Shots Fired Outside Parliament

Empresas & Mercados

Éxodo en UK: 50 bancos dejan Londres por el Brexit

Francisco Ule 08/11/2017

Al menos 20 entidades se encuentran en proceso de validación de licencias para operar en otros países de la Unión Europea. Frankfurt, en Alemania, aparece como el favorito del sector para la instalación de nuevas oficinas y recibir miles de trabajadores.

El Banco Central Europeo confirmó que 50 bancos preparan su salida desde Reino Unido como consecuencia del Brexit. Los deseos de asegurar la permanencia en el mercado único para este tipo de entidades han llevado a sus directivos a poner la mirada en otros destinos de la Unión Europea, fuera de Londres.

Para la presidenta del Consejo de Supervisión del Banco Central Europeo, Danièle Nouy, los bancos “tal vez no han firmado el requisito formal”, pero aseguró que han realizado una “solicitud bastante completa que se puede convertir en una muy formal muy, muy rápido”.

De acuerdo a cifras entregadas por la banquera en la celebración del tercer aniversario del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), 20 entidades están en proceso de tramitación de licencias en otros países. Precisamente ha sido ella, quien ha manifestado su público rechazo a la decisión de los británicos de dejar la Unión Europea.

Con las maletas listas

Los cambios que se producirán en el sector dependerán, principalmente, de la dinámica de los acuerdos comerciales entre la UE y Reino Unido, pero hasta el momento las instancias de encuentro han registrado nulos avances.

Por esta razón, Nicolás Verón, de Bruegel, cree que “si al final de este año o principios del próximo las negociaciones no progresan, los planes de los bancos para mudarse de Londres van a acelerar mucho”.

UBS Group es uno de los ejemplos más claros en el sector. La sociedad optó por adelantarse y ya anunció que el proceso de traslado de sus trabajadores desde Londres hacia otros países de la UE se concretará en la primera parte de 2018.

Frente a estos cambios, Fabian Zuleeg del European Centre Policy, considera inevitable que hubiera modificaciones en la actividad bancaria después de que Reino Unido abandone la UE.

Para el economista, “en el caso de un ‘soft Brexit’, estas pérdidas podrían haberse contenido. Sin embargo, la incertidumbre constante y la probabilidad de un ‘hard Brexit’ o incluso un escenario caótico; sin acuerdos, significa que estas pérdidas aumentarán ya que en los próximos meses los bancos pondrán en acción sus planes de contingencia”.

Pero como el diálogo aún permanece estancado y no existe una decisión definitiva, expertos como Nicolás Verón advierten que la fuga de trabajadores hacia otras zonas de Europa podría ser menos dramática. Así, prevé que “si la negociación le permite a los bancos quedarse en Londres más de tiempo, no van a moverse tantos empleos el año que viene. Todavía hay mucha incertidumbre, respecto a la magnitud de esta dinámica”.

Pese a esta esperanzadora postura, la posible salida masiva desde la capital de Inglaterra es casi un hecho. La interrogante que surge es dónde se instalarán las nuevas oficinas y sus trabajadores.

¿Quién corre con ventaja?

Para nadie es un misterio el posicionamiento de Frankfurt como candidato a ser el nuevo centro financiero más importante de Europa, debido a los nulos avances entre la UE y Reino Unido en acuerdos comerciales, una vez producido el Brexit.

El 19 de octubre el CEO de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein sorprendió a las redes sociales, diciendo que estaba listo para pasar más tiempo en esa ciudad. El posteo, con más de mil comentarios, fue subido días después que Bloomberg informara que la compañía firmó un contrato de arriendo en un edificio en construcción en la ciudad alemana, sede además del BCE.

La lista de bancos que ha planteado un fuerte interés por trasladarse a Frankfurt es amplia. A Goldman Sachs se suman los estadounidenses Citigroup y Morgan Stanley, quienes aumentarán sus operaciones en esa ciudad. En tanto, desde Asia se suman Nomura, Daiwa Securities y SMFG. Bank of China también se está expandiendo.

Para concretar este verdadero éxodo, el lobby ha sido un factor importante. Así lo reconocen en los círculos financieros que operan en Europa. Hurbertus Väth, gerente general del grupo de lobby Frankfurt Main Finance, dijo: “Sólo ofrecemos una ciudad que funciona, tiene buena conexión de transporte e infraestructura tecnológica”.

Frankfurt se ha transformado en una de las principales urbes alemanas y destaca por ser un importante centro financiero y comercial en Europa, donde se encuentran el Deutsche Bundesbank, la Bolsa de Frankfurt y la Messe Frankfurt.

Según Verón, de Bruegel, como candidata la ciudad alemana “es la número uno, pero no es tan dominante, tan exclusiva como Londres. Van a mudarse muchos empleos a Frankfurt pero también van a ir a Dublín, Luxemburgo, Ámsterdam o París”.