2239806_500.jpg

Empresas & Mercados

Central El Campesino aplazará inyección si no se aprueba ambientalmente en dos meses

Constanza Valenzuela 13/01/2016

La iniciativa se adjudicó en 2014 unos 4.000 Gwh/año en la licitación de clientes regulados para comenzar a suministrar energía el 1 de enero de 2019. Sin embargo, aún no obtiene su permiso ambiental y la etapa de construcción se estima en 36 meses.

Central El Campesino está analizando activar la cláusula de las bases de licitación de 2014 que permite retrasar hasta en dos años la inyección de suministro eléctrico. Esto, por la lenta tramitación ambiental del proyecto.

En octubre 2014, El Campesino -de Electricité de France (EDF) y Biobio Genera- se adjudicó  4.000 Gwh/año en la licitación clientes regulados del Sistema Interconectado Central (SIC). Este fue el último concurso  antes de la modificación a la Ley de General de Servicios Eléctricos, donde se perfeccionó el sistema de licitaciones de suministro eléctrico para clientes regulados y se incluyeron mecanismos para “flexibilizar” la adjudicación de contratos.

No obstante, en dicha ocasión se incorporaron cláusulas del proyecto de ley -en ese momento en tramitación- que le permitían a las empresas ganadoras la posibilidad de postergar hasta por dos años el plazo de inicio del suministro o poner término anticipado al contrato si, por causas no imputables al adjudicatario, su proyecto se retrasaba o si se hacía inviable. 

Esta es la cláusula a la cual EDF, con su proyecto El Campesino, está estudiando acogerse en el caso que la iniciativa no obtenga su permiso ambiental dentro de los próximos dos meses, ya que el proyecto debe comenzar a suministrar energía el 1 de enero de 2019 y contempla 36 mese de construcción. Por ello, el proyecto ya está atrasado de acuerdo a su cronograma oficial, que incluía comenzar la obra a finales del año pasado.  

“Nuestro compromiso para entregar el suministro de electricidad es para enero de 2019 y para construir una planta de ciclo combinado de gas y el terminal de regasificación se necesita casi tres años. Entonces, estamos bien, más no se puede tardar mucho más para obtener los permisos ambientales, sino significa que tenemos que activar una cláusula del contrato que permite aplazar la fecha de inicio de suministro”, indicó el vicepresidente de desarrollo internacional de EDF, Guillaume de Forceville.

De concretarse, esta sería la primera firma que se acoge a esta cláusula desde la modificación de la ley. 

En caso que procediere legalmente el aplazamiento y se concediere, desde la Comisión Nacional de Energía (CNE) indican que deben analizar si con los contratos que existen es posible satisfacer la demanda. Si no fuese posible, la CNE debería convocar una licitación de corto plazo para cubrir la energía faltante por el periodo de prórroga.

El Campesino ingresó a evaluación ambiental en junio de 2014 y en septiembre del 2015 sometió al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) su primera Adenda. La iniciativa involucra una inversión de US$804 millones e incluye una unidad de ciclo combinado con una potencia neta total de 640 MW y un terminal de GNL asociado con una inversión de US$165 millones. Esta última iniciativa ingresó a evaluación ambiental en octubre de 2014 y ahora deberá presentar su Informe Consolidado de Solicitud de Aclaraciones, Rectificaciones y/o Ampliaciones (Icsara) complementario al proyecto.

Para el abastecimiento de gas natural licuado (GNL), El Campesino ya firmó un contrato de 20 años con Cheniere Marketing International, LLP, filial de la compañía norteamericana Cheniere Energy. El acuerdo le permitirá adquirir 0,62 millones de toneladas por año.

EDF en Chile

Junto al proyecto El Campesino, EDF tiene en carpeta otros dos  proyectos solares. Uno de 146 megavatios, en el que está asociado con Marubeni, y otro que ingresará a estudio ambiental este año. 

En el mediano plazo la generadora ya analiza más inversiones en energía termoeléctrica y en energías renovables no convencionales (ERNC). Sin embargo, indica, todo dependerá del crecimiento de la demanda en Chile y del espacio que se tenga para crecer.

En este marco, aún están analizando participar en la próxima licitación para clientes regulados, que contempla un total de 13.750 GWh/año. 

Para reforzar su presencia en el país, la francesa nombró -aunque aún no es oficial- a su vicepresidente de desarrollo internacional para asumir la gerencia general del grupo en Chile y ya reclutó cinco ingenieros para formar parte de EDF Chile. 

Archivos relacionados