2243039_500.jpg

Empresas & Mercados

Codelco reformula área a cargo de proyectos y advierte retrasos de al menos un año

Constanza Valenzuela 20/01/2016

Según se desprende del acta de la última junta accionistas de la estatal, el proceso está siendo llevado tanto por el directorio como por la administración y busca mejorar gestión de proyectos los estructurales.

Una reformulación de la vicepresidencia de Proyectos, a cargo de Gerhard Von Borries, es en lo que trabaja la administración de Nelson Pizarro.

Según se desprende del acta de la última junta accionistas de la estatal, ocurrida el 25 de octubre, este proceso busca modificar  la forma en que se están gestionando los seis proyectos estructurales que tiene la estatal en carpeta: Chuquicamata Subterránea, Nuevo Nivel Mina El Teniente, RT Sulfuros, Expansión Andina, Rajo Inca y Traspaso Andina.

Adicionalmente, la adminitración busca solucionar la “sobrecarga” que significó la concepción de estas seis iniciativas.  

“(Óscar Landerretche) señala que tanto el presidente ejecutivo como el directorio han estado preocupados de llevar adelante un proceso de reformulación de dicha vicepresidencia (de proyectos) y de la forma en que se están gestionando los proyectos, proceso que aún se encuentra en desarrollo”, indica el acta de la reunión extraordinaria de Codelco realizada el 26 de octubre.

Esto porque “efectivamente” se produjo una sobrecarga en la vicepresidencia de proyectos, la cual se estaría paliando por las reformulaciones de los proyectos estructurales.

Esto fue ratificado por el presidente ejecutivo Nelson Pizarro. “(Se) ha dedicado mucho tiempo en reformular la forma en que se gestionan los proyectos y las inversiones en la corporación, habiendo mucha información que no se había hecho y se había postergado”, se indica.

En este sentido, se agrega que tras las reformulaciones, rediseños y optimizaciones, el resultado es que los proyectos están diferidos en alrededor de un año, ya sea por la necesidad de optimizar la ingeniería, por la necesidad de recabar mayor información o por atrasos en el Sistema de Evaluación Ambiental (SEA).

Bajo esta última causal está, por ejemplo, el proyecto de US$5.400 millones Radomiro Tomic Sulfuros, que recibió su aprobación ambiental dos años después de lo previsto. Esta iniciativa busca darle continuidad a la división a través de la explotación y procesamiento de mineral sulfurado. Actualmente, la minera trabaja en la ingeniería de detalle aproximado del 51,6%, mientras se encuentran en ejecución las obras tempranas para la construcción de las futuras instalaciones.

Dentro de los proyectos que han sufrido atrasos para optimizar la ingeniería se encuentra Andina 244. A finales de 2015, la cuprífera optó por reformular los proyectos, recortando su Capex y acotando los plazos de construcción.

A la junta de aciconistas asistieron el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés; además de la ministra de Minería, Aurora Williams. A ellos se sumaron directores y ejecutivos de Codelco.

Las dudas por El Teniente

En la cita, Pizarro también reveló antecedentes sobre el estado del proyecto Nuevo Nivel Mina El Teniente, que suma tres años de retraso. 

“Se ha llegado a la conclusión de que esta roca no soportaría una nueva excavación, estando al límite, por lo que se tiene que reemplazar la carga por una fortificación distinta que será robotizada, lo que aumenta su costo y tiempo”.

Tras esto, la ministra de Minería, Aurora Williams, solicitó información relacionada a si estos se conocía con anterioridad, a lo que el presidente ejecutivo dijo: “la calidad de la roca sí era conocida y se tenían las advertencias con la debida anticipación” y agregó que un antecedente nuevo es la presión existente por la carga horizontal derivada de la existencia de la quebrada.  

El proyecto busca ampliar la mina en un sector más profundo del cerro para mantener la capacidad de El Teniente en las actuales 137.000 toneladas por día (tpd), que equivalen a una producción en régimen en torno a 434.000 toneladas de cobre fino al año. 

Archivos relacionados