Alfredo Martin

Empresas & Mercados

Déficit del Transantiago alcanza en 2017 su mayor nivel en tres años

Carla Cabello 13/03/2018

Pese a la caída en la evasión, el año pasado el sistema registró una merma de $488 mil millones, superior en $32 mil millones a 2016.

La evasión es uno de los problemas más grandes que enfrenta el Transantiago. Es por ello, que en 2017 -con un índice de evasión que llegó al 34% durante el cuarto trimestre de 2016- se creó la Coordinación contra la Evasión, con el propósito de llevar a cabo el plan integral contra este fenómeno. Gracias a ello, en un año se logró disminuir este ítem en más de 10 puntos porcentuales, hasta llegar a un 23,7% en el trimestre septiembre-diciembre del año pasado. Sin embargo, esta baja no se ha traducido en una mejora en las arcas del sistema de transporte capitalino. Según el último informe de gestión del Directorio de Transporte Público Metropolitano (DTPM), el Transantiago cerró 2017 con un déficit por $488.477 millones, unos US$813 millones. Se trata de la mayor cifra registrada desde 2014, cuando el déficit del sistema alcanzó los $492.662 millones.

El monto de la merma fue en $32 mil millones superior a la brecha registrada en 2016 y fue el resultado de un ejercicio en el que se tuvieron ingresos por $571.370 millones (US$947 millones) y costos por $1.059,8 millones (US$1.767 millones). Si bien los recursos del sistema disminuyeron en $1.252 millones respecto de 2016, el incremento del déficit responde principalmente a un aumento de $30.748 millones en los gastos del sistema.

Sólo en el primer semestre, los ingresos del sistema llegaron a los $271.733 millones, mientras los costos totalizaron $504.367 millones. Esto, arrojó una brecha de $232.634 millones en el primer semestre. En tanto, entre julio y diciembre del año pasado se contabilizaron ingresos por $299.637 millones y egresos por $555.479 millones, lo que arrojó un déficit por $255.842 millones en el segundo semestre.

Destino de los recursos

Un 99,3% de los ingresos del Transantiago provino el año pasado del uso de la tarjeta Bip! por parte de los usuarios. Al contrario, de acuerdo a la distribución de egresos según prestador de servicios, la mayor parte de los desembolsos se destinó a los operadores de transporte de buses, que representaron un 65,6% del total en 2017. Metro, por su parte, fue responsable del 26% y Metrotren Nos de 0,5%. Del porcentaje restante, Sonda, proveedor de servicios tecnológicos, fue destinatario de un 3,6% en el mismo período.

Hitos

Durante el año pasado se inauguró la Línea 6 de Metro en noviembre y se realizó la puesta en marcha del Metrotren Nos en marzo, que con una red de 20,3 kilómetros dividida en 10 estaciones, traslada a más de 33 mil personas diariamente.

De acuerdo al informe del DTPM, 2017 fue el primer año desde 2010, en que aumentaron las transacciones en el Metro,momento en que se realiza el pago Bip!. Pese a que el aumento fue de apenas 0,6% en relación al 2016, lo significativo, según destaca el DTPM, es que se terminó con una tendencia a la baja de larga data.

Sin embargo, el número de transacciones sólo de los buses no logró revertir la tendencia. Y es que disminuyeron en 1,5%, desde 881 millones en 2016 a 868 millones en 2017. Desde 2012, en tanto, han caído en un 16%. Por el contrario, las transacciones en la red de Metro aumentaron en 2%, desde 672 millones a 2016 a 686 millones en 2017. Así, en los últimos 5 años han aumentado en 6%.

Subsidio

Durante el año pasado, el Estado aportó $488.838 millones al sistema, cifra $31.592 millones superior al subsidio que entregó en 2016, que fue de $457.246 millones.

Según el informe de gestión del DTPM, entre 2012 y 2017, el subsidio al transporte público remunerado de pasajeros de Santiago sumó más de $2.649,4 millones, unos US$4.383 millones.

Si se analizan los últimos cinco años, el menor subsidio se entregó en 2013, cuando el Estado aportó $401.832 millones. En 2012, se entregaron $405.037 millones.