Empresas & Mercados

Costanera Norte culpa a Sacyr por salida del Mapocho y cambios a proyecto de desvío del río

C. Cabello y L. Cárdenas 01/02/2017

Costanera Norte acusó que Sacyr desarrolló un plan de manejo del río Mapocho que rebajó las exigencias de diseño y geométricas respecto del plan originalmente elaborado por ellos, el que fue aprobado por Obras Públicas.

Fuertes acusaciones realizó Costanera Norte en contra de Sacyr een respuesta a la demanda colectiva que presentó el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) producto de las consecuencias del desborde del río Mapocho ocurrido el 17 de abril de 2016 en Providencia, el que provocó la suspensión de los servicios de la autopista.

En su respuesta al tribunal, Costanera Norte sostuvo que el proyecto de desvío del río fue diseñado e implementado por Sacyr y que éste fue aprobado por la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP que cuenta con las potestades exclusivas para ello.

En concreto, la firma Ligada al grupo Costanera -que a su vez es controlada por Atlanta SpA y CPP Investment Board- se defiendió argumentando que Sacyr es quien se encontraba desarrollando los trabajos en el río Mapocho que colapsaron producto de las lluvias de abril pasado y no ellos, por lo que no pudieron haber incumplido el deber de profesionalidad alguno que acusa el Sernac.

“Sacyr era la empresa constructora autorizada por la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP (DOH) para ejecutar los trabajos en el lecho del río, debiendo implementar las medidas contenidas en el plan de contingencia aprobado por el MOP”, acusó la concesionaria, cuya defensa el liderada por el ex contralor Ramiro Mendoza. Más aún, advirtió que Sacyr reemplazó el proyecto de desvío del río original por uno propio que la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP “aprobó expresamente”.

“Costanera Norte no desempeñó funciones de empresa constructora, ni fue quien ejecutó las obras en las que ocurrió el desborde. Sacyr desarrolló un plan de manejo del río Mapocho que rebajó las exigencias de diseño y geométricas respecto del plan originalmente elaborado por Costanera Norte, y -activando el conducto de comunicación con el MOP que intermediaban Costanera Norte y la Inspección Fiscal- ,lo que sometió a la aprobación de la DOH. La DOH aprobó este nuevo plan de manejo, no obstante sus diferencias con el anterior”, advirtió. Y agregó: “Este fue el proyecto de desvío del río de Sacyr que, producto de las intensar lluvias ocurridas en la segunda semana de abril, unido a una elevada altura de la isoterma 0, generaron caudales importantes que lo hicieron colapsar (…) Costanera Norte no tiene ninguna responsabilidad por los daños acaecidos”.

En ese sentido, recalcó que “Costanera Norte sólo era uno de los destinatarios de los correos electrónicos con las alertas, y quienes debían fiscalizar y supervisar el cumplimiento del plan de contingencia eran la DOH y la Inspección Fiscal”. Cabe señalar que un informe de Contraloría General de la República, del 17 de octubre de 2016, cuestionó el hecho de que se haya modificado el plan de manejo del río. De hecho, ordenó un procedimiento tendiente a determinar eventuales responsabilidades administrativas por lo mismo.

Respecto a la fiscalización, recalca que es el MOP “la autoridad estatal que le corresponde la fiscalización permanente sobre las obras y es quien asume su costo final”. “Costanera Norte no tenía ni tiene potestades para autorizar, modificar, rechazar, ni fiscalizar los trabajos de Sacyr en el lecho del río Mapocho y menos en el contexto de la alerta de emergencia activada, ni tampoco tenía ni tiene potestades para imponer los diseños de ingeniería desarrollados por ella por encargo del MOP. Todo ello -por expresa disposición legal- le correspondió y corresponde al MOP a través de la DOH en su esfera de competencia técnica, exclusiva y excluyente, y al inspector fiscal como representante del MOP, que fiscaliza las obras y es el canal (ventana única de comunicación hacia y desde el MOP”, explica.

Por otra parte, sostiene que la interrupción parcial y temporal del funcionamiento de la autopista fue determinada en cumplimiento de la obligación de Costanera Norte de proteger a los usuarios ante la ocurrencia de una inundación derivada del colapso de los planes de manejo y contingencia del río, ambos diseñados por Sacyr y aprobados por la DOH, todo en el contexto de un evento climático extraordinario. También explica que la suspensión del funcionamiento de la autopista no derivó de la limpieza de sumideros de la autopista en funcionamiento, la cual fue realizada por Costanera Norte.