2245676_500.jpg

Empresas & Mercados

Desmutualización de la BCS abre espacio para que Bovespa aumente su participación

B. Sifon y M. Villena 26/01/2016

Hasta últimas horas de ayer el presidente de la plaza mantenía conversaciones con los directores para conseguir los votos necesarios para el cambio de estatutos.

Para el jueves 17 de marzo están citados los accionistas de la Bolsa de Comercio de Santiago, quienes deberán votar uno de los hitos más relevantes para la entidad en los últimos años. Ayer el directorio acordó citar a junta extraordinaria para que los propietarios de la plaza diriman la modificación de sus estatutos con “el fin de lograr la materialización de su desmutualización, fortaleciendo aún más su institucionalidad para abordar nuevos requerimientos asociados al desarrollo del mercado financiero”, indicó la bolsa en un hecho esencial.

En la junta extraordinaria se someterá a votación “la eliminación del requisito de ser accionista de la Bolsa de Comercio para poder ejercer las funciones de corredor de ésta”; así como “el incremento del número de acciones en que se dividirá el capital social de 48 acciones a 48.000.000 de acciones”.

Junto con esto, deberán considerar la eliminación “de las disposiciones estatutarias que regulan los requisitos para ser corredor, su postulación, procedimiento de autorización en caso de transferencias de capital igual o superior al 10% y sanciones, todas las cuales son traspasadas al reglamento de la bolsa de comercio”.

Si bien para los puntos anteriores se requiere la mayoría absoluta de las acciones emitidas, existen tres puntos respecto de los cuales se requiere “del voto conforme de al menos las dos terceras partes”.

Por eso, la votación más estrecha podría darse respecto del nuevo límite de concentración de la propiedad que alcanzará a un 25% -hoy es de 10%-, así como “la incorporación, dentro de las materias que requieren del voto conforme de las dos terceras partes de las acciones emitidas con derecho a voto de la sociedad, de cualquier modificación, el reemplazo o la eliminación del nuevo artículo 9 de los estatutos que contemplan el límite de 25% de la concentración de la propiedad”.

El aumento en el límite de concentración abriría espacio para que Bovespa -que hoy es el mayor accionistas de la BCS con cuatro papeles equivalentes al 8,32%- pueda aumentar su participación en la sociedad.

También se deberá dirimir respecto de “la incorporación del concepto de director no vinculado, imponiéndosele la obligación de un directorio integrado por 11 miembros, de los cuales al menos tres deben ser no vinculados; i) un mínimo de 2 deben ser no vinculados a la Bolsa de Comercio de Santiago, sus filiales y coligadas, de los corredores miembros de la BCS, y del negocio de la BCS; y ii) al menos 1 debe ser también no vinculado a las sociedades inscritas en la BCS”

El tercer punto que requiere de dos tercios, es “la creación de comités por parte del directorio: la dictación de un código de gobierno corporativo por parte del directorio y la adecuación de diversas disposiciones estatutarias a las normas de la ley N° 18.046 en materias de dividendos y juntas de accionistas”.

Negociaciones

Hasta el último momento el presidente de la entidad, Juan Andrés Camus, mantenía las conversaciones con los accionistas para lograr en la junta extraordinaria los votos necesarios para aprobar la propuesta. De hecho, media hora antes de la sesión de directorio se reunió con el director Jaime Larraín para escuchar sus aprensiones.

Esto, pues hasta ahora las corredoras bancarias, que representan el 33,28% de las acciones estarían alineadas con la desmutualización, a las que se suman  EuroAmerica, Nevasa, Jaime Larraín y LarrainVial (esta última con tres acciones al igual que Banchile), que tienen entre todas 12,48%. Así, ya tendrían 45,76% a su favor, a los que se puede sumar Bovespa, que dada la desmutualización que vivió hace años en Brasil podría por apoyar el proceso chileno. En total, el sí ya contaría con un 54,08%.

Con todo, aún existen accionistas pasivos que no están convencidos de la propuesta, pues ven en ella una futura pérdida de valor en el papel, ya que hasta ahora existe un premio sobre éste al ser un requisito para ser corredor.

Archivos relacionados