Latam Airlines

Empresas & Mercados

BCI recomienda comprar acción de LATAM por buenas perspectivas para Brasil

Javiera Donoso 19/03/2018

El factor que le pesó por años a la acción de LATAM Airlines sería actualmente el mejor argumento para comprar la acción hoy en día: su operación en Brasil. Considerando mejores perspectivas para ese país, BCI Equity Research anticipa que el papel va a rentar un 11,1% con dividendos y recomienda comprar el título.

“Hemos revisado levemente al alza la recuperación en margen Ebitdar ante mejores perspectivas macroeconómicas en Brasil y la región como también ante mayores eficiencias en costos y expansión en capacidad de pasajeros (ASK) Brasil e Internacional”, escribió la firma en un informe publicado este lunes. A nivel consolidado, agregaron, el impulso va a venir de la mano de la macro, con mejoras en los países donde opera la aerolínea. Los segmentos más beneficiados serían Internacional y Brasil Doméstico.

Un mayor dinamismo a nivel de crecimiento económico y de consumo interno generarían un crecimiento de 84,7% en el factor de ocupación este y el próximo año, además de un aumento en la capacidad de pasajeros de 3,5% interanual para 2018 y de 3% interanual para 20187. En esa línea, BCI proyecta un crecimiento de ingresos de 5,1% y 5,2% para este y el próximo año respectivamente.

Para el negocio de carga, por su parte, BCI anticipa una recuperación gradual de 4,7% internanual a primera línea para este año, mientras que a nivel de margen operacional esperan un 8,5% para 2018 y un 10,3% para 2019, “evolución que refleja un camino gradual de recuperación y se condice con niveles más cercanos al promedio de la industria”.

Considerando estas y otras variables, el centro de estudios de BCI fijó el precio objetivo a 12 meses para el papel en $10.600 por acción, lo que significaría un retorno esperado con dividendos de 11,1% para ese periodo. Frente a esa cifra, la firma recomienda comprar el papel.

Si es que se cumplen las predicciones de la compañía, LATAM superaría las pérdidas que sufrió tras la corrección internacional de las bolsas de febrero y alcanzaría su mayor nivel desde 2013.