Empresas & Mercados

Cobre se mantendría bajo US$2 en el corto plazo y dólar podría llegar a $750

Bárbara Sifón A. 12/01/2016

El banco de inversión Nomura ve que la fortaleza del tipo de cambio genera una oportunidad para estar largos en el peso mexicano y cortos en el peso chileno.

Desde mayo de 2009 que el cobre no cotizaba bajo los US$2 la libra y por eso el mercado se puso en alerta luego de que ayer cerrara en US$1,9969.

La caída se dio después de cuatro jornadas a la baja en las que perdió un 5,26% de su valor, donde la sobre oferta y la menor demanda desde el mercado asiático han marcado la pauta.

Tendencia que sumada con el desempeño de las monedas a nivel global, ha servido como sustento para la fuerte apreciación que ha vivido el dólar en las últimas jornadas, que ayer lo llevaron a terminar en $731,6.

La depreciación de $3,6 o 0,49% del peso fue la segunda mayor en la región tras el real que retrocedió un 0,7%.

Todo, en un escenario en que desde el 31 de marzo de 2003 que no superaba el techo de los $730.

Con esto, la interrogante que se abre, tanto para el metal rojo como para el tipo de cambio, es si los niveles alcanzados se mantendrán o no.

Para Francisco Schneider, gerente de distribución de FX de FYNSA, “éste será un año complejo, los riesgos a los que nos vamos a enfrentar durante la primera parte del año tienen como punto de partida la evolución del precio de los commodities. Por el momento, no vemos un soporte o señal de hasta dónde pueden caer las materias primas, por ende, podría a seguir bajando”.

Así, respecto del precio del cobre, para Schneider la clave está en lo que suceda con la economía de China, pero cierres consecutivos bajo US$2 la libra podría implicar que persista la caída.

Matías Hermosilla, analista de mercados de xDirect, destaca que pese a que es posible ver una recuperación hasta US$2,3, “todo parece indicar que el cobre seguirá marcando nuevos mínimos en las próximas semanas”.

Para Felipe Ruiz, economista jefe de BCI Estudios, pese a que el precio actual no es sostenible y que en un horizonte de largo plazo el cobre debería fluctuar entre US$2,2 y US$2,3, de todos modos en el corto plazo podría alcanzar los US$1,9. En ese nivel, asegura, el tipo de cambio llegaría a los $740.

Además de lo que suceda con el commodity, para Schneider hay otros tres factores tras la trayectoria del tipo de cambio: la debilidad del crecimiento de China, el alza de tasas de la Fed y la incertidumbre a nivel local.

Por eso mismo, asegura que con una tendencia alcista en el corto plazo, “debería ir en busca de niveles cercanos a $750”, donde añade que el positivo dato de empleo conocido el viernes pasado reafirma eventuales alzas de tasa en EEUU.

Eso sí, no descarta correcciones para el tipo de cambio en el mediano plazo, lo que en Fynsa ven como “oportunidades de compra”.

Alternativa contra el peso

Para el banco de inversión Nomura, la actual debilidad del peso genera una oportunidad: estar largos en el peso mexicano y cortos en el peso chileno. 

“Creemos que el peso mexicano debería tener un mejor desempeño que otras divisas regionales, considerando que el efecto del dólar se desvanezca”, destaca un reporte del banco, que agrega que “desde una perspectiva fundamental, creemos que el MXNCLP (cruce con el peso chileno) es un buen candidato para la apreciación”.

Archivos relacionados