Empresas & Mercados

Escondida: fracasan primeros pasos para iniciar actividades y sindicato acusa provocación

Constanza Valenzuela 16/03/2017

Administración intentó ingresar con supervisores y contratistas al Puerto Coloso para avanzar en el proyecto de segunda desalinizadora. Trabajadores lo impidieron.

Los primeros pasos dio la principal productora de cobre del mundo, Escondida, para reiniciar sus actividades, tras 36 días paralizada como consecuencia del conflicto laboral que mantiene con su sindicato único como consecuencia de la renovación de su contrato colectivo.

Y es que según indicó el gerente general de Escondida, Marcelo Castillo, tras el quiebre de las relaciones con el sindicato luego que estos se negaran a sentarse a negociar para solucionar el conflicto; ahora el objetivo es reiniciar la actividad de la minera de forma paulatina, comenzando con dos de sus proyecto en ejecución; extensión de la planta Los Colorados, que está al interior de Escondida, y la segunda planta de desalinizado, que se ubican bajo la mina, cerca de Antofagasta.

Por ello, ayer por la mañana, un grupo de supervisiones y contratistas intentaron ingresar a las instalaciones del Puerto Coloso, para acceder al proyecto EWS (Escondida Water Supply), la segunda planta desaladora de BHP Billiton; sin embargo, esto no fue posible ya que los trabajadores les impidieron en paso. No obstante, desde la minera optaron por no recurrir a la fuerza policial.

La iniciativa no forma parte del conflicto, ya que está fuera de las operaciones de la minera. No obstante, sus avances tuvieron que ser paralizados porque hay un campamento minero que impide el acceso a los trabajadores tanto internos como externos de Escondida.

Tras dicho episodio, desde el sindicato criticaron de plano los esfuerzos de la administración para reiniciar sus actividades, acusando que actuar agresivamente para ingresas a Coloso, con el objeto de provocar a los huelguistas. “Esto demuestra una vez más que cuando se trata de producir, la seguridad y la integridad de las personas no cuentan (…) La empresa está desesperada, al ver que agotaron los tiempos y las operaciones que tenían para doblegarnos e introducir sus nefastas condiciones en perjuicio de todos”, comentaron desde el sindicato único de trabajadores de Escondida.

Frente a las palabras de Castillo, expresando interés de reactivar las actividades, indican que busca “amedrentar a los trabajadores”.