FNE rechaza acuerdo de LATAM con aerolíneas y advierte concentración de mercado

Carla Cabello

La entidad señala que la operación genera riesgo de aumento de tarifas, lo que afectaría a los consumidores. Asegura que no existen remedios estructurales para compensar los efectos. Latam dice visión de la FNE no se condice con opinión de expertos.

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) se opuso al acuerdo de LATAM Airlines con American Airlines e IAG, matriz de Iberia y British Airways. En un documento de 164 páginas, la entidad recomendó al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) que rechace el Joint Business Agreement (JBA) firmado por las aerolíneas. 

En dicho documento la FNE explica que la operación sometida a consulta tiene importantes riesgos para la libre competencia en los mercados relevantes en el análisis. Entre ellos, menciona el poder de mercado que alcanzarían las partes con la operación. “Ello se traduciría en el ejercicio de dicho poder en los mercados analizados, afectando así a los consumidores finales”, enfatiza la FNE.

Respecto a las consecuencias que pueda tener el acuerdo en lo que respecta a las rutas de Europa, dice que “la operación modifica el escenario competitivo a nivel de países y Chile-Europa en general”. 

Un factor clave para rechazar el acuerdo, dice la el organismo, es el efecto que pueda tener en las tarifas. Al respecto, dice que “la operación genera un riesgo de aumento de las tarifas” dado que las partes pasarían a comportarse como un único agente económico, con importantes participaciones de mercado.

En el caso particular de la ruta Santiago-Madrid, señala “el JBA otorgará un fuerte incentivo al alza de precios o a la realización de otras prácticas que impliquen el ejercicio de poder de mercado, trayendo consigo la consecuente afectación a los consumidores”. 

Y agrega: “Los pasajeros potencialmente afectados por la operación (quienes vuelan non stop entre Santiago-Madrid) son más que los potenciales beneficiarios de la misma”, dice el informe. “Lo anterior lleva a concluir que, de acuerdo con la información disponible, las eficiencias no resultan aptas para compensar el riesgo de alza de precios asociado al mayor poder de mercado que la operación otorga a las partes”, recalca.

Respecto a dos rutas a Estados Unidos, como Miami y Nueva York, el organismo concluye que se producirían los mismo efectos que los que sucederían en la ruta Santiago-Madrid: alza de tarifas u otras prácticas que impliquen poder de mercado. La FNE es tajante en señalar que el acuerdo genera una “concentración relevante en la ruta Santiago-Nueva York”.

En cuanto al mercado de carga aérea, la FNE concluye que, de aprobarse el JBA, las partes contarían con incentivos y la habilidad para efectuar un alza en el precio de las tarifas de transporte aéreo de carga que tienen como origen Chile y destino Europa.

MITIGACIONES

Pese a rechazar los acuerdos, la Fiscalía propone una serie de medidas de mitigación. No obstante concluye que “no existen a disposición remedios estructurales que permitan solucionar adecuadamente los riesgos de la operación”, asegura que existen “remedios conductuales” que se podrían aplicar . 

Una de ellas hace referencia a medidas de exclusión de coordinación, que apunta a prohibir que las aerolíneas se pongan de acuerdo en variables como precios en rutas específicas.

Otra opción planteada es imponer a las aerolíneas la no disminución del número de vuelos semanales en rutas donde se concentre más la operación conjunta durante un plazo definido, pese a que plantea que ello no garantiza que las partes no puedan subir unilateralmente las tarifas. En esa línea, y como tercera medida de mitigación, propone la regulación de tarifas en los mercados donde se hayan detectado riesgos.

REACCIONES

LATAM Airlines fue crítico de la decisión de la FNE. La aerolínea aseguró que “las conclusiones de la FNE son aún preliminares y no se condicen con las de diversos expertos nacionales e internacionales cuyos informes también han sido aportados al Tribunal”. En este sentido, señalan que “confía en que el TDLC analizará y ponderará los beneficios sustanciales de estos acuerdos, al aumentar la conectividad de los chilenos y del país, e impulsar menores tarifas en los vuelos internacionales hacia y desde Norteamérica y Europa”. 

Achet, por su parte, aplaudió la postura del organismo anti monopolio. “La consistencia con que la Fiscalía tomó una posición en contra de los JBA al rechazar una figura amenazante para la aviación comercial en Chile y la región, es concordante con la posición de Achet, pues de materializarse los acuerdos propuestos podrían elevar la concentración del mercado a niveles indesafiables. Aquí no caben medidas de mitigación suficientes”, señaló Lorena Arriagada, secretaria general de Achet.