2296130_500.jpg

Empresas & Mercados

Corfo abre segundo proceso contra SQM por contratos del salar

Constanza Valenzuela 24/05/2016

Entidad estatal acusó que SQM "no es un socio confiable", por lo que solicita el término anticipado de los contratos para la explotación del Salar. Minera le respondió con dureza.

Un nueva desencuentro protagoniza la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) con la minera SQM por la explotación de mineral en el Salar de Atacama y los contratos vigentes entre ambas entidades.

Ayer lunes, Corfo informó el inicio de un nuevo procedimiento contra la minera no metálica producto de incumplimientos en el segundo contrato que tiene la estatal con SQM -denominado “Contrato de Proyecto”- para la explotación del salar. Y al igual que en su anterior recurso, Corfo busca el término anticipado del acuerdo. Según Corfo, esta segunda demanda surgió del proceso de revisión de los antecedentes de la primera investigación.

La entidad estatal planteó que este nuevo recurso se explica por incumplimientos “diversos y  graves” de las obligaciones establecidas en el señalado “Contrato de Proyecto”, particularmente en lo que respecta a la obligación de resguardo e integridad de las pertenencias mineras de propiedad de Corfo.

Dicho acuerdo fue suscrito originalmente en 1986 entre Corfo y SQM Salar -filial de SQM- y los nuevos antecedentes de infracción de SQM fueron descubiertos por parte de los abogados designados para el primer arbitraje. 

“La decisión de iniciar estas acciones fue oportunamente analizada, en forma unánime, por el Consejo de Corfo, y se enmarcan en los procedimientos establecidos en los mismos contratos suscritos”, se indicó.

“Corfo está trabajando por la defensa del interés público en el Salar de Atacama. SQM ha incumplido grave y reiteradamente los contratos vigentes y no es un socio confiable, por lo que ha requerido el término anticipado de los contratos para la explotación del Salar”.

La respuesta de SQM. Unas cinco horas más tarde llegó la respuesta de SQM. La minera catalogó la movida de Corfo como un “agregado extemporáneo de la demanda arbitral actualmente existente” y rechazó cualquier incumplimiento contractual, tanto en el contrato de proyecto como en el de arrendamiento, que originó el primer recurso. 

“SQM enfatiza que ha sido la propia Corfo la parte contractual que ha venido ejecutando en forma sistemática diversas actuaciones que infringen precisas y sustantivas obligaciones que ella misma asumió en tales contratos”, se informó oficialmente. 

El recurso de Corfo por el Contrato de Proyecto solicitando su término anticipado se suma al arbitraje ya en curso entre ambas partes para finalizar el contrato de arrendamiento de SQM. En este, el organismo estatal acusa a la firma de Ponce Lerou de reiterados incumplimientos en el pago de las rentas de arrendamiento. Allí se obligaba a SQM Salar a pagar la renta trimestral respectiva a Corfo de acuerdo con los porcentajes establecidos relacionados con el valor de venta de los productos resultantes de la explotación de las salmueras del Salar de Atacama; de mantener los derechos de Corfo sobre sus concesiones mineras de explotación; y de efectuar pagos anuales por concepto de patentes mineras al Estado de Chile.