2297256_500.jpg

Empresas & Mercados

A 40 días del desborde del Mapocho, aún no hay fecha de reapertura de Parque Titanium

Carla Cabello 27/05/2016

La lentitud en la reapertura de las oficinas ha generado preocupación entre los arrendatarios del condominio de las tres torres. La administración de estos espera darle operatividad a los edificios a la máxima brevedad posible.

Desde el pasado 17 de abril permanece inhabilitado el conjunto de las tres torres de oficinas que compone el Parque Titanium, en Las Condes, donde trabajan cerca de cuatro mil personas. 

Esto, luego que los edificios sufrieran la inundación de todos sus pisos subterráneos, generado por el desborde del río Mapocho que se originó en la zona donde la empresa española Sacyr realizaba trabajos para la concesionaria Costanera Norte. 

A cuarenta días del episodio -que provocó serios daños a subterráneos de centros comerciales y edificios en los sectores de Providencia y El Golf, y que generó millonarias pérdidas-, aún no hay fecha para la reapertura del Parque Titanium.

La lentitud en la reapertura de las oficinas ha generado preocupación entre los arrendatarios del Parque Titanium, que hasta ayer continuaban trasladando computadores y material de trabajo hasta sus nuevas ubicaciones. Los mismos ocupantes de los edifcios estiman que la reapertura de las torres demorará en total cerca de seis meses.

Hasta el momento, el Comité de Administración de Parque Titanium ha declinado referirse al costo de los daños ni ha establecido plazos para la reapertura del condominio. Según ha trascendido, la emergencia habría afectado los mecanismos electromecánicos de los ascensores, los generadores eléctricos, los sistema de agua potable  y aguas servidas, el aire acondicionado, los mecanismos de detección y extinción de incendios, además del auditorio y equipos de sonido.

Consultados por PULSO sobre el actual estado de las tres torres, el Comité de Administración de Parque Titanium señaló que los trabajos de limpieza y retiro de agua, lodo y escombros se encuentran prácticamente concluidos.

En relación a los trabajos de reparación y operación de sistemas y equipos de las tres torres, Gonzalo Vergara, quien está a cargo de la administración del Condominio Parque Titanium, señaló que a la fecha “se ha avanzado progresivamente y se cuenta con sistemas provisorios para darle operatividad a las torres a la máxima brevedad posible”.

“En paralelo a los trabajos provisorios del condominio, se está trabajando en las soluciones definitivas del mismo”, indicó.

Adicionalmente comentó que de acuerdo al informe emitido por el calculista del desarrollo inmobiliario, se pudo constatar que no existe daño estructural de ningún tipo que afecte a Parque Titanium.

Hace dos semanas se realizaron las primeras pruebas de luz desde la inundación.

Cambios. La emergencia generó drásticos cambios para los ocupantes de los edificios. El desastre ha generado importantes costos para los arrendatarios de las tres torres del Parque Titanium que tuvieron que reubicar a a sus trabajadores mientras se realizan los trabajos de rehabilitación del edificio, y así asegurar la continuidad operacional de las compañías.

BBVA tuvo que trasladar aproximadamente a 1.500 trabajadores de la torre A a otras dependencias del banco, al tiempo que arrendaron oficinas equipadas en el centro de Santiago. Por su parte Entel trasladó a unos 1.000 trabajadores de la Torre C, que actualmente están trabajando en otras oficinas de la compañía, o en algunos casos desde sus hogares, con sistemas remotos según las labores que desarrolle cada uno, señaló en aquel entonces la empresa.