Empresas & Mercados

Fiscalía oficia al SII por platas internacionales de Juan Bilbao y alista declaración en marzo

Leonardo Cárdenas 11/01/2016

Ministerio Público rearma estrategia legal para enfrentar el caso y apunta a la tutela jurídica del trust usado por Bilbao en las cuestionadas operaciones por la SVS.

Hace unos meses el empresario Juan Bilbao, ex presidente de Consorcio, recibió un duro golpe de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS). Esto luego de que el regulador lo multara con US$ 3,2 millones tras concluir que el ejecutivo había utilizado información privilegiada al comprar títulos de la farmacéutica CFR, lo que se sumó a los US$ 13,2 millones que debió pagar tras llegar a un acuerdo con la SEC en Estados Unidos.

El asunto abrió una investigación en el ámbito penal, indagatoria que está a cargo del fiscal José Morales, jefe de la Unidad de Delitos de Alta Complejidad de la Fiscalía Centro Norte, el cual hace pocos días dio nuevos pasos relevantes. Concretamente, Morales ofició al Servicio de Impuestos Internos a fin de obtener la información sobre las platas internacionales del ex director de la farmacéutica. 

El Ministerio Público solicita en su oficio al SII detallar los ingresos y esencialmente las declaraciones de patrimonio en el extranjero que mantiene Juan Bilbao. Dichos registros se mantienen en la tutela de Impuestos Internos bajo la modalidad de declaraciones juradas, las cuales están obligadas todos los contribuyentes a realizar.

Según fuentes ligadas al proceso de investigación en justicia penal, la información que entregará el SII es relevante, pues considera una serie de elementos en los cuales aún persisten interrogantes.

Es que si bien para la fiscalía los hechos están relativamente claros respecto al uso de información privilegiada por parte del ex presidente de Consorcio, la discusión está centrada en la interpretación jurídica de la propiedad sobre el trust. 

En los próximos días el SII deberá responder al oficio enviado por la fiscalía. 

Según detalla en su resolución la SVS, el 6 de marzo de 2014 Juan Bilbao ordenó a Tomás Hurtado, ejecutivo a cargo de sus inversiones, adquirir acciones de la farmacéutica CFR. Dicha operación se llevó a cabo a través de la sociedad Somerton Resources, domiciliada en Islas Vírgenes Británicas. Una semana después y posteriormente el 7 de mayo del mismo año le dio la misma instrucción a Hurtado, quien ocupó nuevamente Somerton para comprar más acciones, con la modalidad de American Depositary Shares (ADS). 

Declaración pendiente

La defensa de Juan Bilbao  está en manos del connotado abogado Hugo Rivera. 

El caso ha seguido su marcha sin interrupciones. Sin embargo, el abogado, también académico de la Universidad Católica, solicitó a la Fiscalía Centro Norte postergar la declaración de Juan Bilbao en el marco del proceso de investigación.

Según fuentes ligadas a la causa, dicha declaración de carácter voluntaria se llevaría cabo a mediados de marzo del presente año.

La defensa de Bilbao ha sostenido que no existe una sucesión de instrucciones por parte de Juan Bilbao a Tomás Hurtado, sino una sola instrucción impartida antes del día 6 de marzo de 2014 y sin información privilegiada alguna. También ha dicho que el momento relevante para enjuiciar posibles infracciones al artículo 165 LMV es aquel en que se comunica la decisión de inversión con el fin de que sea ejecutada y con todos los elementos para su ejecución. Conforme al criterio de la SVS, agregan, correspondería evaluar una posible infracción al deber de abstención, pues si la instrucción de compra fue impartida sin información privilegiada, solo cabe preguntarse si la obtención posterior de información produce la obligación de revocar la instrucción previa. La defensa sostiene también que un deber de revocar no está previsto en la ley y que, en este caso, además, habría entrado en colisión con el deber de guardar reserva.

Archivos relacionados