Oro, gold

Bloomberg: Estrés financiero impulsaría alza de oro

Bloomberg 17/03/2018

Las alzas en las tasas de interés en Estados Unidos, que usualmente son malas noticias para el oro, esta vez están alimentando señales de estrés financiero entre los consumidores endeudados y ayudando a impulsar la demanda por el metal como refugio.

Ese es el argumento de Sprott Inc., administradora de fondos enfocada en metales preciosos que supervisa activos por US$8.800 millones.

Aún no han muerto

Los futuros del oro han logrado aferrarse a las ganancias de este año, manteniéndose por encima de US$1.300 la onza, incluso cuando la Fed aumentó en diciembre los costos de endeudamiento por quinta vez desde 2015, y se espera que lo haga nuevamente la próxima semana. Las alzas se producen luego de años de tasas cercanas a cero que comenzaron en 2008. Las bajas tasas junto con la ola de compra de bonos de la Fed contribuyeron al avance del metal precioso a un récord en 2011. Las tasas más altas normalmente perjudican el atractivo del oro porque este no paga interés.

Pérdidas de valores

EE.UU. registró un déficit presupuestario de US$215.000 millones en febrero, el mayor en seis años, debido a que los ingresos disminuyeron, según muestran los datos del Departamento del Tesoro. Eso está haciendo crecer la carga de la deuda del gobierno, impulsando proyecciones de mayores rendimientos y aumentando el espectro de las pérdidas de valores para inversores internacionales que poseen US$6,3 billones en deuda estadounidense. La disminución de la demanda por los títulos del Tesoro por parte de compradores extranjeros está contribuyendo a la debilidad del dólar frente a sus principales pares, ayudando a dar soporte a los precios del oro, según Trey Reik, gerente de cartera sénior de la filial estadounidense de Sprott.

Compradores endeudados

El rendimiento de los títulos del Tesoro estadounidense a 10 años, que ha estado en descenso durante más de tres décadas, ha aumentado más de 40 puntos base este año, luego que la Fed elevara las tasas y la deuda de EE.UU. se disparara a más de US$20 billones. Eso tiene implicancias para los hogares estadounidenses que ya tienen dificultades para pagar sus tarjetas de crédito y préstamos automotores, lo que atenúa las perspectivas de gasto de los consumidores que ayudaron a impulsar el crecimiento de EE.UU. Esas preocupaciones han sido ampliamente ignoradas por los inversores, pero estimularán la demanda de activos de refugio como el oro, dijo Reik.

“Con toda la deuda que hay en el sistema, si tiene un respaldo en las tasas, va a observar una ola de incumplimientos bastante rápido”, dijo Reik en una entrevista en la sede de Bloomberg en Nueva York. “Se van a producir quiebras personales. Al oro realmente le va bien cuando el estrés financiero comienza a tomar fuerza en el sistema”.

En diciembre, funcionarios de la Fed señalaron que podrían elevar las tasas de interés tres veces este año en medio de un crecimiento económico del país y un mercado laboral más ajustado que podría impulsar el crecimiento salarial e contribuir a que la inflación llegue al objetivo del banco central de 2 por ciento.

Sin embargo, incluso con una expansión global sincronizada, es probable que la deuda de los consumidores afecte los beneficios de los aumentos salariales, lo que debilitará el argumento de los bajistas del oro de que una economía mundial en mejoría mitigará la demanda de refugio en el oro, dijo Reik.