2016: El año en que el sector energético vio la luz y se posicionó como el área más atractiva para la inversión

Constanza Valenzuela 21/12/2016

Los cambios normativos no asustaron a los inversionistas del sector eléctrico, que vieron en dicho nicho un segmento atractivo para entrar. Y es que el último catastro es claro: al 30 de noviembre, hay en construcción 54 centrales de generación y 33 obras de transmisión.

Terremoto en generación: ERNC se consolidan como la opción más económica 

Sin lugar a dudas, el hito que marcó el mercado de la generación, y lo sacudió por completo, fueron los resultados de la última licitación eléctrica, donde dejó atrás precios sobre los US$100/MWh, para promediar US$47.

“El hito más relevante sin duda fue la licitación de suministro de clientes regulados, cuyo resultado se vio reflejado en el alto número de ofertas presentadas y la dinámica competitiva que ello significó”, indicaron desde Colbún.

Mientras que en la cuarta generadora de Chile, Engie Energía Chile, aseguraron que “2016 fue un año interesante, que marcó el rumbo de la transición energética para Chile”.

Y es que el apetito por este sector ya es latente. Al 30 de noviembre, hay en construcción 54 centrales de generación, equivalentes a 2.825 MW  y lo que significa una inversión de US$ 8.700 millones.

¿Cómo se explica esto? El ingreso de la Energía Renovable no Convencional, que en la última licitación se posicionó como la energía más conveniente.

Sin embargo, desde la industria ya advierten nuevos desafíos para una adecuada inclusión de éstas al sistema eléctrico. “Un tema importante a desarrollar será la flexibilidad que requiere el sistema para lograr la integración de Energía Renovable Variable (ERV), como se denomina internacionalmente, y que precisamente caracterizan por ser intermitentes y/o variable como las centrales solares fotovoltaicas y eólicas, las de mayor desarrollo en el último tiempo y que seguirán siéndolo hacia el futuro”, anticipó Claudio Seebach, vicepresidente ejecutivo de Generadoras de Chile.

Distribución: Dudas sobre su marco regulatorio, aunque fuerte nivel de inversión

Sus primeros pasos dio este año el gobierno para modificar el marco legal en el que se mueven las empresas de distribución eléctrica. 

Según los lineamientos de los encargados de llevar adelante la iniciativa, se apunta a tres puntos clave: cambios al sistema de tarificación, incorporación de mecanismos de eficiencia energética y la inclusión de mecanismos para promover las smart grids o redes inteligentes.

El ante proyecto de ley -que se espera termine a fines de 2017- es dirigido por la Universidad Católica, y conducido por los expertos Hugh Rudnick y David Watts.   

Más allá de esta espera, esto no parece detener las inversiones en el sector. CGE Distribución anunció que desembolsará cerca de US$600 millones en la modernización de redes para los próximos 5 años, mientras que su competidora, Chilectra, busca instalar 1,8 millones de medidores inteligentes en los próximos dos años.

“Estamos muy contentos con este año, porque hemos seguido impulsando nuestro plan de inversiones, plan que está destinado a abastecer el crecimiento sectorial en las distintas regiones, pero también a fortalecer la calidad en servicio. Estamos con un plan de mayor estabilidad, más automatismo, nuevas tecnologías que estamos implementando, entonces el próximo año seguimos con eso. También estamos trabajando en proyectos de alto impacto social, como la normalización de campamentos”, destacó el gerente general de CGE Distribución, Eduardo Apablaza.

Transmisión: Nueva regulación y a la espera de reglamentos

Costó, pero finalmente el gobierno sacó este año -y antes de las licitaciones eléctricas- un nuevo marco regulatorio para el sector de la transmisión. 

Dentro de sus principales cambios hay modificaciones en la definición de trazado, en la forma de remuneración, además de la creación de un Coordinador Independiente del Sistema Eléctrico Nacional, último punto clave para la interconexión eléctrica del SIC con el SING.

“Uno de los grandes temas pendientes a nivel industria es el desarrollo de los reglamentos faltantes que se desprenden de la nueva ley de Transmisión. Esperamos que estos reglamentos se sigan elaborando con el sello participativo que marcó, tanto la elaboración del proyecto de ley como algunos de los reglamentos que ya han sido discutidos a la fecha”, advirtió Eric Ahumada, vicepresidente Comercial y Desarrollo de Negocios de Transelec.

Sin embargo, lo anterior no ha detenido a la empresa. A la fecha existen 33 proyectos de transmisión en construcción, equivalentes a 2.225 kilómetros, que representan una inversión total aproximada de US$ 2.300 millones.

“Estoy seguro que la cantidad de kilómetros de línea que están hoy en día en ejecución se comparan, al menos, con los momentos cuando más se ha invertido en transmisión”, dijo el director Ejecutivo de la Asociación de Empresas Eléctricas, Rodrigo Castillo.

Esto fue ratificado por Transelec, que indicó que “destacamos el compromiso de invertir casi US$500 millones, lo que implica un crecimiento récord de 2,5 veces el promedio de los últimos años. Este crecimiento es especialmente destacable dado los elevados niveles de competencia que se han evidenciado en el sector transmisión”.

Gas: Desencuentros con la autoridad y planes de negocio en duda

No todo fue color rosa en el sector eléctrico. Durante este año se divisaron diversos roces entre la autoridad y las empresas de distribución de gas por red.

¿La razón? Las modificaciones legales que busca introducir el gobierno a dicho negocio, hoy en última instancia legislativa. Actores incluso advirtieron que paralizarían sus inversiones o irían a instancias internacionales si el documento se aprobaba como salió de la Cámara de Diputados, que incluía la eliminación del piso de rentablidad y la presencia del Tribunal de Defensa la Libre Competencia (TDLC) de los procesos de tarificación.

Este fue el caso de Intergas, mientras otros -como Metrogas- fueron más cautos e indicaron que esperarían ver el resultado del proyecto para tomar sus decisiones de inversión. Metrogas informó en diciembre pasado su plan de inversiones de largo plazo, el que incluía un monto por US$1.100 millones para conectar a 800 mil nuevos hogares a su red, sin embargo, este está sujeto a los cambios regulatorios.

Otros como Abastible y Lipigas, miran con buenos ojos el sector, y ya han pedido concesiones en distintas partes del país para ingresar a este negocio.

Combustibles: Cambios de control y compra de activos internacionales 

Diferentes movidas se han visto en el negocio de los combustibles, no sólo a nivel interno, sino también a nivel internacional. 

Y es que este año, Copec – perteneciente al grupo Angelini- apostó fuerte por la internacionalización y arribó a Estados Unidos con la compra de la totalidad de las estaciones de servicio y tiendas de conveniencia, Mapco, (los cuales suman 348 puntos de venta, 242 propios)  a la norteamericana Delek US Holdings. Esto, previo desembolso de unos US$535 millones.

A esto se sumó, el acuerdo con ExxonMobil para la elaboración y distribución de lubricantes de la marca Mobil en Colombia, Ecuador y Perú, además de las estaciones de servicio en Colombia y Ecuador. Dicha inversión sumó unos US$747 millones. 

En el mercado interno también hubo movimiento, ya que Petrobras finalmente vendió su negocio de distribución de combustibles en Chile al fondo de inversión Southern Cross.

En Chile, la brasileña Petrobras contaba con unas 270 estaciones de servicio de Arica a Punta Arenas; cerca de 130 tiendas de conveniencia Spacio 1; seis centros de lubricación y centros de lavado, entre otros activos. Además, atiende a clientes industriales, de aviación, y flotas marítimas.