2238851_500.jpg

Empresas & Mercados

Casillero del Diablo traspasa la barrera de las 5 millones de cajas vendidas en 145 países

María Ignacia Espinosa 11/01/2016

Dos millones de cajas se venden en Inglaterra, su principal mercado. Se ha transformado en el ícono de Concha y Toro con crecimientos anuales a dos dígitos.

“Más que una marca ya es como una viña en sí misma”. Así define Cristóbal Goycoolea, gerente corporativo de marcas globales de Concha y Toro, a Casillero del Diablo. Y es que la marca ícono de la mayor viña chilena ha presentado un crecimiento de un 91,31% en sus ventas desde 2010 culminando el año recién pasado con un volumen histórico de 5 millones de cajas repartidas en todos los continentes y con una expectativa de mantener el crecimiento en torno a los dos dígitos durante los próximos años.

Este nivel de ventas ubica sólo a la marca Casillero del Diablo, por encima de muchas otras viñas. Para tener una idea, Viña Undurraga vende cerca de 1,6 millones de cajas anuales, mientras Errázuriz lo hace por cerca de 1 millón 65 mil (2014). Más abajo, Casa Silva logra números que rondan las 650.000 cajas y Santa Ema que cerró el 2015 con al rededor de 250.000 cajas.

Fue en el año 2002 cuando la viña -ligada a la familia Guilisasti-, decidió enfocarse e invertir en el desarrollo de Casillero del Diablo para construir la que se convertiría en su marca más fuerte. Ese año se vendieron 500.000 cajas en cerca de 80 países. Hoy, con ventas en 145 países, Casillero del Diablo es la marca con mayor presencia internacional en el mundo y la más vendida a nivel nacional. 

“No hay ningún mercado en el que se venda Concha y Toro en el que no se venda Casillero del Diablo, es la punta de lanza de la viña para abrir cualquier mercado a nivel mundial”, indica Goycoolea. 

Su mercado principal es y ha sido siempre Inglaterra. En ese país -donde además patrocina al Manchester United- Casillero del Diablo vende 2 de las 5 millones de cajas totales. Tras el Reino Unido se encuentra Estados Unidos, Chile y Brasil seguido por algunos países de Europa y con una especial mirada en Asia. 

“Se ha transformado en un continente súper importante no solo para Casillero del Diablo sino que para Concha y Toro. Hoy Asia representa cerca del 12% de las ventas totales. Hemos tenido una muy buena performance en los últimos cinco años y las expectativas de crecimiento son muy fuertes, principalmente en China, Japón y Corea del Sur”, indica Goycoolea.

La leyenda del vino custodiado por el diablo, ha sido según el ejecutivo de Concha y Toro, un factor clave en el éxito de la marca que hoy representa el 20% de las ventas totales del holding -incluyendo las operaciones en Argentina y EE.UU-  y el 40% de las ventas a nivel nacional.

“Nosotros hemos apostado mucho por el tema de la construcción de marca y eso es lo que hace que sea diferente del resto. Hay miles de etiquetas en el mundo del vino pero pocas marcas y Casillero del Diablo ha sido la que ha podido construir una marca realmente sólida en muchos países”, asegura.

Volumen

Con un portafolio que incluye 11 variedades en su línea tradicional o Reserva, hace dos años Casillero del Diablo decidió ampliar su oferta. Hoy cuenta con la línea Devil’s Collection, enfocada en un público joven que ofrece dos ensamblajes de tinto y blanco, además de la línea Reserva Privada que corresponde a un Cabernet Sauvignon proveniente del Valle de Maipo. La última novedad de la marca surgió hace pocos meses con Leyenda, de Casillero del Diablo, proveniente del Valle de Pirque con el que salieron al mercado con 500 mil cajas y alcanza un precio cercano a los $25.000, segmento premium hacia el que apunta el crecimiento de la marca.

“Son las categorías de vino que tienen mayores crecimientos a nivel mundial. Lo que se está dando no es un aumento en el consumo de vino, que está bastante estancado, lo que sí va cambiando es el mix de consumo de la gente a productos de mayor calidad o valor. Es una tendencia que existe”, dijo.

Archivos relacionados