2238855_500.jpg

Empresas & Mercados

Alejandro Ferreiro: "La lista de precio sugerido es un factor de riesgo, pero en sí misma no prueba la colusión"

José Tomás Santa María 11/01/2016

Para el abogado, ex ministro de Economía y ex superintendente de Valores y Seguros, el punto clave a discutir a partir del Caso Supermercados es el rol que cumplen las listas de precio sugerido entre proveedores y supermercados.

Para el abogado, ex ministro de Economía y ex superintendente de Valores y Seguros, Alejandro Ferreiro, el punto clave a discutir a partir del Caso Supermercados es el rol que cumplen las listas de precio sugerido entre proveedores y supermercados.

¿Cuál es su opinión sobre este nuevo caso?

A diferencia de casos anteriores que comienzan con una confesión, aquí lo que tenemos es una Fiscalía que hace un requerimiento y los supuestos responsables que niegan su participación. Eso obliga a ser prudente. Lo segundo, que me parece más interesante, es el debate respecto a que en estricto rigor cuando se hablaba de colusión en los pollos y cuando se habla de colusión en el papel higiénico, la única posibilidad de que esa colusión haya podido ocurrir, es que los proveedores hayan tenido la capacidad de anticipar, fijar o condicionar el precio que a su vez los supermercados vendían al público. Cuando uno le vende a un supermercado, pero no conoce el margen con que ese supermercado va a revender nuevamente los productos, no hay colusión posible y, por tanto, llamaba la atención que tanto en el caso de los pollos como en el caso del confort no se haya analizado y explicado el rol que en esta materia pudieran haber jugado los supermercados. Aquí entramos a una institución que es la que probablemente uno va a tener que evaluar con más cuidado para entender bien estas situaciones, que es la del precio sugerido, la lista de precios, hasta dónde un canal de venta al público tiene que aceptar, y hasta dónde tiene margen para no aceptar, el precio sugerido. 

En el Caso Supermercados, entonces, es esencial ver el rol que tuvieron las listas de precio.

El hecho de que yo respete una lista de precios no necesariamente significa que yo esté coludido, pero significa que favorecí la posibilidad de colusión. Por ejemplo, Adidas, que le vende zapatillas a varios canales de distribución, no va a aceptar a un comerciante que venda bajo determinados precios, porque no quiere chacrear la marca. O Apple, o en la industria automotriz, hay muchas empresas que están en condiciones de sugerir precios porque no quieren generar destrucción de precios en la comercialización. Se puede discutir si es correcto o incorrecto, pero es una práctica bastante frecuente. 

Internacionalmente las listas de precios son observadas con cuidado porque pueden ser vehículos de colusión.

Exactamente, si no hay lista de precios no hay colusión posible. Sólo puede coludirse el productor de pollo, o de papel higiénico, en la medida en que tenga la posibilidad de conocer el precio de venta a público, y que los canales de comercialización respeten ese precio sugerido. Las listas de precios son un factor de riesgo, pero no son siempre malos, pueden obedecer a estrategias comerciales lícitas. 

¿No es posible eliminar las listas de precios?

No es tan fácil porque tú como productor tienes una cierta expectativa de que tu producto se venda a determinado precio, o quieres mantener un precio que está asociado a una cierta calidad. En este caso, lo que yo vi en los correos no era tanto un acuerdo entre supermercados, sino más bien una comunicación entre un productor de pollo y un supermercado para que el precio de venta a público no fuera inferior a uno previamente definido. Si lo único que existe como prueba es que entre el proveedor y el supermercado hay una comunicación para verificar que no se venda por debajo de un precio sugerido, ahí lo que vemos es la materialización de la lista de precios, que es un factor de riesgo pero en sí mismo no alcanza a configurar colusión.

Pero los mails sí muestran un grado de coordinación a nivel industria para manejar los precios.

Lo que pasaba es que había una lista de precios sugerida y lo que buscaba el productor era que se cumpliera la sugerencia. Eso es algo riesgoso, pero no es en sí misma prueba de colusión. La pregunta es si queremos regularlo, prohibirlo. Lo que sé es que un fenómeno extendido. 

¿Habría que regularlo, cómo?

Creo que al menos debieran transparentarse. Habría que pensarlo más.

Archivos relacionados

Enlaces relacionados