DOLAR

Empresas & Mercados

Alza de inflación en EEUU no logra revitalizar al dólar y su desempeño sorprende al mercado

Bloomberg 14/02/2018

Esta mañana se dio a conocer la inflación interanual de EEUU, la cual subió 2,1% en enero, superando el 1,9% esperado. De la mano del alza del IPC, se estimaba una jornada de avances para el dólar, sin embargo, la debilidad de la moneda sorprendió al mercado y reveló una interrupción “profunda”.

El billete verde se apreció cuando se conoció que los precios al consumidor en Estados Unidos subieron más de lo previsto en el mes pasado. Pero sus avances fueron de corta duración y el desempeño del yen lo confirmaba. La divisa cedió poco terreno frente al dólar, tras la publicación de los datos.

Esto ocurrió, a pesar de que otras monedas se debilitaron y aumentaron los rendimientos de los bonos del Tesoro, lo que permite dilucidar que  los problemas del dólar podrían ser más profundos.

Hay una interrupción “muy profunda” de las correlaciones de larga data detrás de los movimientos que experimentó la tasa dólar-yen, de acuerdo con Jens Nordvig, CEO y fundador de Exante Data.

“El mercado de divisas ha estado muy sorprendido por algunas de las rupturas en las correlaciones que hemos visto”, dijo Nordvig en una entrevista con Bloomberg Television el 13 de febrero, señalando que la tasa de cambio dólar-yen se ha disociado de las tasas de interés estadounidenses. “La gran historia es que el dólar está cayendo”.

El entusiasmo de los operadores por comprar la divisa norteamericana frente a otras monedas después de los datos también resultó fugaz. El índice del dólar Bloomberg revirtió las ganancias previas, para negociarse con una baja de 0,6% en Nueva York y posterior a eso, continuó con pocos cambios incluso después de que el rendimiento de la nota del Tesoro a 10 años subió a 2,90% , máximo de cuatro años.

Con todo, el billete norteamericano ha caído más de 3% desde el comienzo del año, y entre las principales mondesas, es la que reporta las mayores pérdidas frente al yen, con una contracción de más de 5%.

Los alcistas del dólar podrían estar preparados para más pérdidas, a medida que los inversionistas reevalúan el panorama de una economía estadounidense impactada  por  la creciente inflación y el mayor déficit presupuestario.

Los mercados de divisas están contando con un “punto de inflexión”, donde los fundamentos macroeconómicos apuntan a nuevas ganancias en el yen y el euro, según explica Mazen Issa, estratega de divisas en TD Securities.

“A más largo plazo, los fundamentos macro tienden a ganar más credibilidad aquí y los inversionistas ponen más énfasis en las monedas excedentes de cuenta corriente”, dijo Issa. “Ciertamente, el yen y el euro están en la parte superior de la lista en lo que respecta a esa métrica”.