CCU

Empresas & Mercados

CCU gana litigio judicial a cervecera uruguaya por abuso de posición dominante

Reynaldo Arancibia 14/11/2017

La comisión de defensa de la Libre Competencia de ese país finalmente multó a Fábricas Nacionales de Cerveza con US$1,9 millones, la mayor sanción de la historia de ese país.

Tras seis meses desde que finalizó el proceso indagatorio, la Comisión de Promoción y Defensa de la Libre Competencia de Uruguay dio la razón a CCU respecto a la demanda que la firma chilena interpuso contra Fábricas Nacionales de Cerveza (FNC) por abuso de posición dominante.

Por esto, el regulador impuso una multa contra la empresa uruguaya de propiedad de Ab InBev por US$1,9 millones, la más alta de su historia. El litigio tiene su origen en una denuncia presentada por Milotour S.A., filial uruguaya de CCU, en el que se acusa a FNC de suscribir acuerdos de exclusividad con comercios con premios a cambio, y que obstaculizan la libre elección del consumidor y dificulta la entrada de nuevos competidores al mercado, lo cual fue confirmado a ese medio por fuentes cercanas al caso.

 El regulador ya habría hecho llegar la resolución a las dos partes, por lo que ambas empresas ahora podrán hacer los descargos respectivos, aunque según señalaron los conocedores de la causa, la multa se impartiría de todas formas.
Según el fallo del regulador, que fue emitido la semana pasada pero se conoció hoy,”FNC S.A. tiene una participación de mercado cercana al 95% dentro del mismo, y considerando las características del mercado, tiene por lo tanto posición dominante, y como consecuencia de ello no existe hasta el momento empresa alguna que pueda contrarrestarlo”.
La resolución agrega que “el principal efecto negativo que puede causar la firma de contratos de exclusividad es el bloqueo total o parcial a la entrada de un competidor y a la expansión de las empresas competidoras, afectando la estructura competitiva del mercado y por lo tanto a los consumidores”.
Al respecto, desde la compañía señalaron escuetamente que “nos parece fundamental que se garanticen las condiciones de competencia en todos los mercados de manera que todos los actores puedan competir en una cancha pareja”.
Agregan que así, “se resguarda la libre competencia y también el derecho de los consumidores, en distintas latitudes, a optar entre una oferta diversificada de marcas, precios e innovaciones constantes. Asimismo, se validan reglas del juego transparentes y comunes para los actores y se promueve el libre desarrollo de los negocios a distinta escala”.