2237270_500.jpg

Empresas & Mercados

Fiscalía demanda por colusión a Walmart, Cencosud y SMU, y pide millonarias multas

Leonardo Cárdenas 07/01/2016

Fiscalía Nacional Económica acusa a las cadenas de acordar, a través de los proveedores, los precios de la carne de pollo fresca entre 2008 y, al menos, 2011. El órgano antimonopolio solicita aplicar a las requeridas multas por un total de US$68 millones.

Tras cuatro años con cuatro meses de investigación, la Fiscalía Nacional Económica (FNE) presentó un requerimiento ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) acusando a Walmart, Cencosud y Unimarc de haberse coludido.

Según la FNE las cadenas participaron en un acuerdo destinado a fijar, por intermedio de sus proveedores, un precio de venta para la carne de pollo fresca en supermercados que fuera igual o superior a su precio de lista mayorista. Tal conducta se ejecutó al menos entre los años 2008 y 2011, restringiendo la competencia en los precios en el mercado de comercialización de carne de pollo fresca en supermercados a consumidores finales.

Para la FNE el objetivo de la conducta fue “regularizar el mercado y evitar guerra de precios” entre los supermercados. Sin embargo, la colusión no se ajustaría sólo a la categoría de carne de pollo fresca.

“Cabe consignar que de acuerdo a la evidencia allegada a la investigación, el tipo de interacciones señaladas entre supermercados y proveedores no se limita a la categoría de pollo fresco, existiendo antecedentes que dan cuenta de un cierto grado de transversalidad de la misma respecto de otros productos que componen la canasta”, consigna el requerimiento de la FNE.

En su requerimiento la FNE solicita al TDLC la aplicación de las máximas multas en contra de las empresas requeridas. Es decir, que cada una sea multada en 30.000 Unidades Tributarias Anuales ( US$68,7 millones). 

Más aún. Para la FNE debido a la gravedad de la sensibilidad del mercado involucrado y de los beneficios económicos obtenidos por las requeridas se solicitó al tribunal aplique un 10% de multa sobre las ventas de la categoría para cada uno de los años previstos en la imputación. 

Según la FNE los antecedentes de la investigación evidencian la existencia de una regla que fue aplicada entre las principales cadenas supermecadista del país y los proveedores comunes de pollo fresco. Es a través de esa vía que se estableció que el precio mínimo de venta de los distintos productos pertenecientes a la categoría carne de pollo fresca, está dado por el precio de lista mayorista de los mismos, más IVA.

“El origen de esta regla no es claro, ni formó parte de los acuerdos comerciales que anualmente suscribían proveedores y supermercados. Sin embargo, las comunicaciones entre los encargados de compras de las cadenas requeridas y sus contrapartes en las empresas proveedoras de pollo, muestran su operación cotidiana en la industria”, concluye el requerimeinto.

Mercado

“La existencia de fuertes barreras a la entrada en esta industria fundamentalmente ventajas de costos y estrategias, sumado a su grado de concentración, implica que las cadenas requeridas gocen producto del acuerdo de un significativo poder de mercado”, acota la FNE.

Walmart es el principal actor del mercado con una participación del 36,4% entre 2010 y 2011, contando en este último año con un total de 314 salas de venta en el territorio nacional incluyendo todos sus formatos (Hipermercado Líder, Líder Express, Superbodega Acuenta y Ekono).

Por su parte Cencosud, es el segundo actor de este negocio. Al año 2011, contaba con 32 hipermercados Jumbo y 157 supermercados Santa Isabel.

Mientras SMU al año 2011, ya había adquirido más de 50 cadenas de supermercados, incluyendo a Supermercados del Sur, alcanzando una participación de mercado de 27.7%. Durante el mismo año, contaba con 323 salas de comercialización minorita, bajo las marcas de Unimarc, Bigger, Mayorista 10, Maxi Ahorro, Alvi, Dipac y Comer.

Inhabilidad

La investigación del denominado caso supermercados comenzó bajo la modalidad de oficio por parte de la FNE el 25 de agosto de 2011. A cargo de la indagatoria estaba el subfiscal nacional económico Jaime Barahona, quien solicitó al ministro Carlos Valderrama de la Corte de Apelaciones de Santiago acceder a la orden de entrada y registro de las oficinas de las empresas requeridas.

Según el requerimiento de la FNE, la investigación contra las cadenas de supermercados surge luego de los antecedentes aportados en el proceso en el denominado caso pollos. 

Hoy el caso supermercados es liderado por el sub fiscal económico, Mario Ybar, quien asumió la investigación luego que el fiscal Felipe Irarrázabal se inhabilitara por dos raones: por haber sido abogado de Cencosud en la denominada “Guerra de los Plasmas”, y por ser hermano del gerente general de Tottus, cadena que si bien en un comienzo fue investigada, hoy no forma parte del requerimiento.

Archivos relacionados

Enlaces relacionados