos mutuos (FFMM) y fondos de inversión, tenemos cuatro estrategias latinoamericanas bien potentes. Hemos pasado la barrera de los US$1.000 millones en FFMM y fondos de inversión, que para nosotros era una meta interesante. Por ahora estamos celebrando, pero ciertamente que vamos por más. Y si agregamos los seguros individuales, que también es una forma de administración de activos, sobrepasamos los US$2.000 millones. Tenemos clientes en el extranjero también, pero nuestro foco sigue siendo chile

¿Cuáles son sus metas?

-En administración de activos hemos crecido cerca de 20% por año en los últimos ejercicios, ojalá pudiéramos mantener eso.

¿Pero su meta en concreto?

-Las proyecciones son crecer en ese camino, convertirnos en el principal y mejor administrador de activos en Chile, y nos queda camino por recorrer. Estamos contentos, tenemos una excelente base.

¿Y no en el extranjero?

-Tenemos participaciones de mercado que nos permiten pensar que tenemos oportunidades en el país. Ahora, tenemos algunas cosas específicas en el exterior, como el acuerdo al que llegamos con Grupo Derco para comprar el  50% de Rigel en Perú, estamos a la espera de aprobaciones regulatorias, es una primera  opción en el mundo del seguro en el extranjero. No hay más planes por ahora.

En Perú creemos que podemos llevar nuestro conocimiento en seguros colectivos, eventualmente seguros individuales y evaluaríamos la parte de renta vitalicia, pero ha habido cambios regulatorios recientes que nos hacen pensar que ese mercado puede cambiar.

¿Cómo ven el estudio que inició la Fiscalía Nacional Económica (FNE) por el mercado de las rentas vitalicia?

-Es algo que está dentro de sus facultades y lo que se ha dicho a través de la Asociación de Aseguradores es que se va a colaborar en todo lo que corresponda.

La FNE habla de distorsiones significativas, ¿soncuerda?

-No lo sé, probablemente no.