Ciudad Empresarial.003

Empresas & Mercados

Fondos de private equity realizaron el 13% de las compras de empresas en 2017

Maximiliano Villena 15/01/2018

Un 17% de las transacciones de M&A realizadas en el país involucró la participación de PE, cifra que se explica en 7,53% de fondos internacionales, y 5,48% por nacionales.

Falta de objetivos e industrias concentradas son los principales motivos que explicarían la diferencia en la participación de fondos de private equity (PE) en operaciones de fusiones y adquisiciones.

Según datos de PwC, el año pasado sólo 17% del número de las transacciones de M&A anunciadas en el país involucró la participación de PE, cifra que se explica en un 7,53% de fondos internacionales y 5,48% por vehículos chilenos.

Si bien la cifra es superior a la participación de 7,2% registrada durante 2016, aún está distante de lo que ocurre en mercados desarrollados: en 2017 los PE lograron una participación de 36% en las operaciones de M&A en Europa, mientras que en EEUU la cifra alcanzó el 39%.

Maarten Verjans, socio experto en estructuración de fondos de PE de PwC NY, y Alfredo Ugarte, gerente de finanzas corporativas de PwC Chile, señalan que uno de los principales factores que podría explica la menor participación de la industria PE en la actividad de M&A chilena es la falta de oportunidades de adquisición atractivas para estos actores.

A juicio de los socios, normalmente los PE también exigen que la compañía adquirida tenga cierto nivel de consolidación en el mercado que opera (generalmente no invierten en empresas start-up). Ahora bien, un contexto local de altas tasas de concentración en ciertas industrias, bajo crecimiento económico y bajos niveles de inversión en I+D (Chile está en el grupo de los países con niveles de inversión en I+D como porcentaje del PIB más bajos de la OCDE), son factores que probablemente no favorecen el surgimiento de nuevas empresas con el potencial de crecimiento que los PE buscan.

Dichos factores, agregan, inciden en lo difícil que es encontrar compañías en las que se pueda lograr duplicar los beneficios en un horizonte de inversión 4-6 años.

“En la medida que no hay un cambio estructural en la economía, veo difícil que se lleguen a los niveles europeos o norteamericanos. Si no tienes abundancias de empresas que cumplan estos criterios, por mucho que tengas liquidez no tendrás un incremento de adquisiciones por partes de este tipo de fondos. Un PE con buenas ideas no tiene problemas para levantar fondos”, dice Ugarte.

El ejecutivo agrega que entre 2016 y 2017 hay un salto significativo, explicado por dos factores: el año pasado hubo bastante actividad por parte de PE extranjeros en Chile, y en segundo lugar, hay un nuevo actor que materializó transacciones, que es Australis Partners: realizó dos de las 19 transacciones anunciadas de M&A en 2017.

Sin embargo, existen algunos sectores en los que parece haber atractivo, más allá incluso de alguna de las grandes operaciones del año, como el fondo de LarrainVial que adquirió Construmart.

Según Ugarte, el food retail, por ejemplo, es una industria con potencial de crecimiento, pero en lugar en el que puede haber crecimiento acelerado es en el sector de la salud: “Tiene bastante espacio para crecer, y hacerlo a tasas atractivas”.

“A la industria relacionada al reciclaje también se le ve bastante potencial de crecimiento en Chile. Si miras qué pasa en el país con el reciclaje de distintos tipos de residuos y lo comparas con el resto del mundo, el país está bastante atrasado. En el retail están ocurriendo cambios estructurales que pueden dar origen a la consolidación de nuevos actores de rápido de crecimiento. Hay sectores donde hay mayor potencial de crecimiento, y claramente donde haya más potencial hay más interés y actividad de PE”, concluye el gerente de finanzas corporativas de PwC.