2310952_500.jpg

Copec refuerza plan para zanjar caso aportes políticos con el apoyo de ex ministra y ex SII

Leonardo Cárdenas 05/07/2016

Hace dos semanas, la ex ministra de Obras Públicas del gobierno de Piñera, Loreto Silva, sostuvo una reunión con el jefe de Grandes Contribuyentes de Impuestos Internos. El grupo es asesorado por Bofill&Escobar, que lidera el ex SII Ricardo Escobar.

El conflicto por el financiamiento irregular de campañas políticas sigue dando dolores de cabeza al interior del grupo Angelini, que mantiene negocios en las áreas de combustibles, pesca y forestal a través de Empresas Copec.

La estrategia es pasar ahora a la ofensiva. En ese contexto, el holding que encabeza Roberto Angelini cuenta con los servicios de un estudio experto en juicios de alta complejidad: Bofill&Escobar, firma liderada por los abogados Jorge Bofill y Ricardo Escobar, ex director del Servicio de Impuestos Internos.

Entre los profesionales que integran ese estudio también figura la ex ministra de Obras Públicas del gobierno de Sebastián Piñera, Loreto Silva, quien está participando activamente del caso.

De hecho, según señalan los registros de Ley de Lobby de Impuestos Internos, Silva se reunió el 15 de junio con el jefe de la División de Grandes Contribuyentes del SII, con Bernardo Seaman, para discutir sobre la etapa final del plan de normalización tributaria de Empresas Copec.

El objeto de la reunión, según consta en la plataforma, fue: “Contribuyente manifiesta su percepción, porque ella y todas las empresas que rectificaron, se encuentran con restricción de timbraje, lo que complica sus operaciones”.  Silva asistió en representación de Arauco.

En ese caso en particular, plantean fuentes al tanto del proceso, los problemas para el grupo Angelini radicarían en lo engorroso que le resulta ahora a la empresa los timbrajes de boletas y facturas de manera manual. Esto, luego que el SII pusiera bajo la lupa a las empresas del grupo Angelini y les aplicara la categoría J01. Esto significa, en la práctica, que el SII revisa sus movimientos con mayor atención. Además, la obliga a realizar una serie de trámites de manera manual, lo que provoca fuertes demoras sus procesos.

En paralelo, la empresa trabaja en la rectificación de sus declaraciones tributarias, atendiendo a los reparos efectuados por el propio SII. En marzo del presente año, el SII abrió un procedimiento sancionatorio que apuntaba e invitó a las empresas que estuvieran en la situación de haber eventualmente informado gastos rechazados o gastos necesarios puedan regularizar su estado. Esto último según lo que determina el artículo 21 de la Ley de Rentas.

El procedimiento. Por lo mismo, el Servicio dispuso que las empresas que busquen regularizar su situación tributaria presenten los antecedentes ante la División de Grandes Contribuyentes, la que resolvería si acepta la rectificación, aplicando multas e intereses.

Sin embargo, aquí surge un problema. Según fuentes ligadas a casos de financiamiento ilegal de campañas políticas, las querellas que presentara el SII en contra de las empresas ligadas al ex candidato presidencial, Laurence Golborne, se efectuaron con información que entregaran las propias firmas investigadas.

“Es cuestionable que el estado primero te invite, te someta al procedimiento: te cobre las multas e intereses y después en vez de dar por terminado el tema, sigue investigando si es que administrativamente si hay un delito”, sostiene una fuente ligado a este tipo de causas. Por lo mismo las compañías alistan una defensa que cuestione el actuar del Servicio en tribunales.

PULSO contactó a ejecutivos y asesores del holding, pero no hubo una versión oficial sobre estos hechos.

Uno de los casos más complicados para el grupo es el denominado Caso Corpesca, que involucró a su ex gerente general Francisco Mujica con aportes sin respaldo al senador Sergio Orpis. Sólo en ese caso, los reajustes presentados por las empresas del grupo Angelini superan los $850 millones. Según trascendió, la estrategia del holding es zanjar cuanto antes estas contingencias.

En la última memoria anual de Corpesca, el presidente del grupo Roberto Angelini, señaló que “es muy doloroso que el nombre de nuestra compañía esté bajo una exposición mediática crítica y negativa, debido a investigaciones y procesos judiciales que se llevan a cabo”.

El empresario destaca que la compañía, “ha prestado toda la colaboración a su alcance para contribuir a esclarecer los hechos que se investigan”.