Empresas & Mercados

Dávalos sufre nuevo revés con marca de diseño "OINK!"

Leonardo Cárdenas 17/05/2016

INAPI sostuvo que marca que apuntaba al mercado de la moda no podría coexistir.

El Instituto Nacional de Propiedad Industrial rechazó la petición de Sebastián Dávalos Bachelet de inscribir la marca de diseño de moda “OINK!”. El hijo de la Presidenta Michelle Bachelet, que se viera envuelto en el denominado caso Caval, solicitó a INAPI el registro de dicha marca que apuntaba al mercado textil y de diseño de ropa, según se consta en la solicitud que presentara a fines de septiembre del año pasado.

En el proceso la solicitud de Dávalos enfrentó la oposición de Asesorías e Inversiones Barasilva Limitada, representada por el abogado Felipe Vinagre Larraín, pues a su juicio presenta semejanza con la marca OINK!, mixta, de la cual es titular según registro N°848.235, que distingue vestidos, calzados y sombraría en la clase 25; entre otros registros. Argumentó que dado que las marcas presentaban identidad gráfica y fonética, y que distinguen coberturas que se encuentran directamente relacionadas, no podrían coexistir sin causar error o engaño entre el público consumidor.

En su dictamen INAPI destacó que “los signos en controversia presentan semejanzas determinantes que impedirán una sana y pacífica coexistencia en el mercado, al confrontar los signos en conflicto, se advierte que la marca pedida se encuentra íntegramente contenida en la registrada previamente, sin que se adviertan diferencias que permitan estimar que se trate de un signo distinto, con un grado de identidad y fisonomía propia”.

“Las circunstancias que sumadas al hecho de que, la comparación de los productos o servicios incluye, entre otras apreciaciones, un análisis de la naturaleza y la finalidad de los bienes o servicios, los canales de distribución, los puntos de venta, los productores, el modo de empleo y si están en competencia entre sí o son complementarios y considerando que, los servicios de diseño de prendas de vestir o de moda impugnados son similares en un grado con los productos que posee el oponente, tienen el mismo público pertinente y pueden tener el mismo origen habitual”, consignó el fallo.

Esta es la tercera marca que Dávalos intenta registrar sin éxito. Anteriormente Art Gallery y Artworks también fueron rechazadas por el Instituto de Propiedad Industrial.

Al igual que las anteriores, Dávalos tampoco respondió al traslado que entregó INAPI respecto a la tramitación de dichas marcas.

Sin embargo, puede acudir al Tribunal de Propiedad Industrial.