Alto Maipo

Empresas & Mercados

AES Gener evalúa venta de activos para paliar costo adicional de Alto Maipo

Gabriela Villalobos 09/08/2017

La eléctrica aseguró que será disciplinada a la hora de evaluar la conveniencia de un aporte extra para hacer viable el proyecto, pero descartó elevar su deuda para levantar el capital. Para la eventual inyección, agregó, analizaría el uso de caja y la enajenación de bienes.

Alto Maipo es la mayor preocupación de los inversionistas a la hora de hablar sobre AES Gener. Así quedó claro en la conferencia que protagonizó ayer la eléctrica para hablar sobre los resultados del segundo trimestre. Pese a detallar que su Ebitda en el período abril-junio por US$813 millones había sido el más alto de su historia, las preguntas de los participantes apuntaban una y otra vez al mayor dolor de cabeza de la compañía: su proyecto hidroeléctrico.

Sobretodo, por la situación financiera, los mayores costos y el impacto que tendrá en los balances de AES Gener el retraso y los eventuales mayores costos de la iniciativa.

Ante las preguntas, el gerente general de AES Gener Javier Giorgio reiteró que el quiebre con la contratista Constructora Nuevo Maipo (CNM) los llevó a una situación de default técnico, pero aseguró que ya cuenta con varias ofertas para reemplazar al consorcio formado por Hochtief y CMC di Ravenna. “Estamos confiados en encontrar una resolución antes de fin de año”, dijo Giorgio.

En la matriz, la estaounidense AES Corp, coincidieron con el ejecutivo y confirmó que la actual contratista Strabag -dueña de 7% del proyecto- se encuentra en carrera. De hecho, comentó que una de las soluciones que se barajan es que la suiza aumente su participación en la iniciativa.

Además, el CEO de AES Corp Andrés Gluski, comentó que en las tratativas para un nuevo acuerdo se busca modificar los contratos de construcción y aumentar la flexibilidad financiera del proyecto.

Por ahora, Alto Maipo cuenta con US$100 millones en caja, dinero que sería suficiente para financiar la construcción del proyecto de aquí a fin de año. En este plazo esperan tener cerrado el contrato con el reemplazante de CNM. El monto en caja incluye los US$73 millones cobrados por las garantías entregadas por CNM -dineros que están siendo debatidos en un arbitraje y ante la justicia-, pero no contiene los US$83 millones que AES Gener ha comprometido inyectar a través de un mayor endeudamiento. Pero este sería el último aporte a través de un aumento en su apalancamiento. Según aseguró Giorgio, de requerir mayor capital para paliar costos adicionales, se recurrirá a la caja de AES Gener y a la venta de activos. Esto, para evitar un recorte en su calificación de deuda, considerando que Fitch cambió su perspectiva a negativa. Eso sí, antes de cualquier aporte adicional, la compañía haría un análisis estricto sobre la rentabilidad esperada del proyecto. En la matriz AES Corp reiteraron esta idea y aseguraron que cualquier aporte adicional provendría sólo de su filial chilena y no de sus arcas. “Estamos decepcionados con el actual estado del proyecto”, dijo Gluski al referirse a los problemas que ha enfrentado la iniciativa.

Una de las mayores incógnitas en torno al proyecto es el costo adicional que significará el cambio en la contratista. Actualmente el costo del proyecto es de US$2.500 millones, 22% más de lo proyectado inicialmente. Según Giorgio, la principal variable para establecer el monto es la productividad en las obras y para determinar esto último será necesario contar con un reemplazante de CNM.