Empresas & Mercados

Bank of America: peso chileno está subvalorado en 7% según su modelo de largo plazo

Bárbara Sifón A. 15/01/2016

Sin embargo, asegura que por efecto de la caída del cobre la moneda podría verse aún más castigada. Por ello, espera que termine 2016 en $760.

Más allá de la exposición que tiene el peso al desempeño de los commodities, especialmente al cobre, en Bank of America Merrill Lynch (BofA) estiman que, según su modelo de largo plazo, la divisa local está subvalorada y que muestra la mejor posición entre las monedas andinas.

El banco de inversión estadounidense asegura que mientras la divisa chilena se encuentra barata, el peso colombiano (COP) “podría estarlo” y el peruano (PEN) está sobrevalorado. “Las economías andinas son altamente dependientes de las materias primas. Su tipo de cambio se ha depreciado bruscamente por el petróleo, el cobre y otros commodities que han caído desde mediados de 2014. La evidencia muestra que el peso chileno está subvalorado, mientras que el nuevo sol peruano está, sin lugar a dudas, sobrevalorado”. 

Considerando las balanzas comerciales como una fracción del PIB, los diferenciales de crecimiento respecto de la economía mundial y el diferencial de tasas con las de Estados Unidos, en BofA destacan que la subvaloración del peso chileno es de un 7%, mientras que para el caso de la moneda colombiana es de un 3%.

De todas formas, desde un punto de vista de estrategia de inversión señalan que “todas las monedas latinoamericanas continuarán depreciándose frente al dólar”, situación que se mantendrá hasta que no se reviertan las caídas de los commodities y sus precios se estabilicen. Por esto mismo, destacan que “nuestra preferencia en la región es por el peso mexicano (MXN), debido a su menor correlación con las materias primas. Recomendamos vender EUR/MXN y comprar MXN contra una canasta de CLP, COP y PEN”.

Eso sí, puntualizan que el peso chileno se encuentra en segundo lugar en la estrategia, precisamente por la subvaloración, pese a que el cobre explica sus principales movimientos. Esto porque “los riesgos para el peso colombiano están con un sesgo negativo (precio del petróleo, ralentización del crecimiento económico y déficit de cuenta corriente). Además, tenemos fuertes convicciones de que el nuevo sol peruano continuará depreciándose más allá del forward de la moneda considerando su sobrevaloración”.

Proyecciones para el dólar

Pese a lo que dice el modelo de largo plazo, BofA proyecta que el tipo de cambio en Chile se ubicará en $730 durante el primer trimestre, para luego escalar a $740 en el segundo trimestre, a $750 en el tercero, para finalizar el año en $760.

La estimación se da en un contexto en que ayer el dólar mantuvo su tendencia a la baja frente a las principales monedas de la región, donde el peso argentino fue el más apreciado con un 2,15%, seguido por el colombiano (0,73%) y el mexicano (0,5%). 

En este escenario, el peso chileno, pese a escalar un 0,12% fue una de las monedas menos destacados de la jornada. El movimiento, se tradujo en una caída del dólar de $1,2, cerrando en $725,3.

Un factor que ayer apoyó a la moneda local fue que al cierre de las operaciones de la divisa el cobre anotó un alza de 1,1%; sin embargo, según el cierre de Cochilco, el metal rojo terminó con un retroceso de 0,33%, con lo que se mantuvo bajo la barrera de los US$2 en US$1,9801.

De hecho, el cobre no fue el único commodity que operó al alza durante la jornada, ya que el petróleo mostró igual tendencia (ver nota secundaria). Otra materia prima que logró números positivos fue el hierro, que después de siete jornadas a la baja, logró escalar un 1,8% hasta US$40,22.

Archivos relacionados

Enlaces relacionados