Empresas & Mercados

Aportantes de Crucero Mundial piden citar a declarar a clan Musiet en juicio civil

Leonardo Cárdenas 14/01/2016

Proceso es reactivado por demandantes. Mientras defensa de los Musiet descarta responsabilidad en los perjuicios de los aportantes del Fondo Crucero Mundial.

La pugna en tribunales por el fracaso del proyecto Crucero Mundial a Brasil no se detiene. La defensa de los aportantes, liderada por el abogado Javier Jorquera del estudio Gandarillas, Montt, Del Río & Krausse, solicitaron al 2° Juzgado Civil de Santiago citar a declarar a Carlos Musiet Harenque y sus hijos Fernando, Carlos y Rolando Musiet Talguia.

Las demandas por indemnización de perjuicios estaban paralizadas. Sólo a fines de diciembre los aportantes decidieron reactivar el proceso solicitando nuevas diligencias a la jueza Catalina Lagos del 2° Juzgado Civil de Santiago. 

Entre los aportantes se encuentra Aníbal Mosa y otros inversionistas, quienes a fines de 2014 demandaron al clan Musiet por incumpliendo de sus deberes en el manejo del fondo, por lo que exigieron se les paguen perjuicios por US$7 millones. 

Sin embargo, la arremetida de los demandantes no quedó allí. Recientemente alegaron el entorpecimiento del proceso por parte de Eduardo de la Maza, Eduardo Andaur, Bárbara Flores y Julio Naray, quienes no fueron a declarar como testigos el pasado 7 y 9 de diciembre.

La historia de enemistad entre los aportantes y los Musiet es compleja. Esta surge luego que la Selección Chilena lograra clasificar al Mundial de Brasil 2014, escenario que la familia Musiet vio como una oportunidad, formando un fondo con aportantes administrado por Vantrust, que reunió US$7 millones, que tendría por objetivo organizar este crucero que viajaría al mundial de futbol. El proyecto fue un fracaso y la necesidad de poder conseguir capital llevó al clan a los Musiet a vender la franquicia Ruby Tuesday por $2.500 millones.

Defensa de Musiet

A modo de respuesta el abogado del clan Musiet, Rodrigo Hananías sostuvo en la actual demanda en curso fue tomada y copiada, invocando exactamente el mismo título ejecutivo en las otras demandas que interpusieran en contra de sus defendidos.

De hecho recordó que el proceso en el 2° Juzgado Civil de Santiago no se admitió a tramitación la demanda en primera instancia puesto que presentaba errores en su redacción.

“Es decir, por no especificarse que Patricio Nazal Saca actuaba en representación de Inversiones VNT I S.A., la que a su vez actuaba en representación del Fondo de Inversión Privado Crucero Mundial”, consigna el escrito de Hananías.

Más aún. Para la defensa de los hermanos Musiet “las escrituras públicas acompañadas en la demanda ejecutiva forman parte de una evidente operación contractual bilateral simultánea e indisoluble, que supuso el concurso del acreedor, deudor principal (Crucero Mundial S.A.), y mis representados como fiadores. No fueron dos, sino tres, las escrituras públicas firmadas al mismo tiempo”.

Archivos relacionados