Tematica de Telefonia Celular

Empresas & Mercados

Desarrollo de habilidades conductuales: la clave de los profesionales del futuro

PULSO 28/03/2018

El avance de la tecnología ha instaurado el temor de que en los próximos años, millones de personas perderán sus trabajos por la automatización. Sin embargo, aún con la robotización, el elemento humano mantendrá especial relevancia en la toma de decisiones y las actividades de relacionamiento, habilidades claves para los profesionales del futuro.

Robert Half, empresa de reclutamiento especializada en ofrecer profesionales calificados para el área financiera, analizó en profundidad el impacto de los avances tecnológicos en el mundo laboral.

En su estudio, la compañía postula que, a pesar de la irrupción de la mecanización y la robotización, tendencias ya adoptadas hace décadas por la industria y la agricultura, el elemento humano continúa siendo extremadamente relevante para tomar decisiones estratégicas, desempeñar actividades de relacionamiento, crear y motivar equipos.

“En los próximos 25 años tendremos máquinas con el mismo nivel de procesamiento que el ser humano a un valor muy accesible. Pero eso no quiere decir que ellas podrán tener creatividad o emoción”, señaló James Wright, Coordinator of ProFuturo, FIA.

Por ello, Robert Half advierte que a medida que las máquinas y los softwares asuman tareas repetitivas y operacionales, la expectativa con relación a las personas aumenta, así como la demanda por profesionales calificados, con capacidad de comunicación, empatía, flexibilidad y habilidad para tomar decisiones complejas en escenarios diversificados.

Las tendencias del futuro

La investigación titulada “El trabajo del futuro”, desmenuza los aspectos que guiarán al mundo laboral en los próximos años, dentro de los cuales destacan el desarrollo de los negocios disruptivos, la robotización y los modelos flexibles de trabajo.

Sobre los negocios disruptivos, el informe puntualiza que los modelos que conectan a las personas, servicios y productos, a través de aplicaciones, revolucionan a muchos sectores y obligan a empresas de todos los tamaños a replantear sus estrategias.

“En el mundo actual, las empresas tienen que estar conectadas o vinculadas a internet por lo que cambia la estrategia de contratación. Ahora los perfiles más buscados son los que tienen experiencia en el mundo digital o ecommerce”, afirmó Marc Roger, Division Manager de S&M en Robert Half.

Respecto a la ya conocida robotización, el estudio señala que los robots forman parte del día a día laboral de muchas empresas, especialmente en el sector industrial. Muchos profesionales que actúan en las plantas ya requieren estar familiarizados con términos como big data, realidad virtual e internet de las cosas.

Ante esto, Alexandre Fernandes, diretor de marketing y desarrollo de públicos del Museu do Amanhã, destacó que la inteligencia artificial realizará la mayoría de las actividades, como cálculos complejos y resolución de problemas cotidianos.

“El elemento más importante en el trabajo del futuro será la manera de relacionarse y la inteligencia colectiva”, agregó Fernandes.

Otro aspecto clave para el futuro de los empleos corresponde a la incorporación de modelos flexibles. Esto se debe a que el trabajo del futuro comprende la diversidad de empresas y estilos de vida de los profesionales. El contrato fijo a tiempo completo cada vez cede más espacio a modelos más flexibles de tercerización, outsourcing, servicios temporales y consultorías, menciona el reporte.

“En equipos con profesionales ya sobrecargados, el objetivo es trabajar de manera más simple y ganar en agilidad. La tercerización, los servicios compartidos y el trabajo temporal son algunas de las soluciones para quitarle la carga operacional y darle más responsabilidades al equipo permanente”, apuntó Jennifer Wendling, directora de RRHH de BMS para Brasil, Argentina, Chile y Perú.

Carreras del futuro

El reporte subraya que los especialistas concuerdan con que los trabajos operacionales, repetitivos y que requieren tareas simples serán los más amenazados por el ascenso de las tecnologías – y pueden desaparecer en pocos años.

Sin embargo, hay dos tendencias que se mantienen fuertes: las profesiones high tech, de alta especialización e impacto tecnológico como ingenieros, médicos y arquitectos, y las high touch, es decir, de alto impacto humano, como nutricionistas, educadores físicos, cuidadores de ancianos y niños, entre otros.

Sobre esto, Robert Half destaca que hace años, los reclutadores hablan sobre la creciente importancia de habilidades como liderazgo, comunicación, trabajo en equipo y negociación en los procesos de selección.

En el trabajo del futuro, ellas serán un asunto de supervivencia, destaca el reporte, en donde además agrega que considerando que la tecnología sustituirá  funciones técnicas y operacionales, será esencial la capacidad de colaboración y de toma de decisiones basadas en el respeto a la cultura corporativa y el bienestar del equipo.