2076370_500.jpg

Empresas & Mercados

Daniel García y nueva licitación de casinos: "Ojalá viéramos caras nuevas. Notamos alto interés"

Carla Cabello 13/05/2016

En entrevista con PULSO el superintendente de casinos anticipa parte de las bases de la licitación que se pondrá en marcha hoy. Para los casos de Arica y Viña del Mar, plantea que se ofrecerá una prórroga de hasta un año a los operadores, siempre y cuando presenten un plan de implementación.

Hoy se inicia oficialmente la carrera por los siete casinos municipales que serán concesionados entre este año y el próximo, tras publicarse las bases de licitación. Se trata de los recintos de Arica, Iquique, Coquimbo, Viña del Mar, Pucón, Puerto Varas y Puerto Natales, los que representan 30% de la industria chilena en número de recintos. 

El proceso genera máxima atención entre los actores de este negocio, dada la relevancia de algunos de los casinos que serán readjudicados como es el caso del de Viña del Mar, el que más recauda en Chile. Otro de los temas que inquietaba a los interesados era la publicación de la información operacional de los actuales casinos municipales, para estimar ingresos y flujos; y también el futuro de la forma en que se hará el traspaso de los casinos de Arica y Viña del Mar, dado que su edificación ya está predeterminada. En entrevista con PULSO el superintendentente (TyP) de Casinos de Juego (SCJ), Daniel García, aclara varias de las dudas de la industria y anticipa cuáles serán los principales lineamientos de este proceso.

¿Qué plazos se establecieron?

-Hoy salen publicadas las bases. Eso nos da un periodo de diez días hábiles para consulta y después tenemos 15 días para dar respuesta. El 4 de noviembre es la primera audiencia pública en que los interesados presentarán sus ofertas. Tenemos hasta 120 días para evaluar, pero nosotros pretendemos hacerlo en menor tiempo, nos gustaría estar adjudicando los permisos antes del 31 de marzo de 2017. Las más altas ofertas se quedan con la licencia por los próximos 15 años. Es importante aclarar que desde que adjudicamos hay un plazo de dos años para construir las obras, incluido el casino, con posibilidad incluso de pedir una prórroga.

¿Qué fórmula se aplicará para tratar de cumplir los plazos establecidos?

-En algún minuto pensamos en poner algunos incentivos para que los nuevos casinos, los que resulten de esta concesión, inicien operaciones lo antes posible, ojalá el 1 de enero de 2018. Pero en la medida que fue pasando el tiempo nos dimos cuenta de que eso era poco realista y en la última versión del reglamento está claro que los plazos para iniciar operación en este proceso son los mismos que cualquier otro proceso que ha habido antes, un plazo de dos años para construir, con dos excepciones como es el caso de Arica y Viña del Mar donde la municipalidad entrega un inmueble, y dado que no hay que construir, se va a pedir que el inicio de operación sea el 1 de enero de 2018.    

Los operadores mostraron inquietud por el traspaso en Arica y Viña del Mar, ¿en qué momento se hará y cómo será?

-Todos nos hicimos esa pregunta: ¿Cómo un operador cierra un día y al día siguiente abre otro? Eso es imposible. Esa pregunta no la estábamos resolviendo en la primera versión de las bases y nos dimos cuenta que sí era necesario. Todos los que van a presentar oferta, esa oferta tiene que decir que inician operación el 1 de enero de 2018 porque con eso cumplen con la condición especial, pero una vez adjudicado el permiso hay una facultad que tiene esta SCJ que es de otorgar una prórroga de hasta un año, es decir hasta el 1 de enero de 2019. Esa prórroga se otorga en la medida que quien se adjudique ese permiso presente un plan de implementación y la solicite.

¿Qué debe incluir este plan de implementación?

-Lo que estamos pidiendo es bien exigente. Estamos dando un plazo máximo de tres meses de “para”. Lo segundo que nos tienen que decir es cuándo, esos tres meses tienen que ubicarlos dentro del año en los meses que afecten menos los flujos del casino. Y tercero, tiene que ser un acuerdo con la municipalidad e informado al actual operador. Tiene que haber la coordinación necesaria para que esto sea factible. Lo que estamos diciendo en las bases es que hay flexibilidad para resolver el problema pero no podemos anticipar el escenario porque está la posibilidad que no se cambie de operador o que exista un acuerdo entre el actual y el nuevo que permita tener prácticamente continuidad operacional. Dejamos espacio para tener esa conversación cuando se adjudique el casino y creemos que está bien resuelta en la medida que pusimos condiciones de viabilidad y de recaudación.

¿Cómo serán las condiciones especiales en los casos de Iquique y Coquimbo donde hay que construir el casino?

-En Iquique se entregó un terreno municipal, el interesado va a tener que construir sobre ese terreno, operarlo durante 15 años y al terminar el periodo entregarlo a la Municipalidad. Otro casomás especial, que es Coquimbo, ellos no pusieron el terreno municipal pero piden que al terminar los 15 años se les transfiera el casino, y lo que decidió el Consejo Resolutivo es que esa transferencia debe ocurrir pero a un valor comercial porque o sino le pega muy fuerte a los flujos de los interesados y nosotros pensábamos que podía afectar la competencia.

La información de los actuales números de los casinos es otra de las inquietudes, ¿los interesados van a contar con esa información?

-Entendemos que entre mejor información entregamos a los interesados, mejor oferta vamos a tener. Publicaremos informes operacionales con información que proviene tanto de la municipalidad como del operador y que es coincidente. Eso nos da garantías de que la información es buena. Eso lo publicamos hoy, los flujos, los ingresos brutos, del aporte que ha hecho históricamente a los municipios, la cantidad de visitas.

¿Cómo ve a la industria y cómo se podría incorporar más competencia?

-Este es un mercado que por sí es chico, nunca va a tener más de 24 casinos y tampoco es razonable pensar que van a existir 24 operadores distintos. Da la sensación que se está consolidando hacia la concentración con las fusiones pero licitaciones como la que tenemos por delante son espacios para nuevos actores, ojalá viéramos caras nuevas. Está la sensación que hay bastante interés.

Los operadores han pedido aclarar cómo afrontará la SCJ el juego online. ¿Se debería regular o se mantendrá exclusividad a los concesionarios?

-En Chile no es legal el juego online. Nosotros no somos un ente legislativo, a nosotros nos corresponde aplicar la ley y participar en la nueva normativa si hubiera intención de generarla, pero en este minuto el Ejecutivo no tiene iniciativas en la línea de regular el juego online. Muchos operadores lo preguntaron en las audiencias porque ellos van a adquirir una licencia por 15 años, quieren saber si van a competir con los actuales operadores o tipos de juegos nuevos. Entendemos la inquietud pero no es algo que tengamos que abordar a esta altura.

¿Qué pasará con la plantilla de trabajadores de los siete casinos municipales?

-Lo que se estableció finalmente fue que cuando nos entreguen la oferta ellos se comprometen a realizar una oferta del trabajo en condiciones similares al 80% de los trabajadores que actualmente prestan servicios. Aclaramos como condiciones similares una remuneración similar y funciones similares, sin heredar ninguna obligación laboral que pudiera tener el empleador anterior.