Empresas & Mercados

Con bolsas en rojo, la renta fija corporativa es la ganadora de enero

Bárbara Sifón A. 29/01/2016

La alta volatilidad que se registró en el mes debido a China hizo que algunos inversionistas tuvieran reminiscencias de la crisis subprime.

Los mercados no tuvieron un buen comienzo de año, ya que la volatilidad que generó la incertidumbre proveniente de China fue la tónica de enero. Tanto así que a más de algún inversionista lo llevó a recordar algunos pasajes de la tristemente recordada crisis subprime.

Un mes en que si se consideran las diez principales bolsas de América, incluido Estados Unidos, en moneda local sólo el Colcap de Colombia logra rentar (+0,94%), mientras que si se mide en dólares, ninguna escaló.

Ad portas de terminar el peor enero para las bolsas internacionales desde 2008, el desempeño más débil, medido en la divisa estadounidense, fue para el Bovespa, seguido por el Merval. El IPSA, en tanto, perdió un 2,37% en pesos y en dólares la caída fue de 2,72%.

Sin embargo, el escenario parece ser menos negativo si se considera lo que ocurrió a comienzos de mes, donde el  VIX -conocido como índice del miedo- llegó a subir más de un 30% en menos de una semana.

De todos modos, el mal desempeño de las plazas bursátiles no es exclusivo de la región, ya que tanto los indicadores europeos como los asiáticos se aprontan a cerrar el mes con números rojos.

Entre los emergentes, Latinoamérica no registró el peor de los escenarios, ya que la región recibió flujos por US$4.200 millones durante el mes, mientras que todos los emergentes sumaron salida de capitales por US$3.600 millones durante el mes según reportó el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF). Asia emergente, en tanto, fue la que registró las peores cifras con una desinversión por US$4.300 millones.

“La caída de los precios del petróleo, la liquidación global de acciones, el aumento de los diferenciales de los bonos y el VIX repuntando reflejan otro período de riesgo para los mercados financieros, lo que llevó a los inversionistas a sacar dinero de los mercados emergentes”, dijo IIF, según dio a conocer Reuters.

Renta fija local

Pero sí hubo un ganador en el mes y sin duda fue la renta fija local, tanto corporativa como soberana, con rentabilidades de 1,72% y 1,19%, respectivamente.

Para Felipe Lubiano, analista senior de renta fija en Credicorp Capital, durante enero se vio una combinación de dos factores. “Por un lado, el mayor número de emisores que se concentra en AAA y AA experimentaron una ligera corrección en spread sobre todo en papeles más largos y de menor riesgo. Esto se suma al segundo factor, el cual corresponde a una ligera compresión en las tasas, principalmente el BCU-10 que se ha comprimido en torno a 10 puntos desde principios de mes”, explicó.

Considerando lo anterior y debido a la larga duración de los papeles, detalla que “el premio adicional que pagó la renta fija corporativa se debe a una menor percepción de riesgo a nivel general, la cual se refleja en la corrección de los spreads mencionada anteriormente. Por otro lado, que los retornos hayan sido positivos en la renta fija soberana y corporativa, se explican también por conceptos de movimientos a la baja de las tasas base”.

Con todo, una inversión que terminó plana fue el dólar, que pese a haber escalado por sobre los $730 a mediados de mes, ayer cerró en $710,1, mismo nivel alcanzado el 30 de diciembre pasado.

Archivos relacionados