2231749_500.jpg

Empresas & Mercados

Ante desaceleración económica chilenos prefieren gastar en viajes y ahorrar en bienes durables

Katherina Maraza 13/01/2016

Estudio de Gfk Adimark demuestra que chilenos prefieren viajar antes que muchas otras decisiones de consumo. Esto se debe a diversos cambios sociales, como la postergación del matrimonio y la maternidad.

Pese a que durante el 2015 la economía no logró revertir la tendencia a la baja y el panorama para 2016 -hasta ahora- no parece más optimista, el consumo de algunos bienes sorprende por su crecimiento, sobrepasando las expectativas que podría suponer un panorama como el actual.

Este es el caso de los viajes, ya que según un estudio realizado por Gfk sobre el consumo de bienes durables, en 2015 la tendencia se focalizó en las inversiones en experiencias más que en bienes materiales.

“Hoy la invitación es a ampliar la mirada y pensar la durabilidad no desde el producto, sino desde la experiencia que el consumidor disfruta, que puede incluso ser mayor que la durabilidad física del producto”, detalla la presentación.

Algunas cifras destacadas en el estudio y que grafican esta situación es que el 41% de los 1.415 chilenos encuestados por la consultora, preferiría retrasar el cambiarse a la casa de sus sueños para viajar y el 64% preferiría postergar la compra o renovación del auto para viajar. Además el 71% viajaría aunque esto implicara retrasar la renovación de los electrodomésticos más queridos para su casa; y el 81% primero viajaría y luego renovaría sus dispositivos tecnológicos.

El ejecutivo a cargo de esta investigación, José Miguel Ventura, explica que “la importancia que significa un viaje hoy para el desarrollo de las personas es puesto casi a la par con los colegios y cuando se comparan los valores de las inversiones requeridas para bienes durables clásicos y este nuevo bien durable: el viaje, son cada vez más parecidos. Pero la razón de experiencia/valor es la que deja al viaje muy por sobre los bienes tradicionales”.

Ventura agrega que esta tendencia se ha comenzado a notar desde los últimos 5 años, con cambios evidentes en la estructura de la sociedad como una clase media mejor posicionada frente al tipo de gastos que significan los viajes, más ordenada financieramente y que valora más estos bienes, ya que antes les eran vedados. Hoy los tienen al alcance y los quieren disfrutar. 

“Vemos que la conformación de las familias ha cambiado, se retrasa el matrimonio, la tenencia de hijos, ayudando a que los viajes tengan más valor y prioridad dentro del plan de vida de los chilenos”, dice el ejecutivo.

Agrega que “lo más probable es que esta situación siga creciendo. El chileno hoy se planifica más que antes. Y la relevancia de los viajes es cada vez mayor dentro del presupuesto familiar. El viaje es hoy la primera razón de ahorro dentro de los hogares de los chilenos”.

Factores que inciden en el resultado

El analista de EuroAmerica, Eduardo Montes, explica que hay varios factores que influyen en esta situación. “Una posible explicación es el efecto cambiario, que ha encarecido los productos importados como vehículos y electrodomésticos, posponiendo estas decisiones importantes de gasto e inversión en pos de productos más convenientes bajo las condiciones actuales”, dice.

También destaca que en el caso de los viajes puede influir la caída en las tarifas aéreas que ha presentado el mercado nacional e internacional. 

La subgerenta de negocios de Viajes Falabella, Brenda Herrera, explica que “los viajes forman parte hoy del presupuesto fijo que muchas familias administran durante el año. Un viaje es sinónimo de relajo, de descanso y de vivir nuevas experiencias en familia, en pareja, sólo o con amigos. Los recuerdos que se generan en un viaje que se planifica correctamente generan, muchas veces, mayores grados de satisfacción que otros bienes durables”.

Agrega que estas vacaciones de verano han visto un crecimiento en la venta de viajes, por lo que sus proyecciones apuntan a que la tendencia al alza sí podría mantenerse durante 2016, creciendo -como Viajes Falabella- aproximadamente un 12%  en relación al 2015.

Por su parte, la gerente comercial de vuelos de Despegar.com, Ana María White, destaca algunos destinos que se han visto favorecidos por el tipo de cambio. “La cantidad de pasajes aéreos y paquetes vendidos con destino a Brasil para el verano 2016 se ha triplicado con respecto al año anterior. A la fecha, más de 15.000 viajeros han optado por este destino, cifra que representa un crecimiento sobre 180% versus el año pasado”.

También aparece Estados Unidos, que para esta compañía se posiciona como segundo destino en importancia. “Su crecimiento se explica por la eliminación de la visa y por una mayor competencia entre las líneas aéreas, que permitió una reducción en el precio de los tickets y el crecimiento de la demanda hacia las principales ciudades turísticas del país del norte”, detalla la ejecutiva.

El director de ventas de LAN en Chile, Pablo Yunis, señala que este verano ven un aumento en la demanda de viajes dentro de Chile de alrededor de un 8% respecto a 2015 a nivel de industria. “Al día de hoy vemos un crecimiento de un 30% en los pasajeros que pagaron $40.000 o menos -pasaje ida y vuelta- para viajar dentro de Chile”, destaca.

En el caso de SKY apuntan a un tema generacional como principal motivo de la valoración de los viajes. “Las personas entre 25 y 40 años son las que más viajan hoy. Responde al estilo de vida de los chilenos, pues con poco tiempo para actividades extra programáticas, buscan en los viajes una manera de ‘adquirir’ esas experiencias. Vemos una tendencia a mutar el tipo de viajero que transportamos: si antes más de 60% era de negocios, este 2016 comenzaremos a ver que esa cifra se revertirá alcanzando un 60% de viajeros de placer y visitas familiares”.

Otras tendencias

El estudio también muestra nuevas tendencias, dentro de las que destaca la “premiunización del consumo” en el segmento medio de la sociedad.

Acá, a pesar de que en todos los otros segmentos hay bajas tanto en unidades como en valor, de las ventas, el C3 es el único que disminuye sus unidades compradas pero aumenta el valor gastado, o en las categorías donde no aumenta el valor, es el segmento que menos disminuye. 

Archivos relacionados

Enlaces relacionados