Empresas & Mercados

Crédito del BID incentivará el factoring en la pequeña empresa

Paula Núñez 31/05/2016

El préstamo recientemente entregado por el BID y la Agenda de Productividad buscan potenciar a las Mipymes y fomentar el acceso a crédito.

Hace algunos días, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de US$120 millones a Chile para ampliar y mejorar la oferta de productos financieros para la micro, pequeña y mediana empresa (Mipymes). 

El objetivo es ampliar la oferta y la competencia en el mercado financiero chileno, utilizando productos de financiamiento enfocados en las necesidades reales de las empresas de menor tamaño, lo que se hará a través de Intermediarios Financieros No Bancarios (IFNB), como cooperativas de ahorro y crédito, instituciones micro financieras y empresas de leasing y factoring. “Hoy existe una concentración en la oferta del mercado financiero que dificulta que Mipymes accedan a financiamientos con condiciones favorables en término de tasas, montos y plazos. Estamos convencidos que con esta medida daremos un paso para lograr más y mejor financiamiento para ellas”, dice Luis Felipe Oliva, coordinador general de la Gerencia de Inversión y Financiamiento de Corfo.

El personero agrega: “Generaremos mayor competencia en la industria financiera inyectando recursos para más operaciones de crédito, como también para asesorar y capacitar a intermediarios financieros no bancarios”.

Mayor incentivo. Al préstamo del BID se suma a que en el marco de las 22 medidas para promover la productividad en el país, hay una que contempla establecer un plazo para el acuse de recibo de factura, luego del cual ésta se entenderá cedible irrevocablemente, este periodo que sería de máximo ocho días le dará mayor seguridad aquellas empresas más pequeñas que proveen productos y servicios.  

Oliva establece que las empresas Mipymes enfrentan diversas restricciones para operar y crecer. Uno de los elementos es el financiamiento, tanto para su capital de trabajo como para sus nuevas inversiones. “En ese sentido, contar con una oferta amplia de alternativas de financiamiento resulta fundamental. Una atractiva alternativa es el factoring, una herramienta financiera que permite a las empresas transformar sus activos en recursos líquidos”, comenta el ejecutivo de Corfo. 

Oliva expresa además que hoy existe una necesidad de mejorar las condiciones de financiamiento de las Mipymes. 

Con ese objetivo, es necesario fortalecer el rol de los intermediarios financieros no bancarios (IFNB), donde los factoring cumplen un rol relevante. “Estamos convencidos que la mayor competencia permitirá contar finalmente con más y mejor financiamiento para lasmipymes”, enfatiza.

Respecto a cuál es la relevacia del factoraje en el mundo mipyme, Ezequiel Iturain, gerente división Planificación y Control de Gestión de Banco Internacional señala que se trata de una herramienta financiera clave para las pymes para lograr mejoras en liquidez y capital de trabajo. Comercialmente, el factoring permite mejorar el desempeño, y desde el punto de vista operativo, permite ordenar y gestionar las cobranzas de una manera eficiente”. Añade que el desarrollo y competitividad del factoring en los últimos años, ha permitido a las pymes beneficiarse y continuar su crecimiento para, de esta manera, llegar a tasas como las que tiene en la actualidad y que convierten a este sector a uno de los pilares de desarrollo para el país y fuente de trabajo para millones de chilenos.