Sucursal Bancaria

Empresas & Mercados

Fitch apuesta a que seguirán las fusiones entre bancos chilenos

Mariana Marusic 08/02/2018

Esto, especialmente entre entidades medianas. Estima que los bancos de este tamaño serían precisamente los que enfrentan más desafíos con Basilea III.

La industria bancaria del país experimentó un período de consolidación entre 2016 y 2017, y “la tendencia de fusiones y adquisiciones continuará, particularmente entre los bancos medianos”. Esa es la apuesta que hace Fitch en un informe dedicado a hacer un balance del desempeño de la industria durante 2017.

En el documento titulado “Resultados de bancos chilenos reflejan disciplina crediticia sólida”, la clasificadora comenta que el importante período de consolidación que experimentó la banca durante los últimos dos años se ve reflejado, por ejemplo, en la fusión Itaú-Corpbanca, el cierre de filiales bancarias como Deutsch Bank y Rabobank, y el fin de otros bancos especializados más pequeños, como París y Penta.

Además, explica que “la fusión planificada entre los bancos Scotiabank Chile y BBVA Chile es significativa ya que los ayudaría a cerrar la brecha con las entidades más grandes en términos de participación de mercado, financiación minorista y capital”. Esto, teniendo en cuenta que el sector bancario local comprende 20 entidades, y las cinco más grandes representan alrededor de las tres cuartas partes de los activos totales consolidados, puntualiza.

La clasificadora también abarca el efecto que tendrá sobre la industria la reforma a la Ley General de Bancos (LGB) presentada en junio de 2017. “El cumplimiento de los estándares de capital nuevos será un desafío para los bancos chilenos medianos, dado su tamaño relativamente pequeño y su base de capital”, detalla.

En ese sentido, puntualiza que la nueva LGB que alinearán la regulación con las recomendaciones internacionales de Basilea III, respaldarán la estabilidad del sistema bancario. “Los bancos necesitarán recaudar cerca de US$4.000 millones de capital adicional de Nivel 1 entre 2019 y 2024, de acuerdo con el cálculo del regulador”, dice el informe.

Balance 2017

“Una disciplina crediticia estricta está contribuyendo en los resultados de los bancos chilenos. A pesar de cuatro años de desaceleración económica, en 2017 obtuvieron una ganancia neta 13,8% superior”, advierte la clasificadora.

Pese al modesto crecimiento de las colocaciones corporativas, los aumentos de impuestos, las provisiones por riesgo y los costos no financieros, hubo algunos factores que habrían contribuido y compensado esta situación: los ingresos mayores se obtuvieron gracias a un margen de interés neto (MIN) más amplio, comisiones más altas y la apreciación de la moneda local, afirma Fitch.

Con todo, la firma proyecta que las ganancias a corto plazo se vean impulsadas por un repunte del crecimiento de los préstamos en 2018 debido al aumento de la confianza interna.