1971166_500.jpg

Empresas & Mercados

Cede el último banco pesimista: Goldman Sachs ahora ve el petróleo al alza

Reuters 16/05/2016

El banco de inversión estadounidense elevó su pronóstico para el precio crudo a corto plazo por una estabilización en el mercado.

Goldman Sachs, uno de los bancos más pesimistas en torno al mercado petrolero por casi un año, elevó este lunes su pronóstico para el precio del crudo a corto plazo en Estados Unidos al proyectar recortes más profundos en la producción global dentro de poco tiempo.

El banco prevé ahora que el petróleo en Estados Unidos promedie US$45 por barril en el segundo trimestre y US$50 por barril en la segunda mitad del 2016.

Los precios del crudo subieron en más de 1% este lunes después de que Goldman dijo que el mercado puso fin a casi dos años de sobreabastecimiento tras las interrupciones en los suministros globales.

El banco de inversión estadounidense, cuyas previsiones son seguidas por una serie de fondos de cobertura, ha reiterado que los precios del barril podrían caer en torno a los US$20 para volver a estabilizar al mercado.

Goldman elevó en 200.000 barriles por día su pronóstico para el crecimiento de la demanda global de crudo a 1,4 millones de barriles, anticipando una mayor demanda de Asia, especialmente de China. El banco proyecta un declive más gradual en los inventarios en la segunda mitad del año.

Los mercados petroleros se han beneficiado de recientes interrupciones de suministros en Nigeria y una baja en la producción de más de 1 millón de barriles por día en Canadá debido a incendios forestales en la región de Alberta.

La semana pasada, Goldman dijo que la clave para una recuperación sostenida en los precios del petróleo sería un declive estable en la producción de los países fuera de la OPEP. En una hipótesis de base ve un déficit sostenido en el tercer trimestre del año, momento hasta el cual los precios se negociarían en torno a los niveles actuales.

El banco redujo a US$52,50 su pronóstico para el precio del petróleo en Estados Unidos en el 2017 desde US$57,50 por barril, y prevé que los mercados vuelvan a registrar un superávit en el primer trimestre del 2017.