1973586_500.jpg

Empresas & Mercados

E-CL reestructura su organización y cambia el 40% de las gerencias corporativas

Constanza Valenzuela 30/05/2016

En 16 meses la empresa desarrolló un nuevo modelo organizacional con enfoque en los activos. Esto significó la salida de 121 trabajadores y la llegada de 197 personas, varias de ellas provenientes de competidores orientados a energía renovables.

Un nuevo mercado requiere una nueva estructura. 

Bajo este lema la generadora E-CL -controlada por el francesa Engie- desarrolló a lo largo de 2015 y principios de 2016 un exhaustivo plan para optimizar su estructura interna, lo que se tradujo en la modificación del 40% de las gerencias corporativas y el 22% del área comercial. 

Específicamente, durante 16 meses -que comenzaron en 2015- la administración llevó adelante un profundo proceso de reestructuración, en búsqueda de mejorar la toma de decisiones y enfocarse en la cadena de valor y en los procesos. 

Para ello, se avanzó hacia una lógica de unidades de negocio de generación (UNG), lo que afectó la gerencia corporativa de generación. La nueva filosofía consta de grupos de trabajo focalizados en los activos, dejando atrás la organización regional que imperaba hasta entonces. 

Adicionalmente se crearon nuevas gerencias, como la de seguridad y salud operacional, la gerencia técnica y la gerencia de cumplimiento ambiental. 

En resumen, el plan significó la modificación del 40% de las gerencias corporativas, un cambio del 60% a nivel gerencial, el 55% de las jefaturas y 22% del área comercial.

 “La empresa cuenta con unidades de generación y un puerto los que estaban organizados por sitios geográficos. Entonces, todo el peso de generación de estas unidades recaía en los gerentes de sitio, quienes informaban de los resultados consolidados al gerente corporativo de operaciones. Pero esta fórmula que funcionó muy bien durante años dejo de ser útil: el mercado se hizo cada vez más competitivo y hoy es necesario tener total claridad del rendimiento, operación, mantenimiento, costos y rentabilidad de cada unidad para tomar las mejores decisiones”, explicó la compañía por medio de un video explicativo presentado la semana pasada a inversionistas. 

Según explicó el gerente general de E-CL, Axel Leveque, a sus colaboradores, el objetivo del plan es el fortalecimiento de la cultura de liderazgo y resultados, el desplegué de las acciones para mejorar la gestión de activos, y una mejor visión de los procesos con la creación de los UNG.  

El cumplimiento de dicho plan requirió la salida de 121 trabajadores -parte de lo cual se realizó por medio de un plan de egreso-, y otros 142 trabajadores se movieron internamente. Adicionamemte se realizaron 197 nuevas contrataciones provenientes principalmente de empresas competidoras orientadas a energía renovables -particularmente hidro y no convencional- como First Solar Chile, Pacific Hydro, Endesa y Colbún, entre otras.

Financiamiento. Otro de los puntos en los que avanza la firma controlada por la francesa Engie es en el financiamiento de su proyecto de transmisión que unirá el Sistema Interconectado Central (SIC) con el del Norte Grande (SING).

Dicha iniciativa está siendo desarrollada por su filial TEN, en la que comparte propiedad junto a Red Eléctrica de España. El proyecto requiere una inversión de unos US$800 millones y será entregado en agosto de 2017, cuatro meses antes de la fecha fijada por la autoridad.

La línea de aproximadamente 600 kilómetros -que presenta un 37% de avance y cuyo tendido de conductores comienza en junio de este año- está siendo financiada en un 20% por medio de patrimonio (10% de E-CL y 10% de Red Eléctrica) y en un 80% por deuda a largo plazo.

Para esto último, se está trabajando en la obtención de un proyect finance para lo cual ya hay conversaciones “bien avanzadas con los bancos”, indicaron desde la empresa.

A fines de 2015 E-CL logró una carta de mandato con términos principales firmada por cinco bancos internacionales y cuatro bancos locales, y se espera que este año concluyan las negociaciones y se realice el primer desembolso. 

Para 2016 la empresa proyecta un Capex de US$418 millones, de los cuales US$322 millones irán a financiar el proyecto termoeléctrico Infraestructura Energética Mejillones (IEM), de 375 MW brutos, en Mejillones, que junto al puerto asociado requerirá unos US$955 millones. Dicho monto no incluye los US$33 millones que E-CL contribuirá al capital de TEN.